¿Quieres empezar tu día con energía? Descubre 5 ejercicios que puedes hacer en tu cama

Antes de levantarnos de la cama podemos hacer una serie de ejercicios y estiramientos para que nuestro cuerpo se active y así empezar el día con las baterías cargadas

Los hábitos que practicamos en los primeros minutos del día son determinantes para activar las funciones de nuestro cuerpo y, de este modo, tener una mejor productividad.

Mientras que el consumo de un vaso de agua tibia nos rehidrata, la práctica de algunos ejercicios nos llena de energía e impulsa las habilidades físicas y mentales para cada una de las tareas de la mañana.

Incluso, aunque se trate de una rutina corta, es ideal para fortalecer los músculos, reducir la tensión y prevenir posibles lesiones.

Lo mejor es que también promueven nuestro bienestar emocional, ya que estimula la segregación de endorfinas y serotonina, permitiendo que gocemos de un mejor humor.

Si bien muchos planes se realizan en el gimnasio o espacios de la casa, hoy queremos proponer una sencilla rutina que se puede hacer en la cama.

¡No dejes de practicarla!

1. Ejercicio de respiración

respiracion

Para empezar proponemos un ejercicio de respiración que nos permite purificar el aire de los pulmones y, de paso, aumentar el nivel de energía.

La idea es hacerlo despacio y profundo para que beneficie la capacidad de oxigenación celular de la sangre.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en la cama, con las rodillas flexionadas y las manos sobre el abdomen.
  • Vacía los pulmones para eliminar el aire residual.
  • Luego, inspira de forma profunda, llevando el aire hacia el abdomen.
  • Sostén la respiración 3 o 5 segundos y exhala.

Ver también: 5 ejercicios de respiración que te ayudan a controlar la ansiedad y el estrés

2. Ejercicio para las piernas

Esta sencilla actividad permite estirar y relajar los músculos de las piernas para que no se cansen al hacer esfuerzos físicos durante la jornada.

También sirve para mejorar la flexibilidad y promover la circulación en la zona inferior del cuerpo.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate boca arriba, con las piernas estiradas y las manos a los costados del cuerpo.
  • Flexiona las rodillas y llévalas hacia el pecho mientras haces una respiración profunda.
  • Sostén las piernas por 5 segundos y llévalas a la posición inicial.
  • Haz 10 repeticiones y, luego, levanta las piernas de forma alterna, en dirección al techo.

3. Ejercicio para los brazos y hombros

brazos

La práctica diaria de este sencillo ejercicio permite fortalecer los brazos y los hombros para evitar contracciones musculares o lesiones.

¿Cómo hacerlo?

  • Acostada boca arriba, estira ambos brazos en paralelo, como si quisieses alcanzar el techo con las puntas de los dedos.
  • Realiza rotaciones con las muñecas en ambas direcciones y relaja.
  • Luego, lleva los brazos hacia atrás y, apoyada de la cama, haz un estiramiento completo.

4. Ejercicio para la espalda

Los dolores lumbares son recurrentes en el día a día y, algunas veces, se producen por las malas posturas desde el momento en que nos levantamos.

Para evitar este tipo de situaciones podemos ejercitar la espalda en la cama, realizando un corto estiramiento en cuestión de minutos.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en el centro de la cama, con las piernas cruzadas.
  • Entrelaza los dedos de las manos con las palmas mirando hacia arriba y, a continuación, extiende los brazos por encima de la cabeza.
  • Desde esta postura, y sin levantarte de la cama, inclina con cuidado el cuerpo hacia el lado izquierdo y sostén 2 segundos.
  • Regresa a la posición inicial y repite el movimiento hacia el lado derecho.
  • Haz 2 repeticiones por cada lado.

Te recomendamos leer: Cómo hacer masajes para quitar el dolor de espalda

5. Ejercicio para el cuello

Young woman is having pain in her neck.

El cuello es una de las zonas de nuestro cuerpo que solemos ignorar dentro de la rutina de ejercicio regular.

Es normal que presente contracciones y dolencias debido al estrés y las posturas inapropiadas.

Si deseas evitarlo y mantenerlo fuerte, haz una sencilla actividad como complemento de estos ejercicios en la cama.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en el borde de la cama, con los pies apoyados del suelo y la espalda recta.
  • Descansa los brazos sobre los muslos y, manteniendo esta postura relajada, baja la mandíbula hacia el pecho.
  • Sostén 5 segundos, regresa a la posición inicial y realiza 3 repeticiones.
  • Luego, gira la cabeza hacia el lado derecho durante 5 segundos y repite el ejercicio hacia el lado izquierdo.
  • Haz 3 o 4 repeticiones hasta relajar por completo el cuello.

Como puedes notar, ejercitarte en tu cama es muy sencillo y tiene muchos beneficios para tu bienestar físico y mental.

Anímate a practicar esta corta rutina y comprueba cuán buena es para recargarte de energía desde el primer momento en que te despiertas.