Receta casera de mostachón

David Sanchez · 2 junio, 2018
Mostachón, dos recetas de un delicioso postre casero de origen español para preparar en tu casa y agasajar a tus comensales. Prepáralo en tu casa, es sencillo y rápido de hacer.

El mostachón es un postre diferente y de sabor delicioso que agradará a todos los comensales. De hecho, el término mostachón se utiliza actualmente de forma indistinta para denominar varios tipos de dulces o postres.

Mostachón casero con crema y fresas

Con las cantidades indicadas a continuación se consiguen 10 raciones, pero podemos adaptarlas a nuestras necesidades.

Ingredientes

  • 7 huevos
  • 2 tazas de azúcar (400 g)
  • 1 cucharadita de vainilla (5 g)
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (5 g)
  • 2 ½ tazas de galletas machacadas (500 gramos)
  • 1 ½ tazas de nuez picada (300 g)
  • ¾ taza de azúcar glas (150 g)
  • 1 taza de queso crema (250 ml)
  • 1 taza de crema para batir (250 ml)
  • 2 ½ tazas de fresas (400 g)

Preparación

  1. Primero, precalentamos el horno a 180 ºC.
  2. Por otro lado, dejamos listo un molde de horno engrasado con aceite o mantequilla.
  3. Mientras el horno se precalienta, abrimos los huevos y separamos las yemas de las claras.
  4. Entonces, batimos estas claras junto con el polvo para hornear hasta obtener una mezcla homogénea con consistencia firme.
  5. Una vez lista esta mezcla, añadimos la vainilla y las dos tazas de azúcar. Removemos bien hasta integrar los nuevos ingredientes.
  6. Después, echamos toda esta mezcla en un vaso de batidora junto con los trozos de nuez y los de galleta.
  7. Antes de batir, removemos un poco la mezcla para que los ingredientes se integren adecuadamente.
  8. Luego, los batimos hasta conseguir una pasta.
  9. Con esta mezcla lista, vertemos el contenido del vaso en el molde del horno.
  10. Lo hornearemos durante unos 30 minutos. Controla el punto de cocción abriendo levemente el horno e introduciendo un cuchillo en la masa para ver si sale limpio.
  11. Mientras el mostachón se hornea, preparamos en un bol una mezcla con el queso crema y la crema para batir.
  12. Añadimos también un poco de azúcar glas y removemos para conseguir una textura de merengue.
  13. Pasado el tiempo de cocción, sacamos el molde y se deja enfriar ligeramente.
  14. Finalmente, vertemos el merengue por encima de la masa y decoramos el postre con las fresas lavadas y cortadas en trocitos o en láminas.
Fresas como alimento antibiótico.

Mostachones de Utrera

Como segunda opción, presentamos una receta para preparar mostachones típicos de Utrera, un pueblo de la provincia de Sevilla, en España.

Ingredientes

  • 5 huevos
  • 1 taza de azúcar (200 gramos)
  • 1 taza de harina (120 gramos)
  • Ralladura de limón
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (5 g)

Preparación

  1. Primero, batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón durante 12 minutos aproximadamente. Es importante que la mezcla aumente de volumen.
  2. A continuación, incorporamos la harina y la levadura de manera envolvente para que no se baje el volumen de la mezcla anterior.
  3. Una vez listo, cubrimos una bandeja de horno con papel de aluminio y vamos vertiendo la mezcla con una cuchara sopera, formando montoncitos redondeados.
  4. Hornearemos durante 10 minutos aproximadamente, a una temperatura de 180 ºC.
  5. Una vez listos, retiramos los mostachones del horno y los dejamos enfriar.
  6. Cuando estén fríos, les echamos por encima un poco de azúcar glas espolvoreado.
  7. Otra opción interesante es espolvorear canela encima, para lograr otros sabor.
  8. Finalmente, la mejor forma de conservar estos mostachones de Utrera es apilarlos bien entre el papel de horno que se usó para hornearlos, y guardarlos en un recipiente hermético.

Con estas recetas podremos sorprender a nuestros comensales.

La primer receta es un abundante y delicioso postre en el que mezclamos sabor y textura con el dulzor y el toque ligeramente ácido de las fresas.

Por otro lado, los mostachones de Utrera son un tipo de bizcocho habitual en esa región de España, y podremos prepararlos fácilmente para disfrutarlos junto con el café después de una comida.