5 razones para comer gelatina en la dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 20 noviembre, 2018
La gelatina es un alimento con azúcar que podemos aprovechar para obtener energía y así, mantenernos activos a lo largo del día.

La gelatina se ha popularizado como uno de los postres que se pueden incorporar en la dieta cuando se quiere bajar de peso de forma saludable. Este es un alimento que contiene, sobre todo, proteínas y por ello, puede contribuir con la salud del organismo.

Durante mucho tiempo se pensó que no era conveniente consumirla, dado que se consideraba que al tener colorantes, azúcar y otros añadidos, sus propiedades se perdían. Sin embargo, hoy en día se sabe que el consumo moderado de gelatina, dentro de una dieta equilibrada, no es perjudicial.

Además, es recomendable aprovechar este postre en esos momentos en los que se tiene mucha ansiedad por comer (pues es cuando más fácilmente se puede caer en comestibles industriales, como los fritos y la bollería).

Entre otras cosas, la gelatina contienen agua y azúcar, y en cierta medida, proteínas que, una vez se asimilan en el cuerpo, pueden favorecer la formación de masa muscular y demás procesos que intervienen en el peso.

¿Por qué se recomienda comer gelatina en la dieta? ¡Descúbrelo!

¿Qué es la gelatina?

Antes de conocer los beneficios de la gelatina en la dieta para adelgazar, es conveniente que repasemos qué es este alimento y de qué se compone.

La también llamada grenetina, es un espesante de origen animal que se obtiene por el procesado de los tejidos conectivos del ganado bovino y porcino.

En el mercado se puede encontrar como gelatina sin sabor en polvo o láminas, la cual se suele emplear en la elaboración de postres y otra interesante variedad de recetas. Está compuesta principalmente de colágeno, pero también aporta carbohidratos, antioxidantes y agua.

Razones para comer gelatina en la dieta

Hay varios motivos por los que comer gelatina en la dieta ayuda a adelgazar. Por supuesto, todo depende de las maneras en que se prepare.

En general, si se combina con ingredientes sanos y naturales, es un postre ideal para cualquier alimentación equilibrada. Veamos sus beneficios:

1. Calma la ansiedad

Mujer observando unos pasteles.
Incluir la gelatina en la dieta ayuda a reducir la ansiedad por la comida.

Uno de los beneficios más destacados de comer gelatina en la dieta es que ayuda a paliar el hambre. Gracias a esto, se disfruta un snack bajo en calorías que reduce esos continuos antojos que conllevan a comer en exceso.

2. Mejora el rendimiento deportivo

A pesar de su bajo contenido de calorías, la gelatina es una fuente proteínas y carbohidratos que sirven como fuente de energía. En conjunto con sus vitaminas y minerales, es un alimento completo que permite mejorar el rendimiento deportivo.

3. Ayuda formar masa muscular

masa-muscular-mujer
Podemos consumir gelatina en nuestra dieta si queremos aumentar masa muscular.

Uno de los aminoácidos que aporta la gelatina es la arginina. Esta sustancia, cuando se asimila en el cuerpo, ayuda a obtener creatina. Este compuesto es determinante en el proceso de formación de masa muscular. Junto a otras proteínas es ideal para un cuerpo fuerte y tonificado.

Quizá te interese: 5 vegetales saludables para aumentar la masa muscular

4. Mejora la digestión

Comer gelatina en la dieta apoya los procesos digestivos y mejora la asimilación de algunos nutrientes. Esto se debe a su contenido de un aminoácido llamado glicina, que estimula el ácido clorhídrico en el estómago. También combate el estreñimiento y reduce el reflujo ácido.

5. Es libre de grasas y colesterol

A diferencia de otros postres dietéticos, la gelatina light no contiene grasas ni colesterol. Si se evitan preparados con añadidos de azúcares o componentes artificiales, es un tentempié muy sano que no hace aumentar de peso.

Menú con gelatina adelgazar

Gelatinas en la dieta.
La forma más saludable de consumirla es crear nuestros propios postres de gelatina.

La mejor manera de aprovechar los beneficios de la gelatina es incorporarla con moderación en una dieta equilibrada.

Desayuno

  • 1 vaso de zumo de gelatina (200 ml)
  • 1 taza de té o café (250 ml)
  • 2 rebanadas de pan integral con queso crema
  • 1 fruta al gusto

Almuerzo

  • 2 cucharadas de arroz integral (40 g)
  • 1 porción de pollo o pescado (100 g)
  • 3 raciones de verduras al vapor
  • 1 tazón de ensalada mixta
  • 1 porción de gelatina licuada con fruta

Cena

  • 1 plato de sopa de verduras
  • Porción de gelatina light
  • 1 taza de té verde (250 ml)

Quizá te interese: 6 trucos para hacer que la cena sea saludable

Zumo de gelatina para adelgazar

El zumo de gelatina se puede consumir como parte del desayuno o a la hora de la merienda. Es una alternativa rápida y fácil. Sin embargo, no se debe tomar de forma excesiva, dado que tiene un efecto laxante.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de gelatina sin sabor (45 g)
  • 1 taza de agua caliente (250 ml)
  • Trozos de fruta (al gusto)
  • 1 cucharada de semillas de lino molidas (15 g)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • Cubos de hielo (opcional)

Preparación

  • Diluye la gelatina sin sabor en una taza de agua caliente.
  • Transfiérela al vaso de la licuadora y procésala con los demás ingredientes.

Modo de consumo

  • Divide el zumo para dos porciones al día: uno en la mañana y otro a media tarde.

Nota final

El menú aquí propuesto es solo un ejemplo de cómo comer gelatina dentro de una dieta equilibrada. No se debe basar la alimentación diaria solamente en los alimentos mencionados.

Dado que la gelatina suele contener una gran cantidad de azúcar añadido, es importante mantener un consumo moderado. Aún cuando se trate de una versión light o 0 % azúcar.

  • González, I. (2015). Gelatina. FEUM.
  • Salvador, A., Suay, F., & Martínez-Sanchís, S. (1995). Deporte y salud: efectos de la actividad deportiva sobre el bienestar psicológico y mecanismos hormonales subyacentes. Psicología General y ….
  • Coronado H, M., Vega y León, S., Gutiérrez T, R., Vázquez F, M., & Radilla V, C. (2015). Antioxidantes: perspectiva actual para la salud humana. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182015000200014