Razones por las que el aceite de palma es malo para la salud

Durante el proceso de refinamiento se somete al aceite de palma a temperaturas superiores a los 200 ºC para eliminar el sabor y el olor. En este procedimiento se liberan sustancias cancerígenas

El aceite de palma es uno de los productos alimenticios cuyo consumo ha sido un tema de polémica en los últimos años.

Aunque es el segundo más utilizado en todo el mundo, superado apenas por el aceite de soja, sus efectos en la salud y en el ambiente lo han puesto en la mira de los consumidores.

Y es que, si bien hace parte de muchos alimentos de consumo regular, además de ser empleado en la cosmética y como biocombustible, no es una de las opciones más adecuadas desde un punto de vista nutricional.

Su alto contenido de grasas saturadas así como el impacto medioambiental que implica su producción son las razones por las que muchos están tratando de evitarlo.

¿Cuál es el origen del aceite de palma?

aceite-de-palma

El aceite de palma se obtiene de los frutos de la palma africana, conocida como palmera Elaeis guineensis.

Se cultiva en África y el sudeste asiático, sobre todo en Indonesia y Malasia, países que se posicionan como principales productores en todo el mundo.

El fruto tiene un color rojizo y se encuentra cubierto por un tejido ceroso. De este se obtiene un aceite crudo que en los países de origen se emplea para cocinar, dado que es una fuente rica de vitaminas A y E.

El problema es que el de tipo exportación es una versión procesada, que reduce su calidad nutricional, llegando a concentrar grandes cantidades de grasa saturada.

Ver también: 5 virtudes del aceite de pescado para tu salud

¿Dónde encontramos el aceite de palma?

En la actualidad un gran número de productos alimentarios, de limpieza y cosméticos contienen entre sus ingredientes aceite de palma.

Su producción es una de las más extensas de todo el mundo, y también una de las más económicas, por lo que las compañías no han dudado en utilizarlo.

Este aceite vegetal se encuentra en:

  • Bollería industrial y productos de panadería
  • Coberturas y cremas
  • Productos untables (margarinas, cremas de cacao, entre otros)
  • Productos precocinados (alimentos empanados, patatas, pizza, entre otros)
  • Aperitivos y chips salados
  • Margarinas
  • Salsas y aderezos industriales
  • Productos de higiene personal (geles, champús, jabones, pasta de dientes, entre otros)
  • Productos de limpieza para el hogar

Peligros del aceite de palma para la salud

La industria alimentaria no ha podido ocultar los efectos negativos que, a la larga, puede producir el consumo de aceite de palma.

Aunque su uso es muy extendido, y no está prohibido, su alto contenido de grasas saturadas genera un impacto en varios aspectos de la salud.

Aumenta los niveles de colesterol

Hipercolesterolemia

Más del 50 % de las grasas presentes en el aceite de palma son grasas saturadas. Es por esto por lo que, consumirlo de forma prolongada, en cualquiera de sus presentaciones, implica un gran riesgo de niveles de colesterol alto en la sangre.

  • La acumulación de colesterol malo (LDL) en las arterias aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares crónicas, incluyendo aterosclerosis y ataque cardíaco.

Produce enfermedades metabólicas

El perfil lipídico de este aceite vegetal, es decir, su composición de ácidos grasos, representa un alto riesgo de enfermedades metabólicas.

Estas grasas no solo incrementan el colesterol, sino que son una causa principal de sobrepeso, obesidad y problemas del hígado.

Incrementa el riesgo de cáncer

cancerigeno

Un informe de la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA, por sus siglas en inglés) publicado en mayo de 2016 reveló que el consumo de aceite de palma, incluso en cantidades reducidas, tiene una relación con un mayor riesgo de cáncer.

De acuerdo con esta investigación, que supuso un fuerte revés contra la imagen de este producto, en el proceso de refinamiento se somete el aceite a temperaturas superiores de 200 ºC para que carezca de sabor y olor.

No obstante, en este procedimiento libera sustancias cancerígenas que, de hecho, tienen la capacidad de alterar el ADN.

Ver también: ¿Cuál es el aceite más saludable para freír?

Impacto del aceite de palma en el medio ambiente

orangutanes

Aparte de la polémica desatada por su impacto negativo en la salud, el aceite de palma ha ganado mala fama por el daño ambiental que implica su producción.

Los datos facilitados por Greenpeace revelan que su demanda creciente está impulsado la destrucción y deforestación de selvas tropicales en sus países de mayor producción.

Esto, además, tiene en peligro de extinción a especies como el orangután o el tigre de Sumatra.

Entre otras cosas, los incendios producen grandes emisiones de CO2 que contribuyen al cambio climático.

¿Cómo evitar este ingrediente?

La recomendación principal para evitar el aceite de palma es leer las etiquetas de los productos.

Algunos productores evitan poner como tal su nombre, por lo que puede aparecer como:

  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal (palma)
  • Grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste
  • Sodium Palmitate
  • Estearina de palma (Palm stearin)
  • Palmoleina u oleina de palma (Palmolein)
  • Manteca de palma
  • Elaeis guineensis (su nombre científico)
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar