Aprende a liberar tu mente de los pensamientos negativos

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 9 diciembre, 2015
Lo primero que debemos hacer si queremos liberarnos de los pensamientos negativos es aprender a reconocerlos y transformarlos para que, en lugar de anclarnos, nos ayuden a avanzar

Tal y como suele decirse, en ocasiones, no hay peor enemigo que uno mismo, y con ello, nuestros pensamientos negativos. Es decir, aquellos que nos recuerdan nuestros errores o preocupaciones. Sin embargo, en la vida debemos caminar con poco peso. Cuantas menos cargas tengas en tu mente y corazón más feliz podrás ser.

Por ello, hoy queremos enseñarte diferentes modos con los que puedes dejar a un lado tus pensamientos negativos. ¡Sigue leyendo!

Cómo dejar a un lado tus pensamientos negativos

1. Aprender a ser consciente de esos pensamientos negativos

mujer cargando el peso del mundo y su mente

La mente humana puede llegar a ser un espacio tan complejo como desconocido. En ella, habitan nuestras experiencias y nuestros pensamientos del día a día. Sin embargo, hay veces que esos pensamientos limitan nuestra paz interior y no nos dejan razonar con claridad.

Conoce 7 modos efectivos de relajar la mente

En esos momentos, deberíamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Ofrécete cada día un par de horas para ti mismo, para descansar y pensar.
  • Coge una hoja en blanco y a través de varias palabras, intenta describir cómo te sientes: enfado, molestia, miedo, soledad…
  • Una vez sacadas al exterior estas emociones, es momento de analizar por qué nos sentimos así.
  • Cuando sepamos qué provocan esas emociones, intenta decidir qué puedes hacer para resolver esos problemas.

2. Liberar a la mente de pensamientos negativos

mujer con flores relajando su mente

Una mente tranquila es reflejo de salud. Esto es algo que debemos tener claro desde el principio, porque si caemos en el lado de la preocupación continua, la rabia o la tristeza, podríamos llegar a enfermar. Por eso, cuando notemos que nuestros pensamientos negativos duran más de lo normal, lo mejor es acudir a un especialista. 

3. Aprende a perdonar y a dejar ir

La necesidad de perdonar es vital en nuestro día a día por una sola razón: nos permite liberarnos. Es posible que te cueste y que te duela pero una vez que perdonas es cuando dejas ir esos pensamientos negativos que llenaban tu interior.

4. Transforma los pensamientos negativos en positivos

En ocasiones nuestros pensamientos pueden llegar a tener un claro componente negativo: no puedo, no me lo merezco, a mí no me va a pasar o incluso pensar que ya es demasiado tarde. Vale la pena hacer el esfuerzo de transformar cada pensamiento negativo en positivo: yo sí puedo, yo me lo merezco y no es tarde para aquello que quiero hacer.

5. Desactiva los pensamientos obsesivos por nuevas ilusiones

Hay veces en que un miedo interno se convierte en algo obsesivo. Pensemos, por ejemplo, en las personas que tienden a obsesionarse con que sus parejas le están engañando. Este tipo de obsesiones, aparte de ser inciertas, podrían llevarnos a desarrollar nuevos miedos y a hacernos más infelices a nosotros mismos.

Lee también 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

Por ello, si no puedes cambiar aquello que te perturba trata de desviar esos pensamientos negativos hacia otros caminos. Por ejemplo, en hacer actividades que nos llenen y cuidarnos a nosotros mismos. Si tú eres feliz, harás felices a los demás.

6. En ocasiones, los pesos de la mente se resuelven introduciendo cambios

mujer con un pez relajand su mente

Piensa en tu mente como en una habitación. Hay épocas de nuestra vida en que, por las razones que sean, cerramos todas las ventanas de esa sala quedándonos a oscuras, sin que entre el aire. Día a día la atmósfera se irá intoxicando y, con ella, nosotros. Desde ahí no podremos ver nuevas perspectivas, ilusiones ni un soplo de aire fresco.

Es necesario “abrir la mente” y, para ello es necesario hacer cambios. Hacer que esa habitación se convierta en un palacio de paz lleno de múltiples puertas y ventanas. Por ello, merece la pena atreverse a cambiar, a salir de esa realidad.

Descubre cómo tratar la depresión naturalmente

Algunos consejos para cambiar esa realidad que nos preocupa

  • Uno de los peores enemigos de la mente es la rutina. El hacer todos los días lo mismo. Intenta que cada día haya algo diferente y nuevo.
  • Deja que el mundo se abra a ti a través de nuevos enfoques, pensamientos y sensaciones.
  • Evita estar en casa durante mucho tiempo. Sal a andar, apúntate a diferentes actividades o simplemente queda con amigos.
  • Ilusiónate cada día por cosas nuevas.
  • Sé crítico, obtén tu propia opinión sobre las cosas y nunca te canses de aprender, de leer y de experimentar.

La mente necesita ser libre y abrir sus ventanas para que todo lo tóxico se vaya, y con ello, las preocupaciones y los pensamientos negativos. Tu salud física y emocional lo notará si pones en práctica estos consejos. Es importante ponerte en manos de un especialista si notas que estos pensamientos negativos se hacen muy continuos.

  • Pablo Manzano. Temperamento y Personalidad – Libros Ilustrados. SteelBrush, 2014.
  • Gaby Vargas.  Comunícate, cautiva y convence: Aprende a leer a los demás. Impacta positivamente. Aumenta tu potencial. Penguin Random House Grupo Editorial México, 2015.
  • Susan Clonninger. Teorías de la personalidad. Pearson Educación, 2002.