10 razones por las que un baño caliente es más saludable que una ducha

Lorena González 1 febrero, 2018
Una de las mejores consecuencias de darse un baño de agua caliente es la sensación de paz y tranquilidad que nos invade. Por si fuera poco, también cuida de nuestra piel

La ducha pueda resultar mucho más práctica que darse un baño cuando tenemos poco tiempo o simplemente queremos ahorrar agua. No obstante, lo cierto es que darse un buen baño caliente es algo saludable que tiene muchas propiedades para la salud.

Aquí te dejamos una serie de razones por las que darse un baño caliente es más saludable que una ducha.

1. Te ayuda a quemar calorías

Calorias

Aunque no lo creas, darte un baño caliente te ayudará a quemar calorías.

En concreto ,si lo haces durante una hora te permitirá quemar hasta 126 calorías, lo que equivaldría a 30 minutos andando.

Ver también: 8 sencillas formas de quemar 100 calorías en pocos minutos

2. Bueno para la salud de tu corazón

Darse un baño caliente es bueno para mantener el buen estado de salud de tu corazón.

  • Un baño con agua fresca durante unos veinte minutos mejorará tu circulación, reducirá la presión sanguínea y fortalecerá tu función cardíaca.
  • Es decir, un baño de estas características tendría el mismo beneficio que seguir una alimentación sana en la que se incluirían gran cantidad de frutas y verduras, así como la realización de ejercicio de manera regular.

3. Es capaz de reducir el nivel de azúcar en sangre

Azucar en sangre

Algo tan sencillo como tomar un baño caliente será capaz de reducir el nivel de azúcar en sangre. Y es que los investigadores compararon la acción de ir en bicicleta con un baño caliente.

¿Por qué? Tras varios estudios llegaron a la conclusión de que reducen con la misma eficacia el nivel de azúcar que se encuentra concentrado en la sangre.

Visita este artículo: 4 infusiones para bajar el azúcar en la sangre

4. Purifica tu piel

Darte un baño caliente purificará tu piel. Y es que gracias al agua a una temperatura alta conseguirás abrir los poros, sudar y purificar la piel de manera natural.

Este efecto es equiparable a hacer ejercicio también. Además, si combinas el baño con mascarillas y aceites adecuados para tu tipo de piel lograrás resultados todavía más sorprendentes.

5. Te ayuda a eliminar el dolor muscular

Para el dolor muscular

Darte un baño caliente también es bueno para tratar el dolor muscular y el de articulaciones.

Y es que no solo encontrarás un gran alivio gracias a un buen masaje: también puedes lograrlo a través de otras alternativas como un baño.

Si quieres que el efecto relajante sea todavía mayor, puedes agregar magnesio, o en su defecto sal, al agua y notarás una gran diferencia.

6. Te mantendrá joven

Algo que es capaz de relajarte y tiene beneficios para tu piel, por supuesto, también te ayudará a mantenerte más joven.

  • Un baño con agua fría será capaz de reducir el nivel de cortisol, la hormona del estrés que provoca el envejecimiento prematuro.
  • Todo esto te ayudará a luchar contra el síndrome del cansancio crónico y tendrá un efecto similar al que se lograría con una sesión de meditación.

7. Regula la digestión

digestiones lentas

Un baño con agua fresca es bueno para regular la digestión.

En este sentido tendría un efecto positivo capaz de mejorar tu función intestinal y te ayudaría a eliminar gases. No obstante, para evitar complicaciones, es recomendable hacerlo dos horas después de comer.

8. Te ayudará a conciliar el sueño

Darte un baño relajante te ayudará a conciliar el sueño. Del mismo modo que ocurre con la leche, ayuda a relajarse y a dormir más rápidamente.

Varias investigaciones demostraron que también ayuda a mejorar el sueño. Bañarte en agua caliente por las noches te ayuda a quedarte dormido y a despertarte rápidamente a la mañana siguiente.

9. Levantará tu ánimo

Mejora el estado de ánimo

Según estudios recientes algo tan sencillo como tomar un baño caliente hará que mantengas la calma y te ayudará a superar en todo momento la soledad.

Además en el caso de que le añadas aceites esenciales, como el de la lavanda, la naranja o la bergamota, podrás mejorar todavía más tu estado anímico.

Al bañarte, para que te hagas una idea, sentirás el mismo efecto de satisfacción del que sentirías al tomar chocolate y encima podrás seguir manteniendo tu línea.

10. Te divertirás

Además, bañarse durante una hora tranquilamente, además de una experiencia de lo más relajante, también es algo divertido.

Así pues, no lo dudes, llena tu bañera hasta arriba y sumérgete en ella.

Cuando salgas estarás como nueva y tu cuerpo lo agradecerá.

Te puede gustar