¿Qué tan beneficioso resulta usar sujetador?

El uso de sujetador no evita que, con el paso de los años, los senos tiendan a caer. Es más, acelera el proceso.

Después de varios años de investigaciones, en un estudio realizado en Francia se ha llegado a la firme conclusión que, la tan común prenda femenina y considerada una de las más importantes en el vestuario íntimo de las mujeres no aporta ninguna clase de beneficio.

El profesor Jean- Denis Rouillon, de la Universidad de Franche-Comte de Besancon, Francia afirmó con toda certeza que los sujetadores femeninos no ofrecen ningún beneficio y que por el contrario provocan daños en los pechos de quienes los usan.

Dichas conclusiones se basan en los estudios que se realizaron durante un período de quince años, durante los cuales, la Universidad de Besancon, ubicada al este de Francia, realizó su investigación haciéndole seguimiento y verificando una serie de cambios que se producían en los pechos de ciento treinta mujeres que, de forma voluntaria, permitieron esta investigación, las voluntarias tenían edades comprendidas entre los dieciocho y los treinta y cinco años.

Durante las primeras fases de la investigación el equipo médico pudo observar que los pechos de las mujeres que no utilizaban sujetador permanecían mucho más firmes y con menos cantidad de estrías que los de aquellas que sí lo utilizaban todos los días.

Las herramientas que los científicos utilizaron durante el tiempo de la investigación fueron simplemente un calibrador, que es un dispositivo para medir las distancias entre los dos lados opuestos de un objeto, además de una regla de cálculo.

Entre las conclusiones a las que llegó el grupo de científicos que se dedicaron a esta investigación se destaca, principalmente, la que demuestra que el uso de esta popular prenda femenina no evita que, con el paso de los años, los senos tiendan a caer y por el contrario esta prenda acelera el proceso. Afirma el profesor Rouillon que desde el punto de vista médico, fisiológico y anatómico, no es de ninguna manera beneficioso para el pecho ser privado de la gravedad. Todo lo contrario tienden a volverse mucho más flácidos.

Mamas fibroquisticas

El profesor es firme en sostener la hipótesis de que, los músculos que se encargan de sostener el pecho en su sitio, con el uso de esta prenda pierden su función y de esta manera se pierde la firmeza del busto. Asimismo sostiene que las mujeres que jamás usaban sujetador mantenían los pezones más altos en relación con las mujeres que si lo usaban regularmente.

Sin embargo hay que tener en cuenta que aquellas mujeres que han usado esta prenda durante muchos años no deben dejar de hacerlo, pues el resultado no sería nada beneficioso.

El profesor es enfático al puntualizar que aunque el estudio que realizó duró muchos años y participaron en él cientos de mujeres, esta muestra no representa a la población mundial. Pero dicho estudio sí puede confirmar que al dejar de usar el sostén no hay ningún deterioro en cuanto a la orientación de los pechos, al contrario hay una mejora notable en dicha orientación.

Una de las mujeres que participó en esta investigación y que tiene veintiocho años de edad, afirma que ya hace dos años que dejó de usar esta prenda y se siente muy bien, siente menos dolor de espalda, que respira mejor al tener mayor libertad.

En algunos estudios que se realizaron anteriormente en la Universidad de Portsmouth, de Inglaterra, demostraron que la mayoría de las mujeres dañan sus pechos por utilizar una talla equivocada de esta prenda.