Quiche de cuatro quesos con nueces

Puedes variar los quesos por otros de tu gusto, aunque conviene que sus sabores sean diferentes para que destaquen entre sí. También puedes añadir jamón u otros ingredientes

El quiche lorraine es una receta francesa deliciosa. Les encanta a los niños por su sencillez, a la vez que es un plato para presentar en una ocasión especial, como Navidad. Pero también lo puedes preparar en un día normal, ya que es muy fácil de hacer.

En esta receta, vamos a mostrarte cómo hacer un quiche diferente, ya que hay varias alternativas del lorraine (de verduras, de jamón y queso, quiche de atún, de espinacas y champiñones … etc.).

En esta ocasión, haremos un quiche de cuatro quesos con nueces.

Este plato se basa en la elaboración de una masa, en la que puedes hacerla de forma casera pero también puedes comprarla industrial, que sería la masa quebrada, ya estirada o para estirar, en sección de congelados o frescos.

Quiche de cuatro quesos con nueces

Ingredientes

quiche de patatas

Para la masa

  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • Garbanzos secos

Para el relleno

  • 400 g de leche evaporada
  • 2 huevos
  • 100 g de queso azul
  • 75 g de queso mozzarella
  • 100 g de queso de oveja curado
  • 100 g de queso de untar (tipo Philadelphia)
  • 7 nueces para decorar
  • Sal
  • Pimienta

Utensilios

  • Un bol
  • Papel film
  • Papel vegetal
  • Varillas

Preparación 

  • Preparamos la masa quebrada. En un bol, vertemos la harina y hacemos un hueco en medio a modo de volcán. En el centro añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el huevo y un poco de sal.
  • Amasamos con las manos hasta obtener una masa compacta.
  • Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film.
  • Metemos en la nevera durante media hora. 
  • Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 200º C.
  • Engrasamos un molde desmontable con mantequilla o aceite.
  • Sacamos la masa quebrada de la nevera y con la ayuda de un rodillo, la estiramos y la colocamos encima del molde engrasado. Con la ayuda de los dedos, damos forma al interior.
  • Ahora, ayudándonos del rodillo, lo pasamos por encima del molde para quitar el exceso de masa quebrada. Pinchamos la masa con un tenedor.
  • Pondremos encima de la masa del molde un papel vegetal y encima un puñado grande de garbanzos secos. Esto servirá para hacer una primera horneada a la masa quebrada para que quede crujiente y no suba.
  • Horneamos a 200ºC unos 12 minutos.
  • Sacaremos el molde del horno y quitamos el papel y las legumbres. Dejamos enfriar. 
  • Mientras tanto, preparamos el relleno. En un bol pondremos leche evaporada, los huevos, sal y pimienta. Mezclamos todo muy bien.
  • Cortamos los quesos: mozzarella, de oveja y el azul en trozos muy pequeños. Los añadimos al bol y después pondremos el queso de untar. Mezclamos todo muy bien con unas varillas.
  • Vertemos la mezcla sobre el molde con masa quebrada cocida. Con cuidado de no llenar hasta arriba, ya que puede subir durante el horneado.
  • Encima colocaremos las nueces peladas.
  • A 180º C hornearemos nuestra quiche de cuatro quesos con nueces durante 15 o 18 minutos. En la parte superior se formara una capa crujiente y dorada.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar.
quiché salchichas

Este es el resultado de un quiche de cuatro quesos con nueces. Una receta espectacular y que puedes hacer fácilmente, ya que no requiere de técnicas difíciles.

Consejos adicionales

Si careces de garbanzos secos en la despensa, puedes usar otra legumbre seca para ponerla encima de la masa y que se dore sin que suba.

Además, en vez de nata, hemos puesto leche evaporada, de manera que permite la esponjosidad y cremosidad que requiere este tipo de recetas.

Atrévete con esta fácil receta que encanta a toda la familia. Puedes añadir unos toques de jamón york para que los pequeños les atraiga más, eliminando si lo deseas los quesos más fuertes. ¡Buen provecho!