Pon atención: estos rasgos indican que tu hijo tiene problemas de aprendizaje

Un problema de aprendizaje es una condición que aparece a muy temprana edad, y con la cual el niño debe aprender a vivir. Reconocerla a tiempo es fundamental. Conoce algunos rasgos característicos de esta condición.

Angélica tiene 4 años y por primera vez en su vida va a una escuela. En el aula, no habla ni comparte con otros niños, tampoco parece seguir las instrucciones de la maestra. El psicólogo escolar y la docente citan a los padres de Angélica porque vislumbran que tiene problemas de aprendizaje.

En poco tiempo, los padres de Angélica tienen que reunirse tres veces con el personal de la escuela. En casa, Angélica es una niña conversadora e interesada en aprender lo que mamá y papá le muestran; pero eso no es lo que ocurre en la escuela.

La presión hace mella en los padres de Angélica y la llevan a una consulta con un neuropediatra. Después de una evaluación, el médico diagnostica que no hay nada anormal. Simplemente, Angélica es distinta a sus compañeros, tal y como son todos los niños entre sí.

Al poco tiempo ocurre el “milagro”: Angélica comienza a socializar, le interesa lo que la maestra le presenta y conversa animadamente con ella y sus compañeros de aula.

Cada niño tiene su ritmo

mujer-e-hijo

La historia precedente ha sido vivida por montones de padres, niños, maestros y profesionales de la salud. Aunque es común decir que “cada niño tiene su ritmo”, no son pocas las veces en que la angustia exagerada nos hace ver problemas donde no los hay.

El comienzo de la escuela trae problemas de todo tipo, pero la mayoría se soluciona a su debido momento. El preescolar es divertido, los niños aprenden jugando y los docentes tienen un trato cercano y personal.

A medida que los niños crecen, las materias escolares se complican, las tareas se multiplican y las relaciones con los compañeros tienen nuevos y diferentes matices. El niño es más consciente de sus capacidades y limitaciones. A unos les va bien, a otros no tanto.

Visita este artículo: Tus hijos recogen los miedos que siembras

¿Cuándo se detectan los problemas de aprendizaje?

Aunque no faltarán los profesionales que indiquen que mientras más temprano se detecten los trastornos del aprendizaje, mejor. Lo cierto es que con niños pequeños, se corre el riesgo de hacer diagnósticos exagerados.

Un especialista es quien da el diagnóstico de un trastorno del aprendizaje, preferiblemente cuando el niño llega al tercer grado de la educación escolar, es decir, entre los 7 y 8 años.

Las dificultades de aprendizaje afectan el procesamiento de información. Por ejemplo: el niño demora en adquirir la lectura y la escritura, y suele tener problemas con las matemáticas. Puede entender de qué se trata, pero no logra expresarlo con corrección.

Esto no solo afecta su rendimiento escolar, sino también su capacidad para relacionarse con los demás.

Primeras señales de problemas de aprendizaje

Deja que tus hijos se equivoquen

En niños menores de 5 años, las señales que indican que un niño puede tener problemas de aprendizaje son las que se mencionan a continuación. Sin embargo, insistimos, no desesperes. Debes cultivar la paciencia, observar a tu hijo y ver cómo es su evolución. Las señales son:

  • Tiene problemas con actividades motoras como escribir, rasgar, caminar, recortar, abotonar, subir cierres o cremalleras y atar cordones.
  • Le cuesta seguir instrucciones simples, ya le parecen muy complejas y no puede ejecutarlas.
  • Tiene retraso en el habla, problemas de pronunciación, le cuesta aprender nuevas palabras.
  • Se le dificulta aprender a leer, los números, el alfabeto, los días de la semana, los colores y las figuras geométricas.
  • Tiene problemas para concentrarse o prestar atención.
  • Se siente frustrado o desmotivado para realizar actividades escolares o en otros espacios de su vida familiar y social.

Indicadores de problemas de aprendizaje en niños más grandes

  • No quiere hablar sobre sus estudios y pasa mucho tiempo haciendo sus tareas.
  • Se aburre y no tiene interés en la escuela.
  • Tiene mal comportamiento en la escuela o es agresivo.
  • Evidencia problemas para identificar y expresar sus sentimientos.
  • Presenta dificutades para dormir o comer.

Confirmado: tiene trastornos del aprendizaje

qué sucede con el hijo

Los niños con trastornos de aprendizaje tienen una inteligencia normal o por encima de lo normal, pero les cuesta expresar lo que saben. Como tienen problemas para aprender ciertas materias, con frecuencia se sienten frustrados y enojados.

Estas emociones repercuten negativamente en su autoestima. Incluso, pueden llegar a sufrir depresión, ya que sabe bien lo que quieren lograr, decir, escribir o hacer, mas les es difícil lograrlo.

En algunos casos, los niños con trastornos del aprendizaje presentan discapacidades como la dislexia o la discalculia, o bien sufren de ambas. Ello, sin duda, facilita un diagnóstico acertado. También, pueden presentar problemas de falta de atención, pero eso no significa que tengan trastornos por déficit de atención.

¿Quieres conocer más? Tratamiento de la neumonía en niños

¿Cómo ayudo a mi hijo?

  • Comprende y acepta que los problemas de aprendizaje son para toda la vida.
  • La maestra ayuda a detectar síntomas y a crear el entorno que favorezca el aprendizaje, pero no puede dar un diagnóstico.
  • Un buen diagnóstico y una intervención oportuna tienen un impacto muy positivo en la vida académica de tu hijo.
  • Las pruebas para detectar los problemas de aprendizajes las realizan especialistas: un psicólogo, un neurosicólogo infantil, un pediatra especializado o un psiquiatra.
  • Los niños con trastornos del aprendizaje aprenden. Enfócate en sus capacidades y gustos. Eso alimenta su autoestima.
  • Los castigos y las reprimendas no funcionan con estos niños, por el contrario, pueden agudizar el problema.
  • Cuando tu hijo haga un berrinche o llore por sus limitaciones, quédate a su lado. Dile cuánto lo amas y reconoce cuánto se esfuerza para lograr lo que sabes no es fácil para él.

Para mamá y papá

Criar a un hijo con problemas de aprendizaje es estresante. Si necesitas apoyo o terapia psicológica, búscala. Tu hijo también se beneficiará de que mamá y papá estén bien. Por favor, nunca compares a tu hijo con problemas de aprendizaje con otro niño que no los tenga, menos aún con un hermano. Tu hijo lo agradecerá.