¿Quieres una familia unida? Comunícate

Es importante que fomentemos la comunicación familiar desde que nuestros hijos son pequeños. Debemos transmitirles confianza y libertad para hablar de cualquier tema, sin olvidar nuestro papel de padres

La comunicación es algo que debe estar presente en cualquier situación de nuestra vida, pero más si tenemos una familia con quien debemos entendernos.

Muchos son los problemas que hay en una familia y no saberlos resolver de la mejor manera hace que cada día haya más divorcios en nuestra sociedad. Los psicólogos más famosos especializados en la familia coinciden en indicar la falta de comunicación como el principal factor de las rupturas de las unidades familiares.

¿Cuántos de vosotros tenéis hijos adolescentes que llegan a casa y casi no dicen ni “Hola” para irse directamente a su habitación y encerrarse en ella? ¿Cuántos de nosotros tenemos hijos que cuando queremos hablar con ellos o darles consejos nos dicen que somos pesados, aburridos o antiguos?

Cada día hay más familias que se encuentran en esta situación y, para evitarla, lo mejor es tener unos hábitos de comunicación desde el principio y, en caso de que los niños ya se nos hayan hecho mayores, debemos ser aún más persistentes para volver a recuperar la comunicación en la familia.

¿La clave de la comunicación? Habla las cosas

Si no queremos encontrarnos con problemas de comunicación en la familia, los especialistas aconsejan siempre hablar las cosas; por mucho que nos cueste, debemos dar ejemplo al resto de los integrantes de la familia y más si hay niños que aprenden de nosotros. Es importante poder ser sinceros con la pareja y con el resto de la unidad familia; reconocer los errores y pedir perdón abiertamente es algo con lo que se puede empezar.

Si tenemos hijos pequeños debemos evitar que estos pasen tiempo solos; esto nos ayudará a evitar situaciones peores cuando estén en la adolescencia. Los padres deben hacer que los hijos estén con ellos, jugar con ellos y compartir cuanto más tiempo con ellos. Es importante que hagamos que el niño se sienta cómodo hablando de lo que le sucede en el colegio, lo que quiere hacer, etc. Debemos dejar expresarle sus propios gustos y si no puede hacer alguna cosa, debemos explicarle el por qué no la puede hacer.

La comprensión y la confianza son la base de cualquier relación que tengamos y, en la familia, es esencial si queremos mantener una cohesión en ella.

comunicacion

Si no puedes tu sol@, busca ayuda

Hay casos que son muy difíciles de arreglar, pero los especialistas en psicología de la familia nos pueden ofrecer una gran cantidad de terapias sociales, mediante las cuales aprenderemos a abrirnos; seremos capaces de pasar más tiempo en familia, podremos expresar nuestros sentimientos de una manera más abierta y fácil, etc.

Pese a que la comunicación es algo necesario para el ser humano, muchas veces aún nos cuesta mucho comunicar lo que llevamos en nuestro interior. Por ello, lo mejor es buscar las maneras en las que establecer relaciones de confianza y, una vez podamos expresar todo lo que tengamos en nuestro interior, veremos que nuestra vida es mucho más fácil y cómoda.

oriolsalvador

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar