Cómo quitar de forma natural las varices con 6 remedios caseros - Mejor con Salud

Cómo quitar de forma natural las varices con 6 remedios caseros

Para acabar con las varices y favorecer la circulación debemos combinar los tratamientos de uso tópico con determinados alimentos con efectos antiinflamatorios y anticoagulantes que nos ayuden

Las varices o venas varicosas son un problema que, más allá de lo estético, indican un trastorno de salud en el sistema circulatorio y linfático.

Ocurren cuando las válvulas unidireccionales en las venas de la pierna no funcionan de forma adecuada, represando la sangre e impidiendo que retorne de forma correcta hacia el corazón.

Como consecuencia los vasos capilares se dilatan y, a su vez, la vena se deforma bajo la superficie de la piel, dándole un aspecto rojo o amoratado.

La mayor parte de las veces no generan dolor, pero algunas veces producen hormigueo, sensación de pesadez y otras complicaciones que resultan difíciles de sobrellevar.

Por suerte, hay varias soluciones de origen natural que, aplicadas de forma recurrente, favorecen su tratamiento para conseguir un rápido alivio de los síntomas.

En esta oportunidad queremos compartir 6 buenos remedios caseros que, por un bajo precio, te ayudarán a decirle adiós a esta condición.

¡Pruébalos!

1. Aloe vera

Aloe vera

La planta de aloe vera contiene unos cristales ricos en nutrientes esenciales que benefician tanto la salud de la piel como la circulación sanguínea.

Su uso tópico se ha aprovechado durante décadas como una solución natural contra las venas inflamadas y doloridas.

Tiene propiedades astringentes e hidratantes que, tras ser absorbidas, controlan la formación de varices en las piernas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma la cantidad de aloe vera que consideres necesaria y frótala sobre las zonas afectadas con suaves masajes circulares.
  • Deja que el líquido se absorba en la piel y enjuágalo al día siguiente.
  • Repite su uso todas las noches, hasta notar una mejoría.

Lee también: Prepara un gel refrescante de aloe vera para calmar las quemaduras solares

2. Ajo

El ajo es uno de los superalimentos que se han recomendado durante años como tratamiento complementario contra las varices y arañitas vasculares.

Este ingrediente es rico en compuestos sulfurosos que, tras ser absorbidos, ejercen un efecto antiinflamatorio y anticoagulante.

¿Cómo utilizarlo?

  • Consume un diente de ajo crudo en ayunas, con un poco de jugo de limón o en agua caliente.
  • Prepara una pasta de ajo, agrégale un poco de aceite de oliva y usa la solución para masajear las zonas afectadas por las varices.
  • Repite el tratamiento todos los días.

3. Castaño de Indias

Las castañas, un fruto seco con gran valor nutricional

El castaño de Indias es un remedio natural que se ha hecho famoso en todo el mundo por su efectividad contra las varices, la inflamación de las piernas y el dolor.

Muchos lo utilizan como método alternativo contra los síntomas de la flebitis, ya que ha demostrado interesantes efectos sobre la salud circulatoria.

En algunos pacientes restablece la función de las válvulas de las venas, facilitando el transporte de la sangre hacia la parte superior del cuerpo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Consuma un comprimido de castaño de Indias todos los días.
  • Adquiere los extractos naturales de la planta y úsalos de forma tópica mediante masajes.

4. Arcilla verde

Una pasta elaborada con arcilla verde sirve para controlar la inflamación y la sensación de pesadez ocasionada por la presencia de varices en las piernas.

Este ingrediente tiene compuestos con propiedades antiinflamatorias, astringentes y calmantes que disminuyen de forma notable la inflamación de las venas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un poco de arcilla verde con agua tibia hasta obtener una pasta consistente y, luego, frótala sobre las partes afectadas.
  • Deja que se seque bien durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite su uso como mínimo tres veces a la semana.

5. Infusión de perejil

Perejil

Las propiedades diuréticas y antiinflamatorias de la infusión de perejil pueden aprovecharse como parte del tratamiento de este problema circulatorio.

Su consumo regular impulsa la eliminación de los líquidos retenidos en los tejidos y, de paso, estimula la circulación.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara un litro de infusión de perejil y distribúyelo para tres o cuatro tomas al día.
  • De forma opcional, aplica el líquido sobre las piernas y masajéalo hasta que absorba bien.

Visita este artículo: 8 cosas buenas que te ocurren cuando consumes perejil

6. Restos de café

Los restos de café que suelen desecharse tras preparar la bebida cuentan con interesantes propiedades que se pueden aprovechar en muchos tratamientos alternativos.

Por ejemplo, su acción antiinflamatoria y estimulante promueve la buena circulación de la sangre y disminuye las venas dilatadas.

Su aplicación regular elimina las células muertas de la piel, mejora la elasticidad de las venas y previene el envejecimiento prematuro.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece los restos de café con agua o aceite de oliva y frótalos sobre las zonas deseadas con suaves masajes circulares.
  • Espera que actúe 15 minutos y enjuaga.
  • Úsalo dos o tres veces a la semana.

¿Lista para probar estos remedios caseros? Como puedes notar, no es necesario que gastes en costosos tratamientos comerciales para combatir las venas varices.

Elige alguna de las opciones citadas y descubre que puedes tratarlo de forma eficaz sin exponer tu piel a productos agresivos.