Reafirma el busto de forma natural con 5 sencillos ejercicios

Para evitar que el busto luzca caído y mantenerlo firme es fundamental ejercitar el músculo mamario. Asimismo, una buena postura también es básica para lograr nuestro objetivo

El busto es uno de los atractivos físicos femeninos que más cambios experimentan en cada una de las etapas de vida.

Mientras que muchas desean que se conserve firme, el paso de los años, la actividad hormonal y los hábitos hacen que los senos tiendan a lucir flácidos y caídos.

Esto se debe a que la piel y el músculo mamario pierden fuerza y elasticidad, lo cual va generando cambios notorios en su forma, textura y tamaño.

Si bien es algo normal e inevitable, algunas lo sufren de forma prematura debido al sedentarismo, la mala alimentación o la lactancia.

Por fortuna, la práctica regular de algunos ejercicios ayuda a darles un aspecto firme y tonificado, incluso cuando ya están sufriendo los efectos de la flacidez.

En esta oportunidad queremos compartir 6 sencillas actividades para que empieces a cuidarlos a partir de tu rutina de entrenamiento.

¡Practícalas!

1. Apertura de pecho

Ejercicios con mancuernas para fortalecer el pecho

Este sencillo ejercicio lo puedes hacer desde la comodidad de tu casa, utilizando mancuernas del peso que desees.

Sirve para tonificar el músculo mamario y, de paso, ayuda a fortalecer los hombros y la zona cervical.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate derecha, con los pies separados a la anchura de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas.
  • Mantén la espalda recta y el abdomen contraído.
  • Toma una mancuerna con cada mano y levanta los brazos, de tal modo que los codos queden alineados con los hombros.
  • Cierra los brazos por delante de tu cuerpo, manteniendo los codos flexionados.
  • Abre de nuevo los brazos y realiza el mismo movimiento 10 o 12 veces.
  • Completa 3 series.

2. Flexiones contra la pared

Si bien hay muchas formas de hacer flexiones de pecho, en esta oportunidad proponemos hacerlas contra la pared para que no tengas complicaciones.

Es un ejercicio que trabaja toda la parte superior del cuerpo, tonificando el busto y aumentando la fuerza de los hombros.

¿Cómo hacerlas?

  • Párate frente a la pared, separa los pies a la anchura de las caderas y, a continuación, apóyate con las palmas de las manos sobre la superficie.
  • Estira los brazos, verificando que queden paralelos entre sí y, luego, flexiona los codos lentamente.
  • Realiza 10 o 12 flexiones sin mover las manos de la pared.
  • Descansa un minuto y haz 3 series.

3. Mariposas de pie

mariposa

Las mariposas son posturas que permiten trabajar los músculos superiores, sobre todo de la zona del busto y los hombros.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate con las piernas separadas a la anchura de los hombros y las rodillas un poco flexionadas.
  • Toma una mancuerna con cada mano y estira los brazos a la altura de los hombros.
  • A continuación, lleva los brazos extendidos hacia el centro del pecho y, enseguida, regrésalos hacia los lados.
  • Realiza 10 repeticiones y completa 3 series.

4. Levantamiento de pesas de pecho

El levantamiento de pesas que proponemos es un poco más complejo que las actividades anteriores, pero tiene muchos beneficios para fortalecer el busto y toda la zona superior del cuerpo.

Lo ideal es empezar con poco peso y, tras ganar resistencia, aumentarlo.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en una silla o contra la pared, apoyando la espalda para mantenerla firme durante todo el ejercicio.
  • Sostén una mancuerna en cada mano, mínimo de 2 kilos, y estira los brazos a los laterales.
  • Flexiona los codos para que queden alineados con los hombros y, desde esta postura, elévalos por encima de la cabeza.
  • Regresa a la posición inicial y haz 3 series de 12 repeticiones.

5. Mancuernas hacia adelante

Mancuernas-alfrente

Con esta actividad para tonificar podrás complementar los beneficios de los ejercicios anteriores para darle más firmeza a tu busto.

¿Cómo hacerla?

  • Siéntate en una silla, con la espalda recta y los pies apoyados del suelo.
  • Toma una mancuerna con cada mano y extiende los brazos hacia adelante, uno al lado de otro.
  • Desde esta postura, sube los brazos hasta la altura de la mejilla y baja a la posición inicial (a la altura del pecho).
  • Realiza 10 repeticiones con cada brazo, haciendo movimientos alternos, y completa 3 series.

Otras consideraciones…

  • Ten en cuenta que, además de hacer estos ejercicios, es primordial mantener una alimentación saludable, rica en ácidos grasos, proteínas y antioxidantes.
  • Incrementa el consumo de agua para mantener tus músculos hidratados y, de forma externa, usa cremas o mascarillas.
  • Revisa tu postura corporal, ya que esta estiliza la figura y ayuda a mantener los senos levantados.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: