¿Qué tan bueno es donar sangre?

La desinformación y el miedo son los principales obstáculos que impiden que el número de donantes de sangre crezca. 

A pesar de que, día a día, resulta más fácil acceder a la información, muchas personas aún desconocen qué implica el hecho de donar sangre. La gran desventaja de ello es la disminución del número de donantes potenciales. Desafortunadamente, el miedo y el desconocimiento hace que las personas eviten participar o, incluso conocer con detalle el procedimiento.

Para ayudarte a no caer en prejuicios y en la desinformación, a continuación, te comentaremos todo lo que debes saber acerca de la donación de sangre. Se trata de un proceso muy sencillo, en el que tienen especial relevancia los requisitos.

La sangre como recurso vital

¿Sabías que la sangre es un recurso único e irremplazable? De allí que se le denomine: ”Fluido vital”. Se trata de una sustancia líquida que permite el funcionamiento de todo el organismo

Y por más que los científicos de diferentes partes del mundo han intentado reproducir este fluido con elementos artificiales, no han logrado dar con uno completamente funcional que se semeje a la sangre humana. Esto se debe, en gran parte, a la composición de la sangre en sí. En este aspecto, es importante aclarar que, un ser humano solo puede recibir sangre de un semejante. La sangre animal no es compatible. 

Ahora bien, en vista de que muchas personas no cuentan con la cantidad suficiente para que su organismo funcione correctamente, resulta necesaria la donación de sangre. Este recurso puede utilizarse en transfusiones, intervenciones quirúrgicas e, incluso, en tratamientos para ciertas enfermedades.

Sangre

Con una donación de sangre, se pueden salvar, aproximadamente 3 vidas.

¿Qué se debe tener en cuenta?

  • En algunos países se necesitan —en promedio— 1.5000.000 donaciones al año; por ello, con esta buena acción, podrías salvar, al menos, unas 2 o 3 vidas.
  • La donación de sangre es un gesto solidario, pero también de mucha responsabilidad. Por ello, es necesario cumplir con una serie de requisitos. Así que, si eres de las personas que gozan de buena salud, puedes hacer algo por quienes no cuentan con ese privilegio: dona en los centros identificados.
  • Según varios estudios, 9 de cada 10 personas en algún momento de la vida, necesitarán sangre, para ellos mismos o para un ser querido.

Mitos sobre la donación de sangre

Donar sangre es un acto que no debería sujetarse al ámbito familiar o de conocidos. Por ello, se recomienda no asignarle un tiempo o una fecha determinada. Ten en cuenta que siempre se necesitan donaciones. 

  • ¿La sangre tiene ‘Fecha de vencimiento’? Verdadero. Los glóbulos rojos duran máximo 45 días, las plaquetas 5 días y el plasma hasta dos años.
  • ¿Donar sangre, engorda? Falso. Donar sangre NO engorda. Este es uno de los mitos que más giran alrededor de la donación de sangre.
  • ¿Puedo donar sangre todas las veces que quiera? No. Ya que existen límites en cuanto al tiempo entre una y otra donación. Los expertos recomiendan que los hombres puedan donar máximo 5 litros de sangre al año, mientras que las mujeres no se deben exceder de 4 litros por el mismo término de tiempo.

Otros mitos comunes

Todas aquellas personas que se hayan realizado un tatuaje y deseen donar sangre, deben esperar mínimo un año para realizar el procedimiento. Las personas que hayan tenido hepatitis sí pueden donar sangre si padecieron esta enfermedad antes de los 12 años. De lo contrario, no podrán hacerlo.

Debes tener entre 18 y 65 años de edad. Asimismo debes pesar mínimo 50 kilos y medir más de 1,50, por ende, es falso que las personas que no cumplan estos requisitos pueden donar.

Debes saber que para donar sangre, no debes padecer o haber padecido recientemente algún tipo de infección. Por ende, si llevas un tratamiento con antibióticos tampoco podrás ser un candidato para donar sangre. Asimismo, si quieres ser candidato no puedes haber recibido transfusiones ni haber sido sometido a cirugías durante los meses previos a la donación.

Anímate a dejar de lado los prejuicios y a seguirte informando para que puedas convertirte en donante. Recuerda, con una donación puedes hacer una gran contribución a la salud de muchas personas.