Quiché de espinacas, champiñones y queso sin corteza

Mariela Ibarra 6 mayo, 2015
El tiempo de cocción del quiché va a depender mucho del grosor de la masa así como de los ingredientes, por lo que debemos vigilarlo para que no se queme

El quiché de espinacas y champiñones es una opción deliciosa para una dieta con variedad y lo mejor de todo es que esta receta no tiene corteza, así que podrás disfrutar lo mejor del brunch sin la grasa y ni calorías de más. Deja de pensar siempre en los mismos platos y atrévete a probar este exquisito quiché, que te fascinará especialmente por la mezcla entre los champiñones, la espinaca y el queso. Ten en mente que el quiché puede ir relleno de casi cualquier cosa, así que en el momento de escoger ingredientes, recuerda que estos deben tener sabores que se complementen y sean equilibrados.

Ingredientes

  • 4 huevos grandes
  • 1 taza de champiñones frescos
  • 300 gramos de espinacas
  • Media cucharada de ajo picado
  • 1 taza de leche
  • Media taza de queso parmesano
  • Media taza de queso mozzarella
  • Media taza de queso feta
  • Sal y pimienta
Clara-de-huevo

Preparación

Este plato es relativamente sencillo, solo tienes que tener presente el tiempo de horneado y de preparación de los ingredientes. Inicia precalentando el horno a 350°C.

Procede a lavar los champiñones muy bien, de preferencia con un poco de agua tibia. Córtalos en rodajas y pon a derretir un poco de mantequilla en una sartén, adiciona los champiñones cuando la mantequilla esté caliente. Posteriormente agrega el ajo picado finamente y salpimienta para darles sabor.

Debes saltear los champiñones hasta que suelten toda la humedad, por lo tanto lo mejor es que los frías a fuego medio durante unos 7 ó 10 minutos. Engrasa y enharina una refractaria que puedas meter en el horno, lava con agua tibia la espinaca y pícala finamente, después extiéndela sobre la parte inferior de la refractaria. Sobre esta ubica el queso feta bien desmenuzado y los champiñones sofritos.

En un recipiente aparte  bate los huevos generosamente, cuando los tenga bien revueltos, adiciónele la leche y el queso parmesano, si te apetece puedes poner otro poco más de pimienta. Una vez tengas todo bien revuelto, procede a verterlos sobre las verduras que tienes en la refractaria. Para darle el toque final espolvorea el queso monzzarella encima, asegúrate que esté bien rallado.

Una vez terminado este proceso, lleva la refractaria al horno y  déjala hasta que se dore el queso, esto deberá tomar aproximadamente unos 45 a 50 minutos. Eso si, debes estar pendiente del horno para que no se vaya a quemar el quiché. Cuando esté listo, retíralo del horno y espera a que se enfríe un poco antes de desmoldar. Nunca desmoldes cuando el quiché se encuentre caliente.

Puedes acompañar este quiché con un café aromatizado o un té, de esta manera tendrás una merienda deliciosa y muy nutritiva. En caso de que te guste la corteza te damos la receta del quiché tradicional.

Consejos adicionales

quiché salchichas

  • Una opción muy buena que puedes usar en lugar de enharinar la refractaria es comprar spray con líquido antiadherente. Sin embargo, este puede no conseguirse en todas las regiones.
  • Si deseas ahorrar tiempo, puedes mezclar los huevos mientras se están cocinando los champiñones.
Te puede gustar