¿Quieres reafirmar tus mejillas caídas? No te pierdas estas 6 recomendaciones

Carolina Betancourth 28 enero, 2017
Proteger nuestra piel de los efectos del sol y aplicar cremas y lociones reafirmantes es solo una parte para cuidar de nuestro rostro. También podemos realizar ejercicios para tonificar las mejillas

La pérdida de elasticidad y firmeza de las mejillas es un problema común que suele afectar la belleza del rostro de muchas mujeres.

Aunque que se desarrolla como parte del proceso natural del envejecimiento, muchas tratan de corregirlo y evitarlo para conservar un aspecto joven por más tiempo.

El problema es que en muchos casos se produce de forma prematura, dado que tanto la piel como los músculos se ven afectados por los rayos del sol, las toxinas y otros factores externos.

Además, también pueden originarse por cuestiones genéticas, cambios bruscos de peso o la práctica recurrente de malos hábitos que afectan el tejido epidérmico.

Si bien la solución más rápida y efectiva son las cirugías estéticas, existen métodos menos agresivos y naturales que pueden mejorar su aspecto en poco tiempo.

Como sabemos que muchas están interesadas, a continuación queremos compartir 6 interesantes trucos para conseguirlo.

¡No dejes de probarlos!

1. Hacer ejercicios faciales

ejercicios faciales para evitar la flacidez

La práctica diaria de algunos ejercicios faciales es una de las formas más eficaces de corregir la flacidez que ocasiona la caída de las mejillas.

Tal y como ocurre con otros músculos del cuerpo, los del rostro deben ser ejercitados para conservarse fuertes y en buen estado.

¿Cómo hacerlos?

  • Para empezar, párate frente al espejo y sonríe de forma exagerada durante 10 o 15 segundos.
  • Descansa un momento y, luego, usa las yemas de los dedos para hacer suaves movimientos circulares en los pómulos.
  • A continuación, llena las mejillas de aire e hínchalas como un globo durante 10 segundos.
  • Para finalizar, pronuncia las vocales de forma exagerada, dos o tres veces.

¿Quieres conocer más? Lee: 3 exfoliantes naturales para rostro, manos y cuerpo

2. Mejorar la alimentación

En cientos de oportunidades nos han dicho la frase “somos lo que comemos”. Esto se debe a que la alimentación influye en casi todos los aspectos de nuestra vida.

En este caso especial es fundamental tener unos buenos hábitos alimenticios, ya que las vitaminas y minerales desempeñan un papel principal tanto en la salud muscular como en la de la piel.

El consumo diario de frutas y vegetales disminuye el riesgo envejecimiento prematuro y promueve la producción de colágeno y elastina para lograr una piel firme.

Las fuentes de proteína, como las legumbres y las carnes magras, aumentan la sensación de energía y son claves para mantener la masa muscular.

Además, una dieta rica en agua y alimentos antioxidantes disminuye la inflamación causada por la retención de líquidos, un problema que también afecta la belleza facial.

3. Utilizar protector solar

Usa protector solar

La aplicación diaria de protector solar es uno de los hábitos que ayuda a prevenir y combatir la flacidez de las mejillas.

Este producto minimiza los efectos negativos de los rayos del sol sobre la piel, a la vez que evita su caída y envejecimiento prematuro.

4. Aplicar hielo

La terapia reafirmante con hielo es un antiguo secreto de belleza japonés que se ha hecho famoso en todo el mundo por su capacidad para mejorar el aspecto de la piel de las mejillas.

La temperatura aplicada a través de masajes mejora la circulación, promueve la elasticidad y ejerce un efecto tonificador que previene la formación de arrugas.

¿Cómo hacerlo?

  • Envuelve varios cubos de hielo en un paño suave y, a continuación, frótalos sobre las mejillas con suaves movimientos circulares.
  • Mantenlos durante cinco minutos y repite su uso todas las noches.

5. Preparar una mascarilla de aguacate

Cómo preparar esta mascarilla de aguacate y aloe vera

En lugar de gastar una fortuna en costosas cremas comerciales puedes preparar una mascarilla de aguacate y miel para brindarle un plus de nutrientes a esta zona del rostro.

Sus ácidos grasos esenciales y antioxidantes ayudan a reparar las fibras débiles, y aumentan la sensación de elasticidad y firmeza.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

¿Qué debes hacer?

  • Tritura la pulpa de un aguacate maduro y mézclala con la miel de abejas.
  • Tras obtener una crema, frótala sobre las mejillas y déjala actuar 15 minutos.
  • Procura hacerlo en horas de la noche, mínimo tres veces a la semana.

Visita este artículo: 9 razones para comer aguacate

6. Utilizar tónicos faciales

El uso diario de tónicos faciales disminuye el aspecto de las mejillas caídas y previene la aparición de arrugas y otros signos de la edad prematuros.

Estos productos cuentan con propiedades nutritivas y reafirmantes que, tras ser absorbidos, tensan la piel a la vez que la dejan humectada y suave.

Aunque pueden adquirirse en presentaciones comerciales, también se pueden remplazar por agua de rosas, infusión de manzanilla o jugo de pepino.

Como lo acabas de notar, con adoptar simples medidas dentro de tu rutina de belleza puedes darle los cuidados necesarios a tus mejillas.

Recuerda que esta zona es susceptible a los efectos negativos de los radicales libres y, por ende, es primordial brindarle atención todos los días.

 

 

Te puede gustar