Receta casera de chimichurri

Descubre el curioso origen de esta salsa típica de Argentina, una deliciosa receta casera con la cual podrás disfrutar su sabor auténtico.

El chimichurri es una deliciosa salsa o aderezo típico empleada en países de Sudamérica para acompañar el famoso asado o parrilla, principalmente cocinado en Argentina.

También acompaña a las populares empanadas de esas regiones e incluso a las ensaladas. En general, consiste en hierbas picadas y especias combinadas con aceite y vinagre.

Los principales ingredientes del chimichurri son el perejil, el aceite de oliva y el picante. Sin embargo, en su elaboración, se puede dar preferencia a otros elementos, por lo que es una salsa muy versátil y hasta personalizable.

Aunque en su preparación se aplican muchas variaciones de la receta original, se recomienda conservar las proporciones indicadas para obtener el sabor tradicional. De esa forma, se complementará perfectamente con los alimentos que acompañe.

Debido a su popularidad, se consiguen presentaciones comerciales de chimichurri,pudiéndose adquirir ya en muchos mercados. No obstante, lo ideal es prepararla en casa con ingredientes frescos y variar las cantidades hasta obtener el sabor deseado.

A continuación, veremos una receta casera de chimichurri que trata de preservar las proporciones originales de esta singular salsa. Además, descubriremos brevemente cuatro versiones de la misma y unos breves apuntes sobre su origen. ¡Toma nota!

 El origen del nombre chimichurri

Salsa chimichurri.

En el mundo gastronómico hay tres historias posibles sobre el origen de este nombre, dado que no está totalmente demostrada la atribución de la salsa a ninguna en concreto.

Primera versión: un invento de McCurry

Algunos señalan que la salsa chimichurri fue creada por James McCurry, un inglés llamado popularmente Jimmy y que en el siglo XIX comerció el producto.

Se cuenta que la creó al no tener disponibilidad de salsa Worcestershire (salsa inglesa). Al parecer, las personas que no eran nativas del inglés, al tratar de pronunciar su nombre, terminaban diciendo “Yimi Churry”.

Segunda historia: los prisioneros británicos

Otra vertiente histórica asegura que británicos apresados por los españoles en las colonias suramericanas en los inicios del siglo XIX, solicitaban en prisión que les pasaran la salsa para las comidas.

Lo hacían con las expresiones “give-me-curry” o “che-mi-curry”, que luego fueron modificándose hasta convertirse en “chimichurri”.

O quizás fuesen los vascos…

Finalmente, se comenta que podría haber tenido su origen en un término vasco llegado a América, “Tximitxurri”. Este significa ‘mezcla’ o ‘revoltijo’ y aludía a una salsa elaborada con ingredientes y técnicas que se repetían en todos los casos.

Lee también: Receta de patatas en salsa de champiñones

Receta casera de chimichurri a la manera tradicional

Esta receta conserva los ingredientes y proporciones originales de la exquisita salsa y está pensada para aproximadamente seis comensales.

Chimichurri sobre carne.

En caso de desear más porciones, se pueden incrementar proporcionalmente las cantidades de cada ingrediente.

Ingredientes

  • 3 hojas de laurel.
  • Zumo de 1 limón (100 mL).
  • ½ cucharadita de sal (2 g).
  • 1 taza de aceite de oliva (200 mL).
  • ½ taza de vinagre de vino (100 mL).
  • ½ cucharadita de pimienta (2 g).
  • 1 cucharadita de tomillo seco (5 g).
  • 3 dientes de ajo finamente picado (15 g).
  • 1 cucharada grande de orégano (10 g).
  • 5 cucharadas de perejil picado (40 g).
  • ½ cebolla morada picada finamente (20 g).
  • 1 cucharadita de pimentón dulce en polvo (5 g).

Elaboración

  1. En primer lugar, debemos en un mortero el orégano, el perejil, el ajo y el laurel desmenuzado.
  2. Tras esto, mezclaremos en un recipiente la cebolla y el resto de las especias (tomillo, pimienta y pimentón dulce).
  3. Después, para preparar la base de la salsa, hemos de emulsionar el aceite, el vinagre, el limón y la sal.
  4. Una vez hecho esto, agregaremos la base de la salsa a la mezcla y removeremos.
  5. Cuando ya esté elaborada, la envasaremos en un frasco de vidrio con tapa.
  6. Para terminar, debemos macerar la salsa en la parte menos fría de la nevera durante un par de días.

Después de comenzar a usarse, esta salsa puede consumirse en un tiempo de 3 meses si se refrigera.

Visita este artículo: Cómo preparar salsa de queso para tus nachos

Variaciones de la receta original de chimichurri

De esta receta casera de chimichurri se pueden obtener variaciones si se le añaden diversos ingredientes o se sustituyen otros. Por ejemplo, si se sustituye la cebolla morada por un poco más de ajo, se consigue un chimichurri de ajo.

Salsa chimichurri en un bol.

Por su parte, un chimichurri de tomate se obtiene si, a la mezcla tradicional, se le agregan unos 200 gramos de tomate seco y se espera el tiempo suficiente para que se hidrate.

En último lugar, también podemos conseguir un chimichurri de cilantro. Para ello, sustituiremos el perejil por esta hierba en la misma proporción. El resultado será una salsa muy aromática, ideal para acompañar muchas preparaciones.

Con esta receta casera de chimichurri, de fácil elaboración, no hay motivo alguno para comprar la salsa en el supermercado. Cuenta con la ventaja de que sus ingredientes frescos le aportan calidad y una mayor duración, sin conservantes ni aditivos químicos. ¡No dudes en prepararla!