Qué son y cómo tratar la diverticulosis y la diverticulitis

Para evitar los síntomas de la diverticulitis debemos modificar nuestra dieta y primar el consumo de fibra para favorecer el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento, que empeora la condición

La diverticulosis y la diverticulitis son dos padecimientos que afectan al intestino grueso, creando generalmente un tipo de pequeñas bolsas que se alojan en la pared del mismo. En realidad, ambas son muy comunes. Por lo tanto, conoce a continuación qué son y cómo tratar la diverticulosis y la diverticulitis.

¿Qué es la diverticulosis?

Como lo decíamos, la diverticulosis es un padecimiento que consiste en la aparición de un conjunto de pequeñas bolsas, conocidas como divertículos, las cuales se alojan en la pared del intestino grueso, específicamente en el colon. Estas aparecen debido al aumento de la presión que se da en esa zona, provocando que las paredes musculares se engrosen.

¿Qué causa la diverticulosis?

Aunque el aumento de la presión de las paredes del intestino grueso, la cual produce la aparición de los divertículos, puede estar asociada a distintos factores, la mayoría de las veces se debe a:

  • Una dieta inadecuada: los especialistas consideran que una dieta baja en fibra es una de las principales causas de la diverticulosis. En este sentido, consumir frecuentemente productos procesados puede engrosar las paredes del intestino, ocasionando también problemas de estreñimiento.
  • Antecedentes de colon irritable: aquellas personas que han tenido este problema son más propensas a desarrollar diverticulosis.

Síntomas de la diverticulosis

Aunque muchas personas no llegan a presentar síntomas, las señales más comunes que nos advierten de este padecimiento son: cólicos leves, estreñimiento, hinchazón abdominal y calambres. Asimismo, en los casos en los que el paciente no presente síntomas, la diverticulosis se suele identificar gracias a algún tipo de examen como una colonoscopía.

estreñimiento

Tratamiento de la diverticulosis

El tratamiento de este padecimiento dependerá principalmente de su gravedad. En los casos menos graves, el paciente se puede recuperar únicamente con un cambio en su dieta, incorporando más fibra a través de alimentos como frutas, cereales, vegetales, legumbres, etc. Si fuera el caso, también se pueden recetar medicamentos para atacar los dolores.

Por su parte, si el paciente presenta un cuadro mucho más complicado o severo se tendrían que utilizar antibióticos para contrarrestar la infección, además de una hidratación intravenosa y una dieta líquida. En casos especiales también se puede introducir una sonda nasográstica o una resección del colon, en la cual se extrae una parte del colon.

¿Qué es la diverticulitis?

La diverticulitis es en realidad una etapa de la diverticulosis. En este caso hablamos también de pequeñas bolsas que aparecen en la pared del intestino grueso, específicamente en el colo. Sin embargo, a diferencia de la diverticulosis, en la diverticulitis se presenta una inflamación o infección de dichas bolsas.

Síntomas de la diverticulitis

Los síntomas de la diverticulitis varían un poco respecto a los de la diverticulosis. Cuando se presenta la inflamación o infección de los divertículos, los síntomas más comunes son dolor abdominal, fiebre, nauseas, vómitos, cólicos y estreñimiento. Asimismo, en caso muy graves, la diverticulitis puede ocasionar desgarres hemorrágicos u obstrucciones.

Tratamiento de la diverticulitis

El tratamiento de este padecimiento es muy similar al de la diverticulosis. Es así que se incluyen antibióticos, analgésicos y una dieta líquida. sin embargo, los casos más graves pueden requerir de hospitalización y de cirugía.

Imagen cortesía de la Clínica Mayo.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar