¿Qué son los marcadores tumorales?

27 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La utilidad de los marcadores tumorales viene determinada por la sensibilidad y especificidad de cada uno de ellos. No existe, por lo tanto, un marcador tumoral 100% sensible y específico. Un marcador tumoral con una alta sensibilidad sería aquél que se encuentran elevado en la mayoría de los pacientes que presenta un determinado cáncer.

Los marcadores tumorales son unas moléculas, generalmente glucoproteínas, que pueden estar elevadas en presencia de un cáncer. Pueden elevarse como reacción del organismo ante el tumor o como producto del propio tumor.

Estas moléculas pasan a la sangre en una concentración diferente según cada paciente. De esta forma se pueden detectar en diversos fluidos biológicos.

En este sentido, los marcadores tumorales son sustancias producidas por las células cancerígenas o por las células de nuestro cuerpo en reacción a ese tumor o en ciertas situaciones y patologías benignas. La mayorías de los marcadores tumorales son producidos tanto por células normales como por las tumorales, aunque los niveles son muchos más altos cuando hay un cáncer.

 

¿Los marcadores tumorales ayudan al diagnóstico precoz del cáncer?

marcadores tumorales

La utilidad de los marcadores tumorales viene determinada por la sensibilidad y especificidad de cada uno de ellos. No existe, por lo tanto,  un marcador tumoral que sea cien por ciento sensible y específico. Un marcador tumoral con una alta sensibilidad sería aquél que se encuentra elevado en la mayoría de los pacientes que presenta un determinado cáncer.

Por otro lado, la especificidad viene dada por aquellos pacientes con niveles normales del marcador tumoral que no presentan ningún tipo de neoplasia. De esta forma, los marcadores con altos valores de sensibilidad y especificidad permitirían detectar a los pacientes que padecen cáncer y diferenciarlos de individuos sanos.

Sin embargo, tal y como hemos comentado, estas sustancias no tienen una elevada sensibilidad ni especificidad que permitan una detección precoz de cáncer. No obstante, su estudio permite confirmar un diagnóstico ya establecido por otro tipo de técnicas más sensibles.

La mayoría de los marcadores tumorales tiene un valor pronóstico en el momento del diagnóstico. Es decir que su concentración se relaciona con el tamaño tumoral. Con la medición de estas sustancias es posible hacer seguimiento de los pacientes, tanto para detectar una recidiva temprana como para evaluar la eficacia del tratamiento pautado.

También te puede interesar leer: El palbociclib en el tratamiento del cáncer de mama

Clasificación de los marcadores tumorales

Los marcadores tumorales pueden clasificarse en dos grupos basándose en su origen y según su utilidad clínica.

Clasificación según su origen

Teniendo en cuenta su origen se pueden clasificar en:

  • Producidos por las células tumorales, también conocidos como ´derivados del tumor´: entre ellos están el antígeno carcinoembrionario (CEA), la alfa-fetoproteína (AFP) y la subunidad beta de la hormona gonadotropina coriónica humana (beta-HCG).
  • Inducidos por la presencia del tumor y producidos por el huésped, llamados ´asociados al tumor´: PCR, interleucinas, ferritina, entre otros.

El problema es que esta clasificación tienen escaso interés en la práctica clínica. Para el correcto uso de los marcadores tumorales y su aplicación clínica se requiere el conocimiento previo de los conceptos de sensibilidad y especificidad.

Lee también: Diagnóstico de los tumores y quistes mandibulares

Clasificación según la utilidad clínica

Síndrome de Sézary

Basándonos en su utilidad clínica, el marcador tumoral ideal sería aquel que solo pudiera detectarse en pacientes con cáncer y que además se pudiese detectar en los estadios más precoces de la enfermedad. Sin embargo, no existe por el momento este marcador tumoral ideal.

De acuerdo con estos criterios de sensibilidad  y especificidad, los marcadores tumorales podrían clasificarse en:

  • De muy elevada especificidad y sensibilidad: indican casi siempre la presencia de un tumor maligno. Los máximos representantes son la beta-HCG y la calcitonina.
  • Con especificidad y sensibilidad variable: a pesar de que  aparecen en pacientes sanos y con enfermedades benignas, en los estadios avanzados las concentraciones séricas de estos marcadores permiten asegurar que se trata de un tumor maligno.
  • Baja especificidad: la especificidad es baja incluso en las fases avanzadas de la enfermedad. Se incluyen aquí enzimas como la lactato deshidrogenasa (LDH) o antígenos asociados a citoqueratinas, como la citoqueratina 19.

Conclusión

Los marcadores tumorales son en muy pocas ocasiones de utilidad diagnóstica. Por lo que la biopsia sigue siendo el mejor método para el diagnóstico definitivo del cáncer.

No obstante, a pesar de que no indiquen la presencia de un determinado cáncer, lo que sí hacen es proporcionar algún dato sobre su existencia. Además, los resultados de estas moléculas en los diferentes fluidos deben interpretarse en el contexto de todas las informaciones disponibles.

Te animamos a que consultes con un profesional todas las dudas que te surjan sobre este tema así como cualquier consulta relacionada con la enfermedad del cáncer.

 

  • Diaz-Rubio Garcia, E. (1984). MARCADORES TUMORALES. Anales de Medicina Interna. https://doi.org/10.34192/cienciaysalud.v2i6.25
  • Hernández, F. C., Suárez, A. F., Blázquez, M. J. G., Pla, X. F., Valverde, C. G., De Las Casas, M. L. M., … Gimeno, A. M. B. (2007). Marcadores tumorales serológicos. Quimica Clinica.
  • Contreras, N., Lugo, G., & Martínez, J. (2006). Introducción a los marcadores tumorales séricos. Mediagraphic.