¿Qué son los calambres musculares? ¿Cómo evitarlos?

Hector Siller · 22 septiembre, 2019
Los calambres musculares son contracciones involuntarias muy fuertes que pueden afectar a cualquier persona. Si bien hay una serie de consejos que los profesionales nos recomiendan, lo cierto es que todavía no se conoce la causa exacta que los desencadena.

Todos conocemos los calambres musculares. Pueden aparecer haciendo ejercicio o, incluso, haciendo una actividad de poco esfuerzo como puede ser caminar.

Un músculo determinado comienza una contracción que no puedes evitar en el momento, y da paso al calambre. Se trata de una  sensación no muy grata para el cuerpo, como si se electrificara la pierna, por ejemplo.

Y es que, es resumen, un calambre es eso, una contracción muscular involuntaria que puede deberse a diferentes motivos.

A continuación, te mostraremos tres de las causas más comunes, así como una serie de medidas, remedios y técnicas para reducir su incidencia.

¿Por qué se producen los calambres musculares?

calambres piernas y pies

Como ya se mencionó, los calambres son contracciones involuntarias de los músculos que están bajo nuestro control. Lo más común es que su aparición se dé en las piernas y los pies, o más concretamente en el gemelo.

Entre las teorías que existen acerca de la aparición de los calambres destacan las siguientes:

1. Deshidratación o niveles bajos de sales minerales

Esta es la más popular. Se dice que los calambres musculares se originan debido a la deshidratación o a los desequilibrios electrolíticos.

Si esta fuera la teoría correcta, sería necesario subrayar el papel fundamental de las sales minerales dentro del organismo humano.

Para un correcto funcionamiento del cuerpo, y por ende para evitar los calambres, las sales minerales, como el magnesio y el potasio, son imprescindibles.

2. Ineficiencia biomecánica

La eficiencia es la proporción entre la categoría del resultado obtenido y el porcentaje de energía utilizada. Es decir que, los calambres aparecen cuando el cuerpo consume más energía de la que usualmente utiliza.

Por ejemplo, cuando se realiza alguna actividad deportiva de alto rendimiento a la cual no se está acostumbrado. Si esta fuera la causa, el modo de prevención estaría relacionado con el fortalecimiento de nuestro sistema biomecánico.

3. Uso de proteínas como fuente de energía

calambres

La última de las teorías sugiere que los calambres aparecen cuando el organismo humano utiliza proteínas como fuente de energía. Recordemos que la energía se obtiene de los carbohidratos, mayormente.

Cuando los carbohidratos se agotan, por ejemplo, cuando se realiza alguna actividad física durante un tiempo prolongado, el cuerpo pasa a consumir proteínas, para así seguir suministrándose de energía.

Si esta fuera la teoría correcta, un mayor consumo de carbohidratos previo a la actividad, evitaría la aparición de calambres.

4. Bajo suministro de sangre

Además de un uso excesivo del músculo, la deshidratación o la falta de energía, también se cree que un suministro de sangre inadecuado puede producir los calambres musculares. Sin embargo, en muchos casos todavía no se sabe cual es la causa.

El agostamiento de las arterias que llevan sangre a las piernas, puede producir un dolor similar al de los calambres en las piernas y en los pies al hacer ejercicio.

Estos calambres suelen desaparecer poco después de terminar los ejercicios.

Ver también: 4 mejores ejercicios para que tus músculos se reafirmen rápidamente

Cómo tratar los calambres musculares

En el momento en el que se produzca un calambre muscular, las medidas que vamos a explicar a continuación te pueden ayudar:

  • Estiramientos y masajes: estirar el músculo que está afectado y masajearlo de una forma suave es un buen método para relajarlo.
  • Aplica calor o frío: puedes utilizar una toalla tibia o una almohadilla de calor sobre los músculos acalambrados. También puedes optar por darte un baño con agua caliente o tibia. Dirige el chorro de la ducha de agua caliente hacia la zona afectada para que te pueda ayudar a calmar el dolor. A su vez, masajea el músculo acalambrado con hielo, ayudará también, a aliviar el dolor
  • Tomar suplementos de vitamina B: algunos médicos sugieren tomar suplementos de esta vitamina para ayudar a controlar los calambres en las piernas. No obstante, esta medida todavía está en estudio, por lo que no se puede confirmar 100% su eficacia.

Descubre: ¿El deporte mejora nuestra vida psicológica?

Conclusión

Los calambres musculares son contracciones involuntarias muy fuertes que pueden afectar a cualquier persona. Si bien hay una serie de consejos que los profesionales nos recomiendan, lo cierto es que todavía no se conoce la causa exacta que los desencadena.

Recuerda estirar poco a poco la parte afectada y la aplicación de calor y fría para garantizar una mejor recuperación.

  • Steichen, O., & Ameri, A. (2010). Calambres. EMC – Tratado de Medicina. https://doi.org/10.1016/S1636-5410(10)70487-6.
  • Schwellnus, M. P. (2010). Causas de los Calambres Musculares Asociados al Ejercicio (EAMC): ¿Control Neuromuscular Alterado, Deshidratación o Agotamiento de Electrolitos? PubliCE Premium.
  • del Burgo Fernández J.L. (2008). Calambres musculares en los miembros inferiores (Observación preliminar: efecto beneficioso de la Trimetazidina). REV CLÍN MED FAM.