Receta casera de croquetas de atún con queso

Francisco María García 2 julio, 2018
Sus dos ingredientes principales ofrecen un perfecto maridaje. El atún y el queso se complementan bien, pero a la vez mantienen sus dos sabores diferenciados en el paladar del comensal.

Nadie se resiste a una croqueta, esa deliciosa entrada con capa crujiente y de suave contenido. Son innumerables los rellenos con los que es posible elaborarlas.

Aquí veremos una receta de croquetas de atún con queso que puede servir incluso como plato principal. Ambos ingredientes funcionan muy bien juntos, sin llegar a fusionarse, pero tampoco creando mucho contraste.

Existen en el mercado croquetas de elaboración industrial que se venden congeladas, pero lo mejor es prepararlas en casa en familia. Además de la satisfacción que produce elaborar nuestros propios alimentos, las croquetas de esta receta no tienen conservantes ni químicos.

Tanto el atún como el queso crema tienen un sabor suave que, junto al crujiente de la capa exterior, resulta irresistible. Hacer croquetas es un arte, y su perfección depende en buena parte del proceso de freírlas. Antes de explicar la receta, es bueno conocer algunos tips para obtener un excelente resultado.

Recomendaciones al freír croquetas

La primera recomendación al freír croquetas se refiere a la temperatura del aceite; la grasa de la fritura debe estar muy caliente para lograr una capa bastante crujiente.

Si el aceite no estuviera lo suficientemente caliente, se retrasará la cocción y con ello las croquetas podrían abrirse y dañarse. Sin embargo, tampoco deberá estar humeante: lo ideal es una temperatura entre 175 y 180 °C.

La segunda variable tiene que ver con el tipo de aceite. Para muchas frituras, el aceite recomendable es el de girasol o de maíz; el de oliva tiende a emitir humo muy pronto como señal de estarse quemando.

Por otro lado, la cantidad de aceite será tanta que cubra por completo las croquetas; de lo contrario se abrirán antes de cocinarse. El control del aceite es una de las cuestiones principales de esta elaboración.

Finalmente, deben freírse algunas croquetas cada vez. Es decir, no hay que freírlas todas juntas, pues así bajaría repentinamente la temperatura del aceite.

Ver también: Prueba estas deliciosas croquetas de salchicha horneadas

Croquetas de atún con queso

Esta receta está pensada para 10 personas. La masa se logra con patatas trituradas, pero estas se pueden sustituir por la clásica crema bechamel siempre que se mantengan los ingredientes principales.

Ingredientes 

  • Dos tazas de atún desmenuzado bien escurrido (400 g)
  • 200 gramos de queso crema
  • 4 patatas medianas
  • 3 huevos
  • ½cebolla
  • 2 tazas de pan rallado o molido (300 g)
  • 3 cucharadas de harina de maíz (45 g)
  • 1 taza de harina de trigo (150 g)
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado (30 g)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de maíz o de girasol
Croquetas friéndose en una sartén

Preparación

  1. Cocinar las patatas en agua sin pelarlas, hasta que estén blandas.
  2. Pelar y triturar completamente las patatas en un recipiente.
  3. Cortar la cebolla muy finamente y rehogarla en un poquito de aceite.
  4. A las papas trituradas agregar el atún desmenuzado, la cebolla, un huevo, la harina de maíz y el perejil. Revolver muy bien.
  5. Salpimentar la mezcla anterior y agregarle el queso crema cortado en dados, revolviendo sin integrar del todo.
  6. Batir los dos huevos restantes en un plato hondo.
  7. Moldear bolas pequeñas o formas alargadas con las manos. También se puede introducir la mezcla en una bolsa de plástico a la cual se le corta una punta para utilizarla como manga. Así se obtiene un cilindro largo de un solo grosor y se procede a dividirlo con un cuchillo mojado.
  8. Obtenidas las formas deseadas, enfriar las croquetas en el refrigerador durante una media hora, tapadas con film plástico.
  9. Pasar las croquetas primero por la harina, luego por los huevos batidos y finalmente por el pan rallado. Hacer esto hasta agotar la mezcla. En este punto las croquetas se pueden congelar para freír en el momento deseado.
  10. Una vez endurecidas se meten juntas en una bolsa y se continúan congelando ya sin temor a que se deformen. Cuando se vayan a freír, se recomienda esperar una hora aproximadamente después de sacarlas del refrigerador.
  11. Calentar el aceite en una sartén profunda a aproximadamente 180 °C.
  12. Freír algunas croquetas hasta que estén doradas. Continuar friendo las demás hasta acabar.
  13. Colocarlas en papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  14. Servir y consumir las croquetas de atún con queso, preferentemente en caliente.

Lee también: Croquetas de pollo asado

Últimas consideraciones

Estas croquetas de atún con queso se pueden acompañar con diferentes tipos de salsas; combinan bien con aquellas elaboradas a partir de frutas cítricas, de alioli, de aguacate o de tomate. Una ensalada fresca es una buena opción de guarnición, si las croquetas se presentan como plato principal.

Te puede gustar