¿Qué le sucede a tu cuerpo cuando bebes RedBull o cualquier bebida energizante?

Además de que pueden llegar a crear adicción, el consumo de bebidas energéticas acelera el ritmo cardíaco. Una sola lata tiene una cantidad de cafeína equivalente a seis tazas de té

Las bebidas energizantes, como RedBull, se han hecho muy populares desde hace un par de décadas. Desde entonces, se han estado investigando los efectos secundarios que tienen en la salud.

El RedBull es quizá una de las más famosas y consumidas en todo el mundo. Ésta provoca un estímulo en el cerebro de aquellas personas que, por una u otra razón, tienen que someterse a un intenso esfuerzo físico o a diversas situaciones de estrés.

Así, por ejemplo, suele consumirse en largos días de trabajo, al hacer tareas de la universidad o antes de un examen.

Es cierto que esta bebida funciona y sirve para prolongar las energías cuando el cuerpo lo necesita. Sin embargo, varios experimentos científicos han demostrado que una sola lata ingerida causa alteraciones en varias funciones del cuerpo.

Quizás te interese: ¿Son malas las bebidas energéticas para el corazón?

De hecho, su consumo diario podría conllevar al desarrollo de varios problemas cardiovasculares. Lee este artículo si quieres descubrir por qué estas bebidas pueden llegar a tener efectos negativos en tu salud.

¿Qué son las bebidas energizantes y qué contienen?

Combinar bebidas energizantes como RedBull con cafeína o alcohol puede ser muy peligroso.

Las bebidas energizantes son refrescos comerciales que combinan sustancias como la cafeína, los aminoácidos (como la taurina), carbohidratos (como la glucuronolactona, un derivado de la glucosa), vitaminas y, en algunos casos, extractos de plantas medicinales, como el ginseng o el guaraná.

Una sola lata de estas bebidas contiene elevadas cantidades de cafeína, equivalentes a:

  • Cuatro tazas de café filtrado.
  • Dos tazas de café expreso.
  • Casi cuatro latas de cola.
  • Seis tazas de té.

Una persona sana puede ingerir de forma moderada entre 100 y 300 mg de cafeína al día y un máximo de 400 mg. Los especialistas coinciden en que esta alta dosis no supone un riesgo para la salud, siempre y cuando no se combinen con otras sustancias como el alcohol.

¿Cuáles son los principales perjuicios presentes en bebidas como RedBull?

En el caso de las bebidas energizantes, uno de los principales problemas radica en la combinación de la cafeína con otras sustancias que pueden ser bastante peligrosas.  Así sucede, por ejemplo, con el aspartamo, compuesto que ha demostrado ser neurótico, metabólico, hipoalergénico e incluso cancerígeno.

También tiende a generar cierta adicción, haciendo que el consumidor no se sienta satisfecho con una sola lata. Esto puede provocar que recurra a beber varias para satisfacer su necesidad.

Lee también: Trastornos inducidos por cafeína

RedBull y otros energizantes: vetados en algunos países

Se estima que en el último año se han distribuido cerca de 3,5 millones de latas de RedBull en los 143 países del mundo donde se permite su comercialización.

No obstante, las pruebas que confirman sus efectos negativos en la salud han preocupado a las autoridades de varios países. Por esta razón, hoy en día está prohibida su venta en Noruega, Dinamarca y Uruguay.

Por su parte, en Kuwait los energizantes están prohibidos para todos los menores de 16 años. Ello se debe all escándalo que se formó cuando dos miembros de la selección nacional de squash murieron a causa de un ataque al corazón por ingerir dichas bebidas.

Puede serte útil: 6 consejos para prevenir un ataque al corazón 

¿Cuáles son los principales peligros de las bebidas energizantes?

Tomar energizantes como RedBull puede llegar a provocar taquicardia.

Ya hemos visto los perjuicios que bebidas como RedBull pueden llegar a tener en tu organismo. Ahora bien, es necesario ver qué efectos perjudiciales concretos puede implicar su consumo.

Si bien todavía faltan más pruebas científicas para determinar cómo de peligrosas pueden ser estas bebidas, de momento hay algunas advertencias para los consumidores sobre sus posibles efectos.

Efectos sobre el aparato digestivo

  • Estas bebidas no funcionan para sobreponer líquidos. Esto se debe a que la cafeína tiene efectos diuréticos, que en estos casos podría aumentar el riesgo de deshidratación.
  • La mezcla de RedBull con bebidas alcohólicas puede llegar a ser mortal, ya que ataca de manera directa al hígado.

Consecuencias en el aparato circulatorio

  • No se deben ingerir después de hacer ejercicio físico intenso. Esto es debido a que función energizante acelera el ritmo cardíaco y puede llegar a causar un infarto fulminante.
  • Por su alto contenido de compuestos que diluyen la sangre, su consumo excesivo puede provocar una hemorragia cerebral La razón de ello estriba en que el corazón tiene menos trabajo para bombear la sangre, pero incrementa el esfuerzo físico.

Echa un ojo a: Las 4 enfermedades cerebrovasculares más comunes que debes conocer

  • Las personas con problemas cardiovasculares, embarazo, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad de cafeína y trastorno de la coagulación de la sangre deben evitarlas por completo.
  • La taquicardia, las palpitaciones o el aumento de la presión arterial también pueden ser consecuencias de tomar bebidas energizantes.

Perjuicios para el sistema nervioso

  • Tomar todos los días una lata de estas bebidas incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades nerviosas y neuronales irreversibles.
  • También puede provocarnos insomnio, nerviosismo o falta de coordinación motora.

Si pese a conocer los efectos negativos de las bebidas energéticas, todavía quieras consumirlas, ¡hazlo con mucha precaución y consultando a un especialista!

  • Anton, S. D., Martin, C. K., Han, H., Coulon, S., Cefalu, W. T., Geiselman, P., & Williamson, D. A. (2010). Effects of stevia, aspartame, and sucrose on food intake, satiety, and postprandial glucose and insulin levels. Appetite. https://doi.org/10.1016/j.appet.2010.03.009
  • Attila, S., & Çakir, B. (2011). Energy-drink consumption in college students and associated factors. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2010.02.008
  • Gunja, N., & Brown, J. A. (2012). Energy drinks: Health risks and toxicity. Medical Journal of Australia. https://doi.org/10.5694/mja11.10838
  • Reissig, C. J., Strain, E. C., & Griffiths, R. R. (2009). Caffeinated energy drinks-A growing problem. Drug and Alcohol Dependence. https://doi.org/10.1016/j.drugalcdep.2008.08.001