Qué sucede con tu organismo después de consumir una bebida energética

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 17 enero, 2019
Aunque pueda parecer una alternativa perfecta para mantenernos vitales y alertas, las bebidas energéticas pueden afectarnos desde el punto de vista psicológico y hacernos, incluso, más irascibles.

¿Sueles tomar bebidas energéticas para afrontar mejor tu día a día? A menudo, el trabajo y la necesidad de conciliar tareas nos hacen elegir estas bebidas que aportan dosis extra de vitalidad. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué sucede en tu organismo después de consumir una de estas bebidas?

Primeros minutos

Qué le sucede a tu cuerpo cuando bebes RedBull

Durante los primeros minutos de haberla ingerido, la sangre recibe cafeína. En consecuencia, aumenta la presión arterial y se dispara el ritmo cardíaco.

Te invitamos a leer también: 5 síntomas de un paro cardíaco que solo se dan en mujeres.

A los 15 minutos

Pasado un cuarto de hora, aumentará tu nivel de concentración.

A los 30 minutos

Al cabo de la media hora, notarás que es el momento de su mayor efecto: Las pupilas se dilatan y alcanzan su mayor tamaño. Además, el hígado trabaja a marchas forzadas para liberar azúcar a nuestra sangre.

A los 60 minutos

A la hora de haber tomado la bebida, desaparece el efecto más intenso. El azúcar baja y el estado de ánimo vuelve a su condición anterior. A partir de este momento, estaríamos nuevamente ante el dilema de si ingerir otra bebida de este tipo o no.

A las 6 horas

Sangre

Pasadas seis horas de la ingesta, la cafeína sigue muy presente en la sangre. Se debe mencionar que cuesta mucho eliminarla. No obstante, en esos momentos la proporción de cafeína que hay en la sangre es un 50% inferior a la que había seis horas antes.

A las 12 horas

Transcurridas las 12 horas, lo más probable es que se haya eliminado toda la cafeína y vuelvas a encontrarte como antes. Si en ese lapso de tiempo haces deporte o sudas, el proceso se acelera y este periodo podría reducirse.

A las 24 horas

Si eres una persona que está habituada a tomar este tipo de bebidas, habrás notado que no te quedarán prácticamente energías.

A los 14 días

Si consumes cualquier tipo de bebida energética habitualmente, debes saber que se necesitan dos semanas para que el cuerpo se habitúe a ellas. Eso sí, a los 14 días, el organismo se habrá acostumbrado, y la cafeína, los azúcares y demás componentes ya no tendrán el mismo efecto.

Además, cuanta más cantidad tomes, más posibilidades tendrás de padecer:

  • Insomnio
  • Sobrepeso
  • Nerviosismo incontrolado
  • Presión sanguínea elevada
  • Corazón acelerado

Además, estarás más sensible de lo habitual a ciertos comentarios y, aunque no lo creas, esto se deberá al consumo de bebidas energéticas. En definitiva, si tomas este tipo de bebidas podrás sentirte con más energía durante una hora o poco más. Un par de horas después podrías terminar sintiéndote peor que antes de ingerirla. Esta bebida tiene, además, el incoveniente de contener bastante azúcar.

Llegados a este punto, conviene recordar que existen bebidas alternativas a las energéticas, si deseas estar despierto y mantenerte activo.

Alternativas a las bebidas energéticas

Té verde

Remedio de té verde

El té verde contiene menos cantidad de cafeína que el café. Sus beneficios para la salud hacen de esta bebida una excelente opción para obtener un extra de vitalidad. Estudios recientes han demostrado que esta bebida contribuye a mejorar nuestro desempeño. Así pues, es una buena alternativa al café y a las bebidas energéticas. Y, sobre todo, una opción mucho más sana.

Te recomendamos leer también: Qué pasa con tu cuerpo si tomas té verde cada día.

Zumos verdes y smoothies

Depúrate en solamente un mes con limón, apio y manzana verde

Los vegetales de hoja verde oscuro, como pueden ser la espinaca, el perejil y la col rizada son una excelente fuente de vitamina B. Actualmente, se emplean mucho en la elaboración de zumos verdes. Esto es justo lo que necesita nuestro cuerpo para que el metabolismo funcione correctamente.

Y es que, si el metabolismo marcha bien, nuestro cuerpo produce suficiente energía más ágilmente. Lo más recomendable es optar por una dieta llena de vitaminas y nutrientes que nos ayude a sentirnos con energía durante todo el día.

  • McLellan, T. M., and Lieberman, H. R. (2012). “Do energy drinks contain active components other than caffeine?”, Nutrition Reviews, 70 (12): 730-744.
  • Petit, A.; Karila, L., et Lejoyeux, M. (2010). “L’abus de boissons énergisantes présente-t-il un risque ?”, La Presse Médicale, 44 (3): 261-270.
  • Sanchis-Gomar, F.; Pareja-Galeano, H.; Cervellin, G.; Lippi, G.; Earnest, C. P. (2015). “Energy drink overconsumption in adolescents: implications for arrhythmias and other cardiovascular events”, The Canadian Journal of Cardiology, 31 (5): 572-575.