¿Quieres dormir mejor? pon en práctica estos 7 hábitos nocturnos

Para dormir mejor es muy importante que cenemos bien, ni poco ni en exceso, ya que tanto el hambre como una digestión pesada pueden dificultar el descanso

Aunque muchos lo pasan por alto, tener una buena calidad de sueño es uno de los hábitos que influye en muchos aspectos de la salud.

Esta necesidad biológica de todos los seres humanos permite realizar funciones que son claves para el rendimiento físico y mental, la salud cardíaca y el metabolismo.

Se le deben dedicar entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones ya que, cuando este tiempo se reduce, el cuerpo es incapaz de cumplir todos los procesos que no puede hacer en otros momentos del día.

Como consecuencia de este déficit se desencadenan una serie de reacciones físicas, psicológicas y emocionales que, muchas veces, afectan de forma significativa la calidad de vida.

Por este motivo, aunque parezca normal tener una mala noche, lo mejor es prestarle atención a los problemas de sueño antes de que tomen ventaja.

Con el fin de evitarlos, a continuación queremos compartir 7 hábitos nocturnos que inducen a un descanso reparador.

¡Ponlos en práctica!

1. Practicar yoga

yoga

El yoga y los ejercicios de estiramiento son una de las prácticas saludables que pueden ayudar a relajar el cuerpo y la mente para conseguir un descanso óptimo.

Si bien algunas posturas requieren cierto nivel de exigencia física, no produce fatiga muscular y disminuye el estrés y la ansiedad que, muchas veces, afectan el sueño.

Cabe mencionar que, sumado a esto, brinda otros beneficios como:

  • Mejor circulación sanguínea
  • Mayor flexibilidad de las articulaciones
  • Fortalecimiento de los músculos
  • Mejor estado de ánimo
  • Pérdida de peso

Visita este artículo: Las mejores poses de yoga para el dolor de espalda

2. Consumir una cena ligera

Una de las causas del insomnio son las molestias digestivas que se originan por no consumir una cena, o bien, por prepararla con ingredientes irritantes y de difícil digestión.

Esta comida principal del día no se debe pasar por alto, no debe ser abundante y debe contener alimentos ligeros y saciantes.

En lugar de consumir grasas saturadas y procesados que producen indigestión y reflujo, lo mejor es optar por comidas suaves que contengan:

  • Vegetales frescos
  • Cereales integrales (porciones mínimas)
  • Carnes magras

3. Realizar un paseo

woman athlete feet and shoes while running in park.

No es conveniente cenar e ir de inmediato a la cama. Este hábito puede provocar reflujo ácido y otras molestias que impiden conciliar el sueño en el horario habitual.

Por este motivo, antes de descansar, se recomienda realizar un paseo nocturno después de la última comida del día.

Con esto se facilitan los procesos digestivos y, además, se mejora el bienestar emocional en caso de estrés o irritabilidad.

¿Quieres conocer más?  5 infusiones de plantas para combatir la indigestión

4. Consumir una infusión

Las propiedades sedantes de algunas plantas medicinales son una gran herramienta para mejorar la calidad de sueño sin tener que recurrir a fármacos contra el insomnio.

Su consumo, momentos antes de dormir, relaja el organismo y ayuda a aumentar la segregación de las hormonas del sueño.

Las más recomendadas son:

  • Manzanilla
  • Valeriana
  • Tila
  • Pasiflora
  • Lavanda
  • Toronjil
  • Romero
  • Menta

5. Escuchar música relajante

Escuchar_música

En la actualidad es muy fácil acceder a cientos de melodías relajantes que ayudan a descansar mejor en caso de tener dificultades para dormir.

Las aplicaciones de música cuentan con un amplio catálogo de sonidos terapéuticos que combaten el estrés, la ansiedad y otros trastornos asociados con la falta de sueño.

Estos se pueden emplear como parte de las técnicas de meditación o simplemente como herramienta para relajar el cuerpo hasta dormir.

6. Tomar una ducha caliente

Tras una larga y agotadora jornada laboral, es conveniente tomar una ducha caliente, no muy prolongada, para preparar el cuerpo antes de descansar.

Esta temperatura tiene un efecto terapéutico que ayuda a disminuir los dolores musculares leves, el estrés y esa sensación de cansancio que, irónicamente, impide dormir bien.

7. Crear un ambiente adecuado para dormir

dormir

El ambiente de descanso es un factor muy influyente de la calidad del mismo. Por eso, para garantizar un sueño reparador, es primordial revisar que las condiciones de la habitación sean las adecuadas.

Se debe romper la costumbre de usar el cuarto para prolongar las horas de trabajo o de ocio. El cerebro debe asociar este entorno con el momento de dormir.

  • En lo posible, es mejor evitar televisores, computadoras y todo elemento electrónico que genere distracción.
  • La cama debe estar limpia y debe ser confortable.
  • El ambiente, al dormir, debe ser lo más silencioso y oscuro posible.

¿En las últimas noches no has podido descansar lo suficiente? Si te está aquejando algún problema de sueño, ten en cuenta todas estas recomendaciones para evitar que se prolongue por mucho tiempo.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar