Quemaduras en los dedos: 6 remedios caseros para aliviarlas

Martín Perez·
11 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
11 Diciembre, 2018
Si decides aplicar estos remedios es muy importante que sumerjas la zona quemada en abundante agua fría, para frenar el avance de la lesión, y que consultes con tu médico.
 

Las quemaduras en los dedos se pueden producir casi en cualquier momento y de forma inesperada. Por ese motivo, es recomendable tener algo a fácil alcance para tratarlas.

¿Qué son las quemaduras?

Las quemaduras son lesiones en la piel. Puede deberse al calor, el frío, el humo, la radiación o el contacto con productos químicos, por ejemplo. Estos factores pueden provocar quemaduras, escaldaduras y grietas en las manos.

Existen tres tipos de quemaduras en función de su gravedad: de primero, segundo y tercer grado. Su gravedad dependerá de la magnitud en la que haya sido dañada la piel, tanto en profundidad como en superficie. A su vez, las consecuencias pueden variar entre hinchazón y ampollas, hasta infecciones graves.

Descubre: Primeros auxilios para una quemadura superficial

¿Cómo se tratan las quemaduras?

El tratamiento se escogerá en función del grado de la quemadura, su extensión y la zona afectada. De manera general, se recetan geles y pomadas  que calman el área y proporcionan vitaminas a la piel para que se regenere correctamente. Algunas opciones suelen favorecer la cicatrización.

6 remedios caseros para las quemaduras en los dedos

Según creencias populares, los siguientes remedios caseros pueden ayudar a aliviar cicatrices leves, que ni siquiera parecen llegar a ser de primer grado.

1. Miel

Miel para las quemaduras en los dedos
 

Se dice que la miel cruda tiene propiedades antisépticas y antibacterianas, lo que ayuda a evitar una infección en la zona quemada. Además, se dice que es rica en nutrientes y antioxidantes que favorecen la cicatrización.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • 1 gasa
  • 1 venda

Procedimiento

  • Empapa la gasa en miel.
  • Pásala por los dedos y la zona afectada.
  • Déjala secar unos minutos.
  • Cubre con una venda.

2. Sábila

A menudo, se suele recomendar colocar sábila o aloe vera sobre las zonas quemadas o con cortaduras y roces leves, puesto que se dice que el aloe tiene un gran poder cicatrizante. Además de regenerar la piel, ayudan a hacer que las marcas se atenúen.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera
  • ¼ vaso de agua (50 ml)

Procedimiento

  • Mezcla el gel del aloe vera con el agua hasta tener una mezcla homogénea.
  • Introduce las manos en el recipiente.
  • Mantenlas un rato totalmente cubiertas.

3. Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene un efecto calmante. También se le atribuyen propiedades antibacterianas, por ello se cree que sería útil a la hora de curar quemaduras leves.

Ingredientes

  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 toalla pequeña

Procedimiento

  • Agrega las gotas de aceite en un recipiente con medio litro de agua caliente.
  • Moja un paño en la mezcla y ponlo en tus dedos.
  • Déjalo el mayor tiempo que puedas.

4. Cebolla

Cebolla para las quemaduras de los dedos.
 

La cebolla contiene un elemento natural llamado quercetina que, según creencias, favorece el alivio de los dolores. A su vez, se dice que la aplicación de la cebolla impide que se formen ampollas.

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 1 gasa.

Procedimiento

  • Tritura la cebolla para obtener su jugo.
  • Empapa la gasa y pásala varias veces por la zona afectada.

5. Patatas

Las peladuras de patatas ayudan a calmar y regenerar la piel más rápido y, al mismo tiempo, evitar la sequedad.

Ingredientes

  • Peladura de patata.
  • 1 gasa.

Procedimiento

  • Coloca una peladura sobre la quemadura.
  • Véndala o cúbrela con una gasa.

6. Avena

Por sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y relajantes, la avena es muy buena para prevenir la irritación y la comezón. Se puede utilizar en copos (para preparar cataplasmas y compresas) o en leche (como tónico refrescante).

Ingredientes

  • 1 taza de avena (125 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Procedimiento

  • Pon a hervir la avena en el agua.
  • Pasados unos minutos, cuando ambos ingredientes se hayan integrado, bate hasta que coja consistencia.
  • Vierte en un bol y remoja las manos durante 20 minutos.

Descubre: Los beneficios de consumir avena diariamente

Si bien es cierto que en el ámbito popular se suelen recomendar diversos remedios para aliviar las quemaduras leves y hacer que la zona afectada quede sin cicatrices, lo más adecuado es consultar con el médico antes de aplicarse cualquier alternativa, ya que no todas las pieles son iguales y algunas pueden tener reacciones adversas.

 

Si sufres de piel sensible o algún trastorno de la piel en específico, lo más recomendable es que consultes primero con tu médico siempre.