¿Qué son los fitoquímicos?

14 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
En una dieta variada y saludable, podemos encontrar una cantidad de fitoquímicos suficiente para aportar sus beneficios a nuestra salud. Así mismo, la combinación en el mismo alimento de diferentes fitoquímicos potencia y mejora los efectos de los mismos.

Los fitoquímicos son sustancias que están presentes de manera natural en los alimentos de origen vegetal. Actualmente, se está investigando mucho sobre ellos por los beneficios que aportan a la salud, principalmente su poder antioxidante y su posible papel en la prevención del cáncer.

Por otra parte, los fitoquímicos no son propiamente nutrientes, por tanto, no tienen función energética ni nutricional. Es por ello que los alimentos que contienen fitoquímicos se denominan alimentos funcionales, ya que aportan ventajas para la salud.

En una dieta variada y saludable, podemos encontrar una cantidad de fitoquímicos suficiente para aportar sus beneficios a nuestra salud. Así mismo, la combinación en el mismo alimento de diferentes fitoquímicos potencia y mejora los efectos de los mismos.

Funciones de los fitoquímicos y beneficios de su consumo

Frambuesas

Los fitoquímicos son los encargados de asignar color, olor y sabor a los platos. Por ejemplo, los carotenoides son elementos pro-vitamina A, así que poseen funciones similares a esta vitamina.

Entre las funciones que se atribuyen a los fitoquímicos, se incluye la de colaborar en mantener una correcta visión, así como la integridad del sistema óseo y epitelial. Además, durante la lactancia materna estimulan la producción láctea.

Varios de los fitoquímicos tienen una función eminentemente antioxidnate. Por este motivo, contribuyen a reducir las inflamaciones. Además, actúan como protectores en enfermedades cardiovasculares.

Otro de los efectos más conocidos de los fitoquímicos es su posible relación con la prevención de determinados procesos tumorales o cancerosos. Esta función se lleva a cabo mediante la conversión de sustancias potencialmente tóxicas o nocivas en otras no peligrosas.

Algunos compuestos también colaboran en el mantenimiento del sistema inmunitario. Por tanto, podemos decir que son muchas las propiedades beneficiosas que se atribuyen a los fitoquímicos.

Descubre: Tratamientos con uva para rejuvenecer tu piel

Características de los fitoquímicos

Fuentes de flavonoides

Los fitoquímicos son elementos que solo existen en el reino vegetal y se encuentran en cantidades muy pequeñas. No obstante, hay una gran cantidad de ellos que todavía no se han investigado.

Sin embargo, los fitoquímicos no son nutrientes; no se presentan enfermedades por su carencia, pero sí potencian la acción de otros nutrientes.

Además, no son esenciales para nuestro organismo como lo son las proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas o minerales. Por ser antioxidantes, ejercen acción preventiva y curativa en el organismo.

Tipos de fitoquímicos

La clasificación más habitual de los fitoquímicos se hace en función de su estructura molecular, así como de sus fuentes alimenticias:

1. Fenoles

A su vez, en el grupo de los fenoles podemos hacer la siguiente clasificación:

  • Flavonoides: se encuentran en frutos cítricos como la cereza, manzana, uva, acerola, té, cebolla y pimiento. En el grupo de flavonoides se incluyen, entre otros: antocianinas, catequinas, isoflavonas, taninos, rutina, quercetina.
  • Ácidos fenólicos: ácido fítico, ácido gálico, ácido clorogénico y vainilla entre otros. Algunas de sus fuentes más abundantes son las legumbres, los cereales integrales, el té y la alcachofa.
  • Polifenoles no flavonoides: como el resveratrol o los lignanos presentes en el vino tinto, las semillas de lino, los cereales integrales, legumbres, frutas y hortalizas.

También te puede interesar: 30 alimentos ricos en flavonoides para combatir la ansiedad

2. Terpenos

Los terpenos se dividen en dos grupos:

  • Carotenoides: como los licopenos, alfa-caroteno, luteína, beta-caroteno o capsaicina, que se encuentran en zanahoria, calabaza, naranja, mango, espinaca, tomate, sandía, pomelo, pimiento rojo o papaya.
  • No carotenoides: entre los que están los fitoesteroles, saponinas o limonoides. Los aceites vegetales como la soja y alimentos enriquecidos como la yuca y la quinoa son algunos ejemplos de alimentos con elevado contenido en fitoquímicos no carotenoides.

3. Tioles

Este grupo también es conocido como el grupo de componentes azufrados, por contener este mineral:

  • Índoles: los alimentos como repollo, coles de Bruselas, coliflor, espinaca o brócoli son los más ricos en índoles.
  • Glucosinolatos: las fuentes alimenticias de este grupo son las crucíferas, como las coles de Bruselas, lombarda, brócoli, coliflor o rábanos.
  • Compuestos organosulfurados: presentes en el ajo.

4. Tocoferoles

Este grupo de fitoquímicos actúa como vitamina E. Sus principales fuentes son aceites vegetales, frutos secos, vegetales de hoja verde y cereales integrales.

Conclusión

Parte de los fitoquímicos ya están siendo sintetizados por la industria farmacéutica. Sin embargo, estos complementos no reemplazan a la necesidad de seguir una dieta rica en cereales, frutas, verduras y legumbres. ¡No lo olvides!

  • Quiñones, M., Miguel, M., & Aleixandre, A. (2012). Los polifenoles, compuestos de origen natural con efectos saludables sobre el sistema cardiovascular. Nutriciónn Hospitalaria : Organo Oficial de La Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral. https://doi.org/10.3305/nh.2012.27.1.5418

  • Barberan, T. (2015). Los polifenoles de los alimentos y la salud. Alimentacion, Nutricion y Salud.

  • Jáuregui, M. E. C., De La Concepción Calvo Carrillo, M., & Romo, F. P. G. (2011). Carotenoides y su función antioxidante: Revisión. Archivos Latinoamericanos de Nutricion.