6 razones por las que debes incorporar la mandarina a tu dieta

Lucía Ramírez · 24 diciembre, 2017
Aunque es conocida por su aporte de vitamina C, lo cierto es que la mandarina también nos proporciona muchos otros nutrientes que nos permiten gozar de una mejor salud

La mandarina es un fruto del mandarino, árbol de menor tamaño que el naranjo. Sus hespérides o frutos se componen de pulpa, fibra y jugo de sabor y aroma característicos.

A diferencia de la naranja, la piel de la mandarina se retira fácilmente.

Se suele consumir como fruta fresca, en jugo o ensaladas. También se utiliza en postres como mermeladas, batidos y en almíbar.

Es un aperitivo saludable, pues está compuesto en su mayoría por agua.

Además, por su bajo contenido de azúcar aporta tan solo 53 kcal por cada 100 gramos. Contiene fibra y nutrientes como potasio, magnesio, vitamina C, fósforo, vitamina E, folatos y vitamina A.

Como ves, la mandarina es una fruta totalmente versátil con nutrientes importantes para el cuerpo humano. A continuación te damos 6 razones por las que debes incorporarla a tu dieta.

1. Contiene vitamina C

Te-de-cascaras-de-mandarina-para-prevenir-el-cancer

La mandarina, después de la naranja, es una excelente opción para quienes desean consumir menos azúcares. Además, su sabor y olor le dan variedad a la dieta para obtener vitamina C.

  • El ácido ascórbico ejerce numerosas funciones en el organismo como prevenir enfermedades cardiovasculares y acelerar la curación de heridas.
  • Asimismo, colabora en el mantenimiento de la salud de huesos y dientes, así como en la absorción de hierro.
  • Por otra parte, esta vitamina ayuda en la producción de colágeno, y de la carotina.

La carotina es un compuesto químico que acelera el proceso de oxidación de ácidos grasos y producción de energía.

Dichas funciones ayudan en el control de masa del tejido adiposo al funcionar como quemador de grasa a nivel químico.

¿Cómo puedes saber si necesitas consumir vitamina C? Consulta el siguiente artículo: 8 síntomas que te alertan una deficiencia de vitamina C.

2. Combate el cáncer

Los radicales libres, moléculas altamente reactivas, generan una desorganización letal en las células del cuerpo debido a la mala alimentación, ejercicio excesivo, estrés, consumo de tabaco, alcohol y medicamentos, entre otras causas.

Como resultado de este proceso se produce el envejecimiento y una serie de problemas en los sistemas cardiovascular y nervioso.

Gracias a la vitamina C, vitamina E, los carotenos y flavonoides que contiene la mandarina, se produce una neutralización de procesos oxidativos contra las células cancerígenas.

De hecho, diferetnes estudios indican que estas vitaminas mejoran los efectos secundarios producidos por la quimioterapia y radioterapia de distintos tipos de cáncer (pulmón, estómago o próstata, entre otros).

3. Mejora la anemia

Alimentos que contienen hierro

La anemia es uno de los problemas nutricionales con mayor incidencia en el mundo.

Esto se debe a la baja producción de hemoglobina en el organismo, sustancia encargada de transportar el oxígeno en la sangre hacia todo el cuerpo.

Para realizar este proceso se requiere de algunos nutrientes como el hierro.

  • La vitamina C que encontramos en la mandarina es conocido como el mejor potenciador pues facilita la absorción de hierro por vía gastrointestinal e impulsa su movilización.
  • Según diferentes estudios científicos, con 25 a 75 mg de vitamina C, la asimilación de hierro en una comida se duplica o triplica por la reducción del hierro férrico a ferroso.
  • Esta sustancia interactúa con los fitatos, sustancias inhibidoras de nutrientes, produciendo menos complejos insolubles, a la vez que eleva la absorción de hierro y mejora la condición de anemia.

No te pierdas ¿Consumir frutas y verduras con regularidad previene el cáncer?

4. Mandarina: buena durante el embarazo

La mandarina nos aporta ácido fólico o vitamina B9. Este nutriente ayuda a nivel celular para el desarrollo de los tejidos, e impulsa la formación de glóbulos rojos.

También participa en la elaboración de ácidos nucleicos (ADN y ARN) e interviene en el desarrollo del sistema nervioso.

  • Dichas funciones son especialmente importantes en el embarazo y la infancia. Por ello, esta vitamina no debe faltar en una dieta sana y equilibrada.

¿Deseas conocer más sobre el ácido fólico? Te invitamos a leer el siguiente artículo: ¿Para qué sirve el ácido fólico?

5. Dulce fuente de potasio

El potasio es un macromineral muy importante que permite realizar funciones de regulación de agua en el cuerpo, musculares, del sistema nervioso y riñones.

De hecho, el potasio ayuda a normalizar algunos factores de la presión arterial.

En los deportistas, el consumo de potasio es vital pues les permite hidratarse, reponer los minerales perdidos en las sesiones de ejercicio y también reducir el riesgo de padecer lesiones.

El elevado contenido de la mandarina de agua y potasio la convierten en una fruta imprescindible para recuperar glucosa y electrolitos y, por ende, para tener mayor rendimiento físico.

6. Combate el ácido úrico e infecciones

mandarina

Por su contenido en agua, ácido cítrico y potasio, la mandarina produce un efecto diurético y alcalino en la orina que ayuda a combatir las infecciones y favorece la eliminación de purinas

Las purinas a su vez, son compuestos orgánicos que, en caso de sobrepasar su producción generan hiperuricemia y ataques de gota, es decir, depósitos dolorosos de ácido úrico en articulaciones.

Como ves, la mandarina tiene propiedades extraordinarias y múltiples beneficios para la salud. ¿Te animarás a incluirla en tu plan de alimentación?