Realidad virtual contribuye a pacientes con cáncer

Muchos pacientes con cáncer se podrán beneficiar de la realidad virtual gracias a este proyecto, que les ayuda a evadirse del mundo real gracias a una pantalla

A pesar de ser una de las enfermedades más populares del mundo, el cáncer presenta diversos tipos sin cura conocida.

Por ello, más allá de su gran renombre, también suele ser de las enfermedades más temidas.

No obstante, la mayoría de sus variables sí tienen tratamientos, los cuales tienden a ser prolongados, dolorosos, molestos o poco efectivos.

¿Qué es el cáncer?

Celula-de-cancer

Se estableció antes dentro del artículo como una enfermedad. A pesar de ello, para esclarecer con mayor facilidad de qué se trata, se ofrece una apreciación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la misma.

La OMS lo define como “(…) un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de tumores malignos o neoplasias malignas“.

Además, la misma organización ubica a esta enfermedad como la principal causa de muerte a nivel mundial. “Se le atribuyen 8,2 millones de defunciones ocurridas en todo el mundo en 2012”, indican en su página oficial.

Te recomendamos leer: Signos silenciosos del cáncer de hígado

Tipos de cáncer

Podría prevenir el cáncer

Siendo esta una enfermedad tan generalizada, debido a su posible aparición en cualquier zona del organismo, la OMS se ha encargado en dividirla según el origen celular donde se presenta.

Con base en ello las cifras oficiales sugieren a los siguientes como los tipos que más muertes han ocasionado:

  • Pulmonar (1,59 millones de defunciones).
  • Hepático (745 000 defunciones).
  • Gástrico (723 000 defunciones).
  • Colorrectal (694 000 defunciones).
  • Mamario (521 000 defunciones).
  • Cáncer de esófago (400 000 defunciones).

Las personas diagnosticadas con cualquier tipo de tumor, más allá de los indicados, deben someterse de manera obligatoria a sus respectivos tratamientos, con el fin de mitigar los síntomas o en el peor de los casos, la muerte.

Fundación ‘Donde quiero estar’

Esta fundación de origen argentino se enfoca en el trabajo de personas con cáncer.

El objetivo principal de la misma es convertir a los pacientes en los principales artífices de su proceso de recuperación, con el fin de integrarlos con el apoyo familiar y el trabajo profesional desarrollado por la misma.

El tratamiento es bastante relevante. No obstante, la idea es ir más allá de éste, comprendiendo la parte humana y afectiva como pilares principales en el esfuerzo para recuperarse, el cual hará mella de gran manera.

Siendo  el factor afectivo un potencial, los administradores de la fundación también han hecho un gran énfasis en actividades como el yoga, el manejo del arte y el entretenimiento en general.

Todas estas alternativas ayudan al tratamiento de los pacientes, en especial a los que se encuentran sometidos a quimioterapia.

Si bien esta es conocida por ser la alternativa más fuerte en contra del cáncer, también es la más compleja de sobrellevar.

Realidad virtual por parte de la fundación

virtual

Más allá de lo mencionado anteriormente, la fundación ‘Donde quiero estar’ se ha encargado de utilizar la realidad virtual; esta es clave para tratar la ansiedad y la angustia soportada por los pacientes.

Según afirma Gonzalo Sierra, uno de los partícipes en la propuesta innovadora del tema en cuestión:

“Nos dimos cuenta de que, además de un nuevo medio, la realidad virtual es una manera de transportarte a otro lugar; entonces la primera iniciativa fue llevar a la gente a otros espacios”.

Ver también: Descubre cómo prevenir el cáncer de mama con una desintoxicación de axila

Iniciativa “irreal”

Se puede considerar el empleo de la realidad virtual como una iniciativa bastante “irreal”. No obstante, a día de hoy es ya un hecho.

Además,para muchos de los pacientes de cáncer, se ha convertido en una de sus principales alternativas para sobrellevar su angustiosa enfermedad.

Según la fundación esta idea recibe el nombre de “Machi”, el cual se le da a la sanadora de las comunidades mapuches. Tuvo la participación de Ñoño producciones y la ONG Wingu.

Por otra parte, cabe señalar que ya se ha utilizado en diversos lugares de la ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina.

Este trabajo deja una gran enseñanza.

Y es que prueba que un artefacto tecnológico, diseñado para otro tipo de cosas, puede ser muy útil en campos ajenos al suyo propio.

Aunque su primera aplicación no estuviera destinada a la ciencia médica lo cierto es que puede hacer mucho en pro del tratamiento de una enfermedad como el cáncer.

Te puede gustar