Reafirma la piel del rostro con estos 5 tratamientos naturales

Daniela Echeverri Castro·
10 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
10 Abril, 2019
Si bien debemos ser conscientes de que no hacen milagros, hay elementos naturales que pueden ayudarnos a mejorar la salud de la piel del rostro. ¿Te interesa saber cuáles son? ¡Aquí te contamos!
 

La constante exposición al sol, la acumulación de toxinas y el mantenimiento de malos hábitos de vida son factores que influyen significativamente en la pérdida de elasticidad y firmeza de la piel del rostro. ¿Qué elementos naturales pueden ayudarnos a mejorar su estado?

Si bien es normal que la piel se deteriore con el paso de los años, no tener buenos cuidados produce un mal aspecto prematuro. Por ello, a menudo es necesario corregir los hábitos y buscar un tratamiento que permita mantener dermis saludable y bonita.

Tratamientos para reafirmar la piel del rostro

Afortunadamente, hay opciones 100 % naturales que brindan beneficios. A continuación, te comentamos algunas muy sencillas para preparar en casa.

1. Tratamiento de huevo y pepino

Papa con pepino para relajar los ojos

La combinación de huevo y pepino permite elaborar una mascarilla con diversas propiedades que pueden ayudar a reducir la flacidez y las arrugas prematuras.

En primer lugar, hemos de destacar que el huevo contiene antioxidantes, los cuales combaten los radicales libres, responsables del envejecimiento precoz de la piel. La revista Nutrients publicó en 2015 un estudio que confirma esta cualidad del huevo.

 

Con respecto al pepino, otro alimento antioxidante, un estudio publicado en el Journal of Aging Research & Clinical Practice detalla que no solo colabora en la hidratación y el mantenimiento de las células, sino que también, como el huevo, retrasa la aparición de arrugas.

Aunque no hay evidencia sobre la eficacia de esta combinación de ingredientes, se dice popularmente que juntos ayudan a controlar el exceso de producción de grasa y, de paso, remueven las impurezas que provocan acné y manchas.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • ½ pepino.

Preparación

  • Incorpora la clara de huevo en la licuadora y procésala con medio pepino hasta obtener una pasta cremosa y homogénea.

Aplicación

  • Frota el producto por las áreas que deseas tratar y déjalo actuar un buen rato.
  • Enjuaga con agua tibia.
  • Puedes repetir su uso en la semana, aunque lo ideal es consultar con un dermatólogo acerca de la frecuencia de uso.

Te puede interesar: 7 buenas razones para consumir pepino 7 días por semana

2. Tratamiento de huevo y piña

Las enzimas y antioxidantes de la piña, destacados en un estudio publicado por Food Research International, se unen con los componentes del huevo para brindarnos un tratamiento contra la flacidez y los signos de la edad.

Entre otras bondades, se cree que sus propiedades tonifican el tejido dérmico y crean una barrera protectora contra los daños del sol y las toxinas. Lo que sí es seguro es que, como mencionamos con anterioridad, reducen el estrés oxidativo y, con ello, retrasan los signos del envejecimiento.

 

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • 2 rodajas de piña.

Preparación

  • Bate una clara de huevo y mézclala en la licuadora junto con las rodajas de piña.
  • Asegúrate de obtener una loción espesa y homogénea.

Aplicación

  • Aplica la mezcla sobre la piel del rostro y deja actuar por algunos minutos.

3. Tratamiento de zanahoria y miel de abejas

Bote de miel artesanal.

Una mascarilla casera de zanahoria y miel de abejas le proporciona a la piel del rostro un extra de nutrientes esenciales para conservarla joven e hidratada. Según una investigación publicada en Nutrients, la zanahoria se encuentra entre los vegetales que aportan fitonutrientes beneficiosos para la piel y el organismo en general.

Por su parte, la miel puede complementar el tratamiento de varias afecciones —no graves— de la piel, además de mejorar la recuperación de heridas y quemaduras. Esto se explica con detalle en un estudio publicado por el Journal of Cosmetic Dermatology.

Ingredientes

  • 1 zanahoria (10-15 gramos).
  • 7 cucharadas y media de miel (75 gramos).

Preparación

  • Corta la zanahoria en varios trozos y ponla a hervir en agua hasta que se ablande.
  • Tritúrala con la ayuda de un tenedor y luego mézclala con la miel de abejas hasta obtener una pasta.
 

Aplicación

  • Aplica sobre la piel del rostro y masajea durante 20-30 minutos.
  • Finalmente, enjuaga.

4. Tratamiento de avena y agua de rosas

Este sencillo tratamiento antiarrugas combina los nutrientes de la avena con las propiedades tonificantes del agua. Un estudio de 2016 detalla que la avena mejora la barrera protectora de la piel, con lo que reduce su deshidratación y los efectos de los agentes externos que la afectan a diario.

Por su parte, el agua es también esencial para la salud no solo de la dermis, sino del organismo en general. Para el cutis, colabora —junto con otros cuidados— con la mejora de su función protectora. Además, le da un mejor aspecto, gracias a que también ayuda a mantenerla sana e hidratada, según una investigación publicada en Nutrition Reviews.

En suma, este tratamiento sería capaz de ayudar a limpiar, tonificar y reafirmar la piel del rostro. Su uso regular también contribuye en combatir el acné y otras imperfecciones comunes.

Ingredientes

  • 8 cucharadas de avena (80 gramos).
  • 1/2 vaso de agua de rosas (120 mililitros).

Preparación

  • Coloca ambos ingredientes en un bol.
  • Procesa con la batidora de mano hasta obtener una mezcla homogénea.

Aplicación

  • Frota la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar 30 minutos.
  • Enjuaga.

Lee también: ¿Qué tan importante es el colágeno para la piel?

5. Tratamiento de aloe vera y yogur

Yogurt con probióticos
Por su contenido de probióticos, el yogur es un alimento recomendado para mantener las defensas en óptimo estado. Además, también ayuda a la salud digestiva.
 

La última de las alternativas que expondremos es un gel de aloe vera y yogur. Como es bien sabido, el aloe vera es un elemento natural muy bueno para la piel; según un estudio de 2011, ayuda a disminuir la aparición de arrugas, entre muchos otros beneficios.

Por otro lado, el yogur es un alimento que, tanto al consumirlo oralmente como con su aplicación tópica, podría favorecer la salud de la piel. Un estudio publicado por The Journal of Alternative and Complementary Medicine confirma este potencial, aunque aclara que hace falta más investigación para conocer su mecanismo y eficacia.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de gel de aloe vera (30 gramos).
  • 1 bote de yogur natural, sin azúcar (125 gramos).

Preparación

  • Pon los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener una crema homogénea.

Aplicación

  • Aplica la mezcla sobre la piel del rostro y déjalo actuar de 20 a 30 minutos.
  • Enjuaga con agua y jabón neutro.

Lleva una vida sana para cuidar la piel

A la hora de cuidar la piel del rostro, es necesario tener buenos hábitos de vida para reforzar el efecto de los tratamientos caseros. De esta manera, será más probable obtener los beneficios deseados.

Finalmente, aunque las reacciones adversas son muy raras, ten en cuenta que cada organismo es diferente. En caso de que la aplicación de alguna de estas preparaciones cause molestias, lo más recomendable será suspender su uso y consultar con el dermatólogo de inmediato.

 
  • Burlando, Bruno & Cornara, Laura. (2013). Honey in dermatology and skin care: A review. Journal of cosmetic dermatology. 12. 306-13. 10.1111/jocd.12058.
  • Reynertson, Kurt & Garay, Michelle & Nebus, Judith & Chon, Suhyoun & Kaur, Simarna & Mahmood, Khalid & Kizoulis, Menas & Southall, Michael. (2015). Anti-Inflammatory Activities of Colloidal Oatmeal (Avena sativa) Contribute to the Effectiveness of Oats in Treatment of Itch Associated With Dry, Irritated Skin. Journal of drugs in dermatology : JDD. 14. 43-8.
  • Effects of Fermented Dairy Products on Skin: A Systematic Review. Alexandra R. Vaughn and Raja K. Sivamani. The Journal of Alternative and Complementary Medicine 2015 21:7, 380-385
  • Mariel Calderón-Oliver, María Alejandra Quiñones Peña, José Pedraza-Chaverri. 2011. Efectos benéficos del aloe en la salud. VERTIENTES Revista Especializada en Ciencias de la Salud. https://www.medigraphic.com/pdfs/vertientes/vre-2011/vre112a.pdf
  • Popkin, B. M., D'Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition reviews, 68(8), 439–458. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • Ilnytska, Olha & Kaur, Simarna & Chon, Suhyoun & Reynertson, Kurt & Nebus, Judith & Garay, Michelle & Mahmood, Khalid & Southall, Michael. (2016). Colloidal Oatmeal (Avena Sativa) Improves Skin Barrier Through Multi-Therapy Activity. Journal of drugs in dermatology : JDD. 15. 684-690.
  • Burlando, B. and Cornara, L. (2013), Honey in dermatology and skin care: a review. J Cosmet Dermatol, 12: 306-313. doi:10.1111/jocd.12058
  • Julie A. Evans and Elizabeth J. Johnson. 2010. The Role of Phytonutrients in Skin Health. Nutrients. https://www.mdpi.com/2072-6643/2/8/903/htm
  • H. Murad. 2016. Evaluating the Potential Benefits of Cucumbers for Improved Health and Skin Care. Journal of Aging Research & Clinical Practice. https://drhowardmurad.com/wp-content/uploads/2018/01/dr-murad-jarcp.pdf
  • Nimalaratne, C., & Wu, J. (2015). Hen Egg as an Antioxidant Food Commodity: A Review. Nutrients, 7(10), 8274–8293. https://doi.org/10.3390/nu7105394