Cómo tratar los dolores y molestias causados por la menstruación

Aunque no lo creas, el ejercicio físico es una de las formas más efectivas de mitigar las molestias menstruales. Incluye rutinas de estiramientos y relajación para aliviar el dolor

Una de las peores partes de la menstruación son los calambres uterinos intensos y dolorosos, junto con la aparición de cambios de humor y antojos, de modo que pueden interferir en la vida diaria; existen algunas formas de aliviar el malestar, el dolor, y los síntomas de los dolores menstruales.

JENGIBRE

Toma una taza de té de jengibre caliente, que resulta adecuado para los trastornos menstruales de todo tipo, en particular los que cursan con dolor; puedes agregar una rodaja de limón y una cucharadita de miel, ya que ésta es un antiinflamatorio natural y alivia la inflamación del útero doloroso.

ALMOHADILLA ELÉCTRICA

Coloca una almohadilla térmica y acuéstate boca abajo,  mientras se aplica el calor en el área del dolor; también  puedes acostarte boca arriba con la almohadilla sobre el área, de modo que te encuentres  en una posición cómoda.

EJERCICIO FÍSICO

No te quedes tumbada, muévete; es bueno que des un paseo corto, pero vigoroso. Si eres de las que haces ejercicio por lo menos tres o cuatro veces por semana, notarás que disminuye la severidad de los calambres. Adoptar el ejercicio como una medida rutinaria, practicando tenis, carrera, natación, baile o bicicleta.

EJERCICIOS DE ESTIRAMIENTO

Cuando existen calambres menstruales, existe la tendencia de enroscarse en una bola, pero esta acción empeora el dolor; es mejor  realizar algunos ejercicios básicos de estiramiento, especialmente los relacionados con el abdomen, los muslos, los glúteos y la espalda baja.

Un ejercicio muy eficaz, es acostarte boca arriba, y llevar muy lentamente las piernas hasta el pecho; mantén esta posición unos segundos y lleva lentamente tus piernas hacia abajo. Puede alternar  este ejercicio subiendo ambas piernas o sólo una pierna cada vez.

RELAJACIÓN MUSCULAR

Cuando se siente dolor, se tiende a tensar los músculos, haciendo que el dolor empeore; son beneficiosos los ejercicios de relajación muscular progresiva, para aliviar el dolor. Concéntrate cada vez en un grupo múscular –piernas, glúteos, abdomen, brazos, cuello y hombros- y alterna  entre tensar los músculos y relajarlos.

Este proceso además de relajar todo el cuerpo,  aumenta la circulación correcta y hace que la respiración y la frecuencia cardíaca sean más uniformes.

DIETA

Se recomienda el consumo de una dieta lo más natural posible, con alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales, para reducir el nivel de estrógenos, patatas y frutos secos. Es muy importante no abusar en esos días del acohol, cafeína, sal, carnes rojas, alimentos grasos y azúcares.

Imagen cortesía de ♥serendipity

Te puede gustar