5 razones por las que incluir gelatina en tu dieta

Valeria Sabater 26 octubre, 2015
¿Sabías que, además de ser rica en proteínas y minerales muy beneficiosos para nuestra piel, la gelatina contiene vitaminas C y D? Estas nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico

Estamos seguros de que, en alguna ocasión, habrás visto como en los menús infantiles de las escuelas, o incluso en los hospitales, es común incluir gelatina. Si bien es un postre divertido, no es una golosina, ni aún menos un alimento cualquiera.

La gelatina es un recurso sencillo que nos aporta múltiples vitaminas y muchas proteínas. ¿Sabías, por ejemplo, que es un modo estupendo de fortalecer nuestras articulaciones y de reparar el cartílago?

Así es, a partir de hoy no solo será el postre que dar de vez en cuando a nuestros hijos. También tú te puedes beneficiar de la gelatina.

Te explicamos todo lo que puede hacer por ti.

1. ¿De qué está hecha la gelatina?

Te interesará saber, por ejemplo, que la industria farmacéutica utiliza gelatina para recubrir muchos de los medicamentos que tomamos de forma habitual. De ese modo, se digieren mejor y dañan menos el estómago.

Ahora bien, si te has preguntado alguna vez qué es en realidad la gelatina te diremos que se obtiene del colágeno, tejido conectivo y huesos de animales, entre otros elementos.

Cuando compramos las típicas bolsitas de gelatina para hacer postres en las tiendas, vemos ese polvo blanco en el cual, casi en su mayor parte, se contienen proteínas en estado puro. No tenemos más que tener en cuenta su composición:

Descubre cómo aliviar el dolor articular con gelatina

  • Entre 84-90% de proteína.
  • Entre el 1-2% de sales minerales.
  • Agua. No contiene conservantes.
  • La gelatina no tiene contiene colesterol ni ácido úrico.

2. La gelatina es un buen antiinflamatorio

inflamación

La gelatina contiene un ingrediente llamado glicina. Se trata de un buen antiinflamatorio capaz de reducir la incidencia de cualquier proceso infeccioso, así como ayudarnos a reparar tejidos dañados.

  • La glicina nos ayuda además a prevenir hemorragias e infecciones bacterianas.
  • Cuando sufrimos problemas de circulación o alguna enfermedad hepática, el consumo regular de gelatina nos va a permitir optimizar muchos de estos procesos.
  • Favorece la depuración del hígado eliminando toxinas de sus células.
  • Nos protege contra la artritis y úlceras.

3. Gelatina para tener sanos y fuertes el cabello, las uñas y la piel

No es algo muy conocido, pero la gelatina es increíblemente beneficiosa para fortalecer el cabello, las uñas y ofrecer un aspecto más joven a nuestra piel.

  • En el desarrollo del pelo y las uñas existe un proceso llamado queratinización. Gracias a él conseguimos, por ejemplo, dar firmeza a nuestra piel, fuerza al cabello y una mayor resistencia a las uñas.
  • Para que el proceso de la queratinización se produzca necesitamos de una serie de aminoácidos para estimular su formación. La gelatina puede ayudarnos.

4. La gelatina nos ayuda a acelerar el metabolismo

Gelatina-casera

La gelatina no es solo un alimento sin apenas calorías, rico en vitaminas y proteínas, sino que, además, consigue que nuestro organismo entre en ese proceso de termogénesis que le permite activar el metabolismo.

Nuestra recomendación es que combines la gelatina con algunas piezas de fruta ácidas. Si incluyes naranjas, pomelos o ciruelas, o fresas, conseguirás uno de los desayunos más adecuados para dar energía a nuestro cuerpo y empezar a quemar grasas.

Lee cómo acelerar el metabolismo para bajar de peso

5. Nos ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

La gelatina es ese recurso alimenticio que siempre deberíamos incluir en nuestra dieta y en la de toda la familia, sin descuidar, por supuesto, a niños y ancianos.

  • Además de no contener grasas ni colesterol, es una forma ideal de evitar los clásicos resfriados de temporada. Fortalece el sistema inmunológico y eleva nuestras defensas.
  • La gelatina está compuesta casi en su totalidad por proteínas, y las vitaminas que contiene en un nivel más elevado son la vitamina C y la D, además de minerales como el calcio y el fósforo.

Gelatina de naranja y jengibre para el sistema inmunológico

naranjas con gelatina

Ingredientes

  • 1 sobre de gelatina sin sabor (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 2 naranjas
  •  1 cucharadita de canela molida (5 g)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

Lee también cómo perder peso con raíz de jengibre

Preparación

  • Lo que haremos en primer lugar será obtener el jugo de las dos naranjas. Es importante que reserves las cáscaras, porque es aquí donde vamos a introducir la gelatina para conseguir un efecto más divertido y original.
  • Una vez obtenido el jugo, lo mezclamos con la gelatina. Si lo deseas, y para que sea mucho más fácil que se nos cuaje la gelatina, puedes colar el zumo para que no quede excesiva pulpa.
  • Mientras, vamos calentando esos 200 ml de agua, donde añadiremos la mezcla anterior. Es importante que vayamos removiendo bien para integrar la gelatina con la naranja.
  • En el momento en que llegue a ebullición será el momento de incluir la canela molida y esos 5 gramos de jengibre que previamente habremos rallado.
  • Por último, solo tendrás que llevar este rico preparado a las cáscaras de naranja sujetándolas para que no se vierta el contenido. Cuando cuaje la gelatina, a medida que se enfríe, verás qué original es el resultado y sobre todo, lo delicioso que resulta.

Es un postre sano que fortalecerá nuestras defensas y las de toda la familia. ¿Te animas a prepararlo?

Te puede gustar