Quiéreme cuando menos lo merezca: será cuando más lo necesite

Valeria Sabater·
01 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
01 Junio, 2020
Aunque toda relación de pareja tiene sus altibajos, es fundamental apoyar al compañero cuando este no es capaz de seguir adelante.

“Abrázame cuando menos lo merezca, cuando me sienta solo/a y crea que todo mi mundo se ha venido abajo. Será entonces cuando más te necesite, cuando solo tú puedas ayudarme a reconstruir de nuevo mis pedazos rotos”.

Si en alguna ocasión te has sentido de este modo, sin duda sabrás lo que supone tener ese apoyo incondicional de las personas que más quieres. El mismo apoyo que ayuda a recordar que la vida siempre merece la pena, y que todos alguna vez cometen errores.

De hecho, en momentos de crisis personales es cuando más se puede conocer la grandeza de las personas que forman parte de tu mundo emocional. A continuación, te invitamos a reflexionar sobre ello.

“Apóyame cuando menos lo merezca”

diente de león rosa

¿Quién no ha cometido errores? ¿Quién no ha cometido fallos alguna vez en una relación? Queda claro que siempre hay un límite de lo que es perdonable, y este dependerá de lo que la otra persona sea capaz de aceptar.

Lee también: 5 cosas que no debes permitir en tus relaciones de pareja

Ahora bien, existen ciertas situaciones donde es imprescindible contar con el apoyo de la pareja. Ese momento donde es vital que la otra persona se acerque para desplegar su empatía mientras tú te reconstruyes.

Las crisis personales

La mayoría de las personas tienen altibajos en algún momento de su vida. No obstante, las relaciones afectivas pueden ofrecer una felicidad relativamente estable y duradera.

Con todo, alrededor del núcleo de la pareja siguen existiendo dimensiones que pueden afectar a ese equilibrio interior:

  • El trabajo.
  • Las relaciones familiares y sociales.
  • Las aspiraciones profesionales, personales y emocionales.

Así, una crisis personal surge por causa del trabajo o por carecer de él. A su vez, también puede ocurrir que durante una época se priorice más a un familiar o a un proyecto personal que, al final, no sale como se espera.

Esas preocupaciones contribuyen a descuidar la pareja. La realidad es que sigues amando a tu compañero, pero te has ido alejando casi sin darte cuenta. Por lo tanto, si la otra persona ha sido capaz de verlo, este gesto de sinceridad va a serte de ayuda.

El valor de ofrecer el perdón

Como te hemos señalado al inicio, el perdón no siempre es fácil de ofrecer. Además, la situación se complica aún más si eres tú mismo quien te autocastigas por el daño, por el error cometido.

No obstante, según un estudio de la experta María Martina Casullo publicado por la Revista de Psicología, el 88 % de los hombres y el 95 % de las mujeres que participaban en el experimento asumían la verdadera importancia que tiene este acto para evolucionar.

“Que me des tu perdón cuando menos lo merezca será el camino por el cual podré sanar mis heridas y reconstruir mi autoestima”.

Entonces… ¿Cómo lograr que la otra persona te llegue a perdonar?

  • En primer lugar, hay veces que el amor no es capaz de perdonarlo. Por ejemplo, una traición puede durar para siempre y cambiarte por dentro.
  • Por ende, quizás conviene tener en cuenta qué aspectos son “zonas rojas” para la pareja; ya que los engaños, los egoísmos, las manipulaciones o las mentiras no siempre van seguidas del perdón.
  • Ahora bien, en momentos de “pérdida personal” (cuando te alejas de la relación porque no tienes claras ciertas cosas y te invaden dudas infundadas) necesitas de ese acercamiento.

Por esta razón, el perdón es el acto más noble de valentía y puede hacer que todo merezca de nuevo la pena. Este puede liberarte de los sufrimientos que te rodean y, a su vez, puede servir de puente para unir nuevos caminos entre vosotros.

“Acepto tu error, lo entiendo y te libero de esa culpa para que lo volvamos a intentar”.

Será entonces cuando el acto de perdonar servirá para cerrar etapas, pero también podrá abriros otras nuevas.

pareja abrazándose

“Cuando mi mundo cae y tú lo levantas de nuevo”

Hay que tener claro que una relación de pareja no es un “organismo estable”, tal y como describe la psicóloga Hilda Beatriz Salmerón García. Como toda entidad viva, se pasan ciclos y etapas de crisis que sirven para aprender de los errores y seguir creciendo juntos.

  • Si uno cae, el otro debe poner medios y estrategias para que el vínculo vuelva a renacer. Ser pareja es aprender a ser arquitectos emocionales del día a día, por lo que no es rentable crear la casa a base de egoísmos.
  • Por otra parte, no es necesario ser responsable de la pareja en cada momento. Se trata de ser su apoyo, el compañero que sirve de guía para que la otra persona aprenda a levantarse por sí sola de nuevo.

No obstante, no te equivoques; prestar apoyo no es obligar, ni recriminar, ni renunciar a todo por el ser amado. En realidad, consiste en unirse para pasar juntos épocas de crisis.

niña con corazón de hilo

Haz que todo merezca la pena

En definitiva, queda claro que cuando alguien comete un error no siempre es fácil de olvidar. A lo mejor, en un principio, al estar dolido piensas que la otra persona no merece el perdón. Ahora bien, si el amor sigue existiendo, recuerda que cada uno es libre de aceptar los errores que desea pasar por alto o no.

Descubre: Familiares tóxicos: ¿Cómo podemos defendernos?

El apoyo en momentos de crisis crea, sin duda, auténticos vínculos que harán que la relación se fortalezca y se haga más hábil para superar dificultades. De esta forma, no dudes en cuidar siempre de tu autoestima; porque un corazón fuerte que sabe lo que quiere, también comprende aquello por lo que vale la pena luchar.

  • Casullo, M. (2005). La capacidad para perdonar desde una perspectiva psicológica. Revista De Psicología23(1), 39-63. Recuperado a partir de http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/psicologia/article/view/979.
  • Hilda Beatriz Salmerón García. Infidelidad, causa o consecuencia de la crisis de pareja. Revista Psicoterapia Integral. https://www.psicoterapiaintegral.com/wp-content/uploads/2017/03/Infidelidad.pdf