Quejarse afecta la salud del organismo

¿Sabías que una actitud negativa puede repercutir en tu bienestar y en el de tus seres cercanos? Asimismo, rodearte de gente que no para de quejarse también puede afectar a tu salud mental

La salud del organismo es uno de los puntos clave para mantener una vida llevadera y grata, siempre y cuando sepa cuidarse.

Sin embargo, también resulta muy inestable, puesto que cualquier práctica, simple o compleja, puede afectarla de gran manera.

Partiendo de la idea anterior, quejarse de forma constante resulta como un buen ejemplo. A pesar de leerse poco creíble, decir frases desalentadoras a las personas del entorno afecta la salud propia.

Algunas personas suelen lamentarse sin siquiera saberlo, hacen de ello un hábito imperceptible, pero molesto; otros, por su parte, lo hacen aposta.

Quejarse es como un método de desahogarse atormentando a los demás.

Un hábito que afecta la salud

Existen un sinnúmero de hábitos poco favorables para el organismo. Entre ellos sobresalen el tabaco, el alcoholismo y el sedentarismo. Estas son prácticas conocidas y etiquetadas como negativas.

Sin embargo, mientras que los anteriores se detectan como prácticas nocivas para la salud también hay hábitos peligrosos los cuales se desconocen o no se ven como tales.

Uno de ello es el de quejarse.

Se lee poco creíble, pero estar en constante episodio de negatividad y trasmitirlo a los demás no solo incomoda a quienes nos rodean, sino también a nosotros mismos.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 señales de adicción al alcohol

El efecto sobre el cerebro

Cerebro

El cerebro cumple con la función de almacenar información, pensamientos, datos o afirmaciones. Este no distingue lo malo de lo bueno; por consiguiente, lo más repetido lo aborda de forma más sencilla.

Mantener en constantes episodios de queja o negatividad afecta al órgano principal del sistema nervioso central sin que nos demos cuenta.

De manera paulatina se acostumbra a este tipo de pensamientos, los cuales son abordados con mayor facilidad en el futuro cercano.

Función cerebral

La función cerebral se compone de sinapsis múltiples (conexión neuronal) encargadas de brindar información. Estas se activan al momento de tener un pensamiento o idea, ayudadas por un impulso eléctrico.

  • Con el paso del tiempo y la obtención de información, las sinapsis van fortaleciéndose.
  • Cuando generamos pensamientos negativos consecutivos, el cerebro va remodelando su estructura.

Así, termina haciendo de estos una idea común y de fácil acceso para próximas reflexiones neuronales.

Viéndolo a simple vista, quejarse es como destruirse uno mismo por dentro. En pocas palabras, deteriorar la salud del organismo.

Efectos secundarios para la salud

estrés-laboral

El sistema nervioso central no es el único afectado por la actitud negativa. Otras regiones del organismo también alteran su salud debido a este mal hábito.

Zonas como el corazón y el aparato digestivo sufren consecuencias graves, incrementándose las probabilidades de padecer enfermedades como diabetes, obesidad o hipertensión.

  • El sistema inmunitario, en general, también tiende a verse afectado si nos quejamos continuamente.
  • Estos problemas se asocian con el cortisol, la hormona liberada por la glándula suprarrenal en momentos de estrés.
  • Cuando esta es producida en exceso la función del sistema inmunitario se ve interrumpida, y es entonces cuando llegan los problemas.

Resultados al rodearse de personas negativas

Gran cantidad de personas se encuentran sumidas en una constante crítica, la cual va desde la sociedad hasta actividades simples como las prendas de vestir. Criticar no es malo, siempre y cuando sea para ayudar a crecer.

La negatividad y la crítica van de la mano, haciendo parte de un hábito que no brinda nada bueno. Quejarse no es lo único encargado de deteriorar la salud: también lo es rodearse de individuos apáticos.

Las quejas y la tristeza hacen mella en el cerebro de las demás personas. Este intenta asimilar por qué dicha actitud y se esfuerza para ‘ponerse en su lugar’.

Incluso cuando no se muestra interés por la situación, el órgano principal del sistema nervioso, por pura empatía, busca saber la razón de la tristeza y las quejas.

No obstante, esto no sucede únicamente en casos negativos: la alegría también puede trasmitirse y aportar buenas sensaciones.

Visita este artículo: 5 estrategias para transformar lo negativo en positivo

Existen los sentimientos y las emociones

Quejas

Las personas son seres sentimentales y emocionales, por lo tanto es imposible evitar episodios de tristeza, melancolía o ansiedad. No obstante, lo ideal es mantener un equilibrio con respecto a estas.

Cada etapa debe llevarse paulatinamente, con calma y madurez. Si es un episodio de tristeza debe sortearse y vivirse.

Asimismo, desahogarse sin abusar es una gran alternativa.

Te puede gustar