Rasagilina: presentación e indicaciones

7 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Hoy en día, se desconocen los mecanismos precisos de acción de la rasagilina. Se cree que sus efectos podrían estar relacionados con su actividad inhibidora de la MAO-B, lo que provocaría un aumento de los niveles extracelulares de dopamina.

La rasagilina es un fármaco que pertenece a la familia de los fármacos inhibidores irreversibles de la enzima monoaminooxidasa (MAO). Se puede utilizar en monoterapia o como terapia adyuvante para el tratamiento del Parkinson. Cuando la enfermedad ya está más avanzada se utiliza en combinación con otros medicamentos.

Aunque lo vamos a ver más adelante y con más detalle, destacar que la rasagilina es selectiva de la MAO tipo B frente al tipo A. Debido a ello, provoca un aumento de las sustancias naturales del cerebro, como las monoaminas.

Por otra parte, este medicamento viene presentado en forma de tabletas para administrarse por vía oral. La posología suele ser de una vez al día, con o sin alimentos.

La rasagilina tiene mejores propiedades neuroprotectoras que otros medicamentos utilizados para la misma indicación, como la selegilina. La razón de ello es que este último fármaco se metaboliza en una sustancia tóxica y la rasagilina no.

¿Qué es el Parkinson?

Personas con Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno de carácter neurodegenrativo que afecta al sistema nervioso. En la segunda enfermedad más prevalente, después del Alzheimer, y pertenece a los llamados Trastornos del Movimiento.

Es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de neuronas en la sustancia negra, una estructura que se encuentra en la parte media del cerebro. Al perderse la sustancia negra, los niveles de dopamina disminuyen considerablemente. La dopamina es un neurotransmisor necesario para la transmisión de la información del cerebro al resto del cuerpo para la realización de movimientos.

De esta forma, al no tener dopamina suficiente, que es una de las monoaminas del cerebro, esta transmisión se ve afectada y, junto a ella, el control que tiene el paciente sobre los movimientos. Todo ello desencadena una serie de síntomas motores como el temblor en reposo o la rigidez.

¿Cuál es la causa del Parkinson?

A pesar de que sí se conocen una serie de factores que favorecen el desarrollo de este trastorno, no se conoce todavía la causa exacta que lo desencadena. Entre los factores contribuyentes podemos mencionar los siguientes:

  • Edad: es un claro factor de riesgo. La enfermedad suele iniciarse entre los 50 y los 60 años. Si se produce antes de los 50, la enfermedad se conoce como Parkinson de Inicio Temprano.
  • Genética: el 90 % de los casos de Parkinson no están relacionados con una alteración genética. Sin embargo, hay un 15-25 % de los pacientes que tienen algún familiar que sí la ha desarrollado.
  • Factores medioambientales: el consumo continuado de agua de pozo o haber estado expuesto a pesticidas y herbicidas pueden ser factores de riesgo del desarrollo de esta enfermedad.

Quizá también te interese leer: Relación entre el párkinson y las enfermedades autoinmunitarias

¿Cómo ejerce la rasagilina su efecto en el organismo?

Neuronas enfermedad de parkinson

La rasagilina, como hemos visto, es un fármaco que inhibe la monoaminooxidasa B. Esta enzima se encuentra en las mitocondrias de las células en las terminales nerviosas de todo el cuerpo, especialmente en el cerebro, el hígado y la mucosa intestinal.

La MAO regula la degradación de las catecolaminas, como la dopamina, y de la serotonina del sistema nervioso central y los tejidos periféricos. En el cerebro, la MAO que predomina es el tipo B.

Hoy en día, se desconocen los mecanismos precisos de acción de este medicamento. Se cree que sus efectos podrían estar relacionados con su actividad inhibidora de la MAO-B. Esto provocaría un aumento de los niveles extracelulares de dopamina.

El aumento en las concentraciones de dopamina y, en consecuencia, el aumento de la actividad dopaminérgica es probable que sean los responsables de los efectos beneficiosos de la rasagilina observados en los modelos de disfunción motora dopaminérgica.

Lee también: 6 curiosidades del cerebro humano que seguramente desconoces

Conclusión sobre la rasagilina

La rasagilina es un fármaco utilizado para el tratamiento del Parkinson. Viene en forma de tabletas para la administración oral. Se suele recomendar tomarlo siempre a la misma hora, con o sin alimento.

Sigue siempre las instrucciones del médico y consulta con él cualquier cosa que no entiendas. No debes disminuir la dosis ni la frecuencia de toma por tu cuenta. Un mal uso de este medicamento puede tener graves consecuencias para la salud.

  • Linazasoro, G. (2008). Rasagilina en la enfermedad de Parkinson. Neurologia.
  • Pagonabarraga, J., & Kulisevsky, J. (2010). Rasagilina: Eficacia y protección en la enfermedad de Parkinson. Revista de Neurologia.
  • Pagonabarraga, J., & Rodríguez-Oroz, M. C. (2013). Rasagilina en monoterapia en pacientes en fases tempranas de la enfermedad de Parkinson y en terapia combinada y coadyuvante a levodopa en fases moderada y avanzada. Revista de Neurologia.