Quiero empezar a vivir sin miedo

Para vivir sin miedo debemos aceptar que todo puede pasar y que de todo vamos a obtener una enseñanza, tanto de las cosas buenas como de las malas

Quiero atreverme a hacer locuras, a deshacerme de todo lo que tanto me ha hecho daño. Quiero empezar a vivir sin miedo. Deseo comenzar otra vez, arriesgándome, pisando mis temores mientras aprendo de mis errores.

Lee: El miedo, el cerebro emocional arrinconado

Muchas personas viven toda su vida con un terrible miedo a hacer diversas cosas que les gustaría. Esto les provoca mucha ansiedad y frustración. Es como si tuviesen una losa encima de ellas que les impide caminar hacia adelante.

Las experiencias negativas de mi pasado

Mujer-corriendo-con-miedo

¿Quién no tiene alguna experiencia que le gustaría poder olvidar? Lamentablemente, algunas nos marcan tanto que es muy difícil desprendernos de ellas. Se convierten, entonces, en una mochila muy pesada que arrastramos.

Esto sucede cuando no somos capaces de superar lo ocurrido. Nos encontramos anclados en el pasado. Toda situación que se semeje a esa terrible experiencia nos provocará una reacción de escape.

¿Cómo puedo arrancar? ¿Cómo conseguir, de nuevo, seguir hacia adelante sin que el presente se encuentre influenciado por el pasado?

  • Acepta lo ocurrido: A muchas más personas les ha sucedido lo mismo que a ti y han salido adelante. No importa la gravedad de la situación. Si admites lo que te ha pasado ya habrás dado un gran paso.
  • Aprende de lo que te ha hecho daño: Toda circunstancia negativa tiene siempre algo positivo. Así lograrás avanzar un poco más.
  • No siempre sucederá todo de la misma manera: Imagina que tu pareja te fue infiel y no te atreves a sumergirte en una nueva relación porque tienes miedo a que pase lo mismo. Las cosas no tienen por qué ocurrir de nuevo.
  • Mira hacia adelante: Deja el pasado atrás. Cada vez que aparezca, ignóralo. Has aprendido, lo has aceptado y estás dispuesto a vivir nuevas experiencias.

Habrá muchas positivas y otras negativas. Ambas te convertirán en una persona más fuerte.

Descubre: Los efectos de las emociones y pensamientos negativos en nuestro cuerpo

Mujer-con-miedo-sentada-en-el-suelo

Vivir sin miedo a los “y si…”

Algunos de nuestros mayores miedos no provienen de circunstancias pasadas, sino del futuro impredecible que nos espera de aquí en adelante.

Hay personas que no dejan de suponer lo que puede pasar si dicen esto y lo otro, si actúan de determinada manera, si toman cierta decisión…

Todas estas suposiciones te frenan y evitan que te arriesgues a llevar a cabo lo que tanto quieres.

Por ejemplo, piensa que quieres montar una empresa por tu cuenta. Lo tienes todo a tu favor. Tan solo necesitas ponerte en marcha para que todo comience a moverse.

¿A qué esperas?

No te pierdas: Libérate de los temidos “y si…”

puente colgante

Los “y si…” aparecen y todo se derrumba. ¿Y si todo sale mal? ¿Poseo las aptitudes requeridas para que esto vaya bien? ¿Y si llevo la empresa a la ruina?

Todo esto está evitando que hagas lo que quieres ahora. Las cosas pueden salir bien o mal. Sin embargo, si te quedas parado, nunca lo sabrás.

Confía en ti mismo

La mayoría de nuestros temores surgen a causa de nuestra autoestima. Cuanto más baja esté, más fuerte se hará nuestro miedo.

Por eso, es muy importante confiar en nosotros mismos, no tener miedo a errar, a tropezar y a fracasar. No siempre las cosas salen bien, pero lo importante es arriesgarse.

Nuestras dudas y nuestros malos pensamientos son solo recursos que nos ponen a prueba. Porque es normal tener miedo ante la novedad. También es habitual sentir temor de aquello que ya una vez experimentamos.

Sin embargo, cae y levántate, tropieza y vuelve a caminar. Si amas a una persona no la dejes ir porque en un tiempo pasado te hicieron daño y has dejado de creer en los demás.

¿Por qué no volver a poner en marcha ese proyecto tan novedoso? Que anteriormente haya sido un desastre no significa que no puedas volver a intentarlo. Quizás, en esta ocasión, todo salga bien.

ser valiente

Antes de irte no dejes de descubrir: Hazlo, y si tienes miedo, hazlo con miedo

Tener miedo es normal, así que si quieres hacer algo y sientes temor, igualmente llévalo a cabo. No permitas que esta sensación de angustia que puede tener diversos orígenes te bloquee.

En tus manos está dejar atrás todo esto y empezar a vivir sin miedo.

 

Te puede gustar