¿Qué son las ostomías?

Edith Sánchez · 18 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 7 noviembre, 2019
Las ostomías son cirugías que implican grandes cambios en la forma de vida, sobre todo cuando son permanentes. En ocasiones, constituyen la única manera de salvar la vida de una persona. Con educación, práctica y apoyo se puede llevar una vida relativamente normal.

Las ostomías son aberturas que se hacen en la piel mediante cirugía, para permitir que salgan al exterior algunos tipos de desechos. A veces, se hacen en los intestinos, y otras veces en la vejiga. Se llevan a cabo cuando el organismo no puede expulsar tales desechos de forma natural.

Las ostomías pueden ser temporales o permanentes. Las temporales se hacen cuando los desechos solamente van a ser eliminados por esa vía de forma transitoria. Una vez recuperada la zona que funciona mal, se procede al cierre de la abertura y se restablece la forma normal de eliminación.

Las osteomías permanentes, por su parte, tienen lugar cuando los intestinos o la vejiga presentan daños irreparables, por lo cual es imposible restaurar su funcionamiento normal. En esos casos debe procederse a una extirpación y la ostemía se mantendrá de por vida.

En todos los casos, los desechos que salen del cuerpo a través de las ostomías van a parar a una bolsa que está adherida a la piel. Esa bolsa debe estar continuamente conectada a la abertura y su contenido debe ser vaciado de forma constante.

Tipos de ostomías

Tipos de ostomías
Las ostomías están clasificadas en función de su ubicación y función. Además, la elección entre una y otra también depende de la enfermedad.

Existen, básicamente, tres tipos de ostomías: colostomía, ileostomía y urostomía. La primera tiene lugar en el colon, la segunda en el íleon, que es la parte más baja del intestino delgado, y la tercera en la vejiga. Veamos las principales características de cada una de ellas:

  • Colostomía. La colostomía es una cirugía en la que se hace pasar una parte del colon por la pared abdominal, para formar un estoma, o abertura. Tiene diversos tamaños y pueden ubicarse al lado derecho del abdomen, al izquierdo o en el centro.
  • Ileostomía. Es una cirugía para reubicar el extremo inferior del íleon, mediante una abertura en la pared abdominal. Se sitúa, generalmente, en el lado inferior derecho del abdomen. Generalmente, es necesaria por enfermedades como colitis ulcerativa, poliposis hereditaria, cáncer y  enfermedad de Crohn.
  • Urostomía. Es una abertura que se hace mediante cirugía, para desviar la orina desde la vejiga hacia el exterior. Lo más habitual es que se lleve a cabo cuando hay cáncer de vejiga, hay defectos de nacimiento o existe una lesión de la médula espinal.

Lee también: Colostomía, ¿qué es?

Vivir con una ostomía

Una ostomía cambia significativamente la vida. La primera gran modificación se da porque los desechos ya no son expulsados a voluntad. No hay control sobre el momento de la evacuación y esto, obviamente, genera algún grado de ansiedad. Así mismo, existe el temor de expedir un olor inadecuado o de llamar excesivamente la atención.

A estas presiones se suma el hecho de que se requiere de algún tiempo para aprender a vaciar y encajar la bolsa que se adhiere al estoma. Al comienzo es muy normal que se presenten accidentes, pues lo habitual es que tenga que vaciarse la bolsa entre cinco y ocho veces al día. La falta de destreza costará un poco en un principio.

Es normal sentir frustración e incertidumbre tras la cirugía. Experimentar enojo y tristeza es totalmente razonable. Una situación de este tipo transforma la autoimagen y obliga a hacer ajustes psicosociales. Es importante contar con ayuda psicológica, si es del caso, o tan solo hablar con personas de confianza sobre el tema.

Te puede interesar: El apoyo emocional en pacientes con cáncer terminal

Las ostomías en los niños

Las ostomías en los niños
Las ostomías en los niños suponen un mayor impacto emocional. Por ello, es fundamental brindarle apoyo y enseñarle cómo manejar las situaciones de fuga o dificultades.

Las ostomías generan cambios en la vida de cualquier persona. Sin embargo, en el caso de los niños esta situación suele tener mayor impacto, por su propia inmadurez emocional. En principio, no les resultará fácil reasumir su vida, sobre todo por el temor de ser diferente a los demás o porque asumen que van a ser rechazados.

Lo mejor es hablar de una forma franca y natural con el niño. Para él no será fácil llevar adherida una bolsa con sus desechos a todas partes. Los niños más pequeños suelen asumir con mayor tranquilidad este tipo de situaciones, mientras que para los adolescentes va a ser muy difícil.

Es posible que el niño necesite de un buen tiempo para adaptarse a su nueva situación. Temerá, en especial, que se presente alguna fuga o un problema con la ostomía. Es importante enseñarle lo que él debe hacer en esos casos, haciéndolo sentir confiado de sus propios recursos para solucionar dificultades.

  • Urgilés, R. E. M., & González, M. D. L. Á. E. (2017). Caso Clínico: Abordaje de Ostomias. Revista Médica HJCA, 9(2), 181-185.
  • Dabirian A, Yaghmaei F, Rassouli M, Tafreshi MZ. Quality of life in ostomy patients: a qualitative study. Patient Prefer Adherence. 2010;5:1–5. Published 2010 Dec 21. doi:10.2147/PPA.S14508
  • Silva NM, Santos MAD, Rosado SR, Galvão CM, Sonobe HM. Psychological aspects of patients with intestinal stoma: integrative review. Rev Lat Am Enfermagem. 2017;25:e2950. Published 2017 Dec 11. doi:10.1590/1518-8345.2231.2950
  • Ambe PC, Kurz NR, Nitschke C, Odeh SF, Möslein G, Zirngibl H. Intestinal Ostomy. Dtsch Arztebl Int. 2018;115(11):182–187. doi:10.3238/arztebl.2018.0182
  • Vonk-Klaassen SM, de Vocht HM, den Ouden ME, Eddes EH, Schuurmans MJ. Ostomy-related problems and their impact on quality of life of colorectal cancer ostomates: a systematic review. Qual Life Res. 2016;25(1):125–133. doi:10.1007/s11136-015-1050-3