Cómo quitar los rayones del piso de manera fácil

Para quienes cuidan los pisos de su casa, los rayones son la pesadilla más espantosa. Mantén la calma: te dejamos algunos consejos para que te deshagas de ellos o, al menos, los disimules.

Un rayón en el piso puede destruir la tranquilidad de aquellos que aman mantener su casa reluciente. Sin embargo, no hay razón para alarmarse en exceso. Es posible quitar los rayones del piso muy fácilmente; sigue estos pasos y compruébalo.

Los rayones en los pisos se acumulan con el paso del tiempo. Algunos pueden darse en ocasiones específicas, como al mover un mueble; otros, en tanto, suelen suceder incluso sin que nos demos cuenta. ¿En qué momentos? Al mover una silla, cuando las mascotas entran al hogar o incluso cuando una piedra se incrusta en la suela de nuestros zapatos.

Al verlos, muchos piensan que su piso quedó arruinado de forma indefinida y que nada cambiará ese detalle poco vistoso en la habitación. A no alarmarse: presentamos algunas formas sencillas de quitar los rayones del piso.

5 maneras de quitar los rayones del piso

1. Rayones poco profundos en pisos de madera

Suelos de madera.

Los pisos de madera o parquet son candidatos a los rayones desde su primer día en la casa. Para deshacerte de esas rayas superficiales, necesitarás un marcador para madera del color de tu piso; puedes conseguirlo en las ferreterías. Una vez que lo tengas, sigue los siguientes pasos:

  1. Limpia el área del rayón con un paño suave remojado en agua. Así, quitarás los restos de suciedad y la tierra.
  2. Prueba el marcador en una zona no visible para comprobar que encaje correctamente.
  3. Pinta el rayón con la punta del marcador hasta que quede del mismo tono que el resto del piso.

Visita este artículo: Un truco eficaz para quitar abolladuras de la madera en 30 segundos

2. Rayones suaves en pisos laminados

Los pisos laminados, una alternativa económica para los pisos de madera, pueden rayarse con facilidad. Por lo tanto, es necesario tener una estrategia para subsanar estas irregularidades. Para ello, este proceso te puede servir:

  1. Luego de limpiar correctamente la zona raspada, utiliza un lápiz reparador —se consiguen con los kits de reparación de pisos— para rellenar la zona de la rayadura. 
  2. Limpiar el exceso de cera y alisarla con un trapo o paño húmedo.
  3. Dejar secar por 24 horas.
  4. Tomar un poco de arcilla para madera —también del kit— y rellenar el rayón hasta que quede del nivel del piso.
  5. Limpiar el exceso con un trapo o paño.

3. Rayones profundos en pisos de madera

Madera.

Estos casos ya revisten un poco más de gravedad. No obstante, también es posible mejorar la situación, por lo menos en parte. En este caso, vas a necesitar relleno de madera del color de tu piso. Luego, procede según estas instrucciones:

  1. Remueve la suciedad del área estropeada con un paño húmedo. Enjuágalo y repite el proceso para dejarla totalmente limpia.
  2. En caso de que tu piso cuenta con una capa superior de poliuretano o barniz, deberías pasar un trapo con disolvente para retirarla. Luego, pasa de nuevo el paño húmedo y deja secar.
  3. Aplica un poco de relleno de madera con tu dedo índice. También con el dedo, espárcelo por toda la zona dañada. No te preocupes si te pasas, puedes quitar el exceso más tarde.
  4. Déjalo secar, por lo menos, un día.

Si no te animas a utilizar este método o tienes miedo de arruinar tu piso, siempre está la posibilidad de llamar a un profesional para que lo haga. Sin embargo, no deberías preocuparte: el procedimiento es sencillo.

Lee también: Mantenimiento de los muebles de madera en casa

4. Quitar los rayones del piso de granito

Quitar los rayones del piso es posible gracias a algunos productos fáciles de conseguir.

El piso de granito es característico de las casas que cuentan con algunos años. Estos suelos, bien combinados y mantenidos, aportan una belleza innegable a los ambientes. 

No obstante, su resistencia y durabilidad no los hace inmunes a los arañazos. Al mover un mueble o si se cae un objeto pesado, estos pueden sufrir las consecuencias. Lamentablemente, en estos casos no quedará otra que contactarte con un profesional.

En cambio, los rayones poco profundos o las manchas —normales en estos suelos— sí se pueden eliminar. Si estás en medio de este problema, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Como siempre, limpia la zona afectada con un paño mojado para quitar la suciedad. Después, déjalo secar.
  2. Aplica pasta para pulir sobre el rayón. Encontrarás las instrucciones en el envase de la pasta que utilices.
  3. Pule el rayón con lana de acero fina. Empieza muy suavemente para no estropear más la zona y continúa el proceso por unos minutos.
  4.  Comprueba el sello del granito tras el pulido. Si echas unas gotas de agua en la superficie y, en unos minutos estas se esparcen, es hora de reaplicar la capa superior del granito, también llamada sellado.

Mantener los pisos sanos es una tarea ardua, ya que cualquier incidente puede producir una marca. Sin embargo, es una tarea que puedes lograr gracias a estos sencillos métodos para quitar los rayones del piso, independientemente de su material.