Receta casera deliciosa de perdiz roja al vino

Jesús Bordones · 20 septiembre, 2019
La perdiz roja es un tipo de ave muy común y que además de saludable también te proporciona proteínas y mucha menos grasa que cualquier otra carne.

Si deseas buscar alternativas a tus platos habituales, hoy traemos una receta novedosa empleando aves diferentes. Por ello, esta receta de perdiz roja al vino es el mejor plato que puedes incluir a tu dieta. Esta receta de origen toledano (España) se prepara a base de los elementos típicos de su gastronomía: el vino.

Anímate a prepararla siguiendo estos pasos y probarás una nueva alternativa para incluir en tu dieta habitual de forma saludable. ¡Sigue leyendo!

Origen y características de la receta

Además, para aquellos que estén leyendo y no conozcan España, el origen de esta preparación es Toledo. Esta localidad es famosa por la producción de vinos, entre otras cosas. Así que, si eres seguidor de la gastronomía de este país, encontrarás irresistible esta nueva propuesta.

Ahora bien, ¿cómo te puedes beneficiar consumiendo este tipo de proteína animal? En primer lugar: es bien conocido que el contenido de grasas presentes en las carnes de tipo «blancas» es inferior al que pueden presentar otros animales. Asimismo, también es más indicada en lo que se refiere a triglicéridos, colesterol o componentes artificiales.

La perdiz roja al vino, o incluso cualquier otra adaptación, es una opción de carne saludable, altamente nutritiva y de elaboración casera, lo que te permitirá emplear los ingredientes frescos de tu elección.

¿Lo sabías?: ¿Cuál es el vino adecuado para acompañar tus comidas?

Descubre cómo hacer perdiz roja al vino

Plato con ingredientes crudos: perdiz o pollo, limones, pimientos y ajo.
Para su elaboración puedes emplear ingredientes caseros de alto valor nutritivo.

Pero antes, ten en cuenta estos consejos

Elegir cómo te alimentas, más que un impulso por sobrevivir día a día, es una responsabilidad que debe ser asumida con mucha seriedad. Si descuidas la calidad de lo que ingieres puedes aumentar el riesgo de enfermedades. Por tanto, tu organismo es el primero en sufrir las consecuencias de tus malos hábitos.

Para prevenir esto y empezar con una alimentación más óptima, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos que puedes aplicar sin demasiado esfuerzo:

1. Ingiere menos carnes rojas

Este tipo de carne tiene muchas proteínas. No obstante, en el proceso de cría, selección, matanza y distribución hay demasiados patógenos y sustancias que empeoran la calidad del producto final que consumes. Todo ello disminuye la calidad de tu salud. Por tanto, consúmela solo una vez por semana.

2. Emplea aceite de oliva

Si te encuentras con preparaciones que necesitan pasar por sofrito o calentar con aceite, elige el de oliva. Este aceite vegetal es uno de los más sanos y nutritivos. Además, es de los que menos oxidación sufre a altas temperaturas. 

Descubre: ¿Sabes cuál es el mejor aceite para cocinar de manera saludable?

Receta de perdiz roja al vino

Sartén con trozos de perdiz cocinada.
Para esta receta se deben combinar métodos de cocción entre olla y horno.

Ingredientes:

  • 1 perdiz sin piel ni hueso (unos 500 g).
  • 2 cebollas pequeñas.
  • 2 dientes de ajo sin piel.
  • 5 hojas de laurel.
  • 1 cucharada de pimienta negra molida.
  • 2 o 3 patatas.
  • 1 taza de vino blanco (250 ml).
  • 4 tazas de agua (1 litro).
  • 2 ramas de romero.
  • 1 taza de caldo de verduras (250 ml).
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • Hígado de perdiz y pollo (para la salsa).

Preparación:

  • Lo primero que debes hacer es cortar la perdiz en piezas. El tamaño dependerá de tus preferencias. Lava y reserva.
  • Después, pela y corta las cebollas en láminas muy finas. Reserva también la piel de las cebollas.
  • A continuación, será el turno de colocar tanto la perdiz picada como las cebollas dentro de una olla con agua y comenzar la cocción.
  • Condimenta con el ajo picado, laurel, pimienta y sal.
  • No te olvides del vino blanco: viértelo dentro de la olla y coloca la tapa para dejar en cocción durante 30 minutos.
  • Pasado el tiempo, disminuirás el fuego hasta reducir el exceso de líquido en la preparación. Con una quinta parte bastará.
  • Extrae los muslos de la perdiz, colócalos en otro recipiente y sazona con pimienta, sal y más hierba aromáticas.
  • Cuece en el horno durante 40 minutos a 90 ºC.
  • Una vez hayas logrado asar bien los muslos de la perdiz, procede a hacer lo mismo pero con las patatas.
  • Fija la misma temperatura y tiempo e introdúcelas sin pelarlas.
  • Al transcurrir los minutos, retíralas, deja que enfríen un poco, pélalas y distribuye el caldo de verduras sobre las patatas para dar inicio al puré sin grumos.
  • Casi para terminar, prepararás una salsa rápida que rociarás encima de la perdiz y emplearás los siguientes ingredientes: vino blanco, sal, pimienta, la piel de la cebolla e hígado de perdiz y de pollo.
  • Rehógalo primero, luego tritura todo en una batidora y salpimienta. En el momento de servir, calienta la salsa para que acompañe tu deliciosa perdiz roja al vino.