Receta a base de alcohol e ingredientes naturales para combatir los hongos en las uñas

Daniela Castro 13 diciembre, 2017
Los hongos pueden darse tanto en las manos como en los pies, aunque son más comunes en estos últimos, puesto que el uso de algunos tipos de calzado favorecen su desarrollo.

A la hora de combatir los hongos es importante actuar en su contra tan pronto como se detecten. En esta oportunidad queremos compartir una receta a base de alcohol e ingredientes naturales que, por sus compuestos antimicóticos, te ayudarán a combatir los hongos en poco tiempo.

Los hongos en las uñas, una condición conocida como onicomicosis o “tiña de uñas”, se producen por el ataque de dermatofitos, levaduras o mohos no dermatofitos que se proliferan rápidamente en ambientes húmedos y cálidos.

Si bien los hongos no se manifiestan con síntomas contundentes en sus etapas iniciales, poco a poco, es posible notar cómo la uña luce más gruesa, con una tonalidad amarillenta y con sus alrededores inflamados. Además, es necesario combatir los hongos para evitar la pérdida total de la uña.

Una propuesta para combatir los hongos en las uñas

El remedio a base de alcohol e ingredientes naturales es un producto de uso externo con propiedades antisépticas y antimicóticas que, tras ser aplicadas sobre la uña, ayudan a destruir los microorganismos que le causan infecciones. Este remedio actúa de forma similar a algunos tratamientos antifúngicos convencionales, pero es más económico y no contiene sustancias químicas agresivas.

Beneficios del alcohol

alcohol

Para elaborar este tratamiento natural vamos a utilizar alcohol etílico al 90%, es decir, aquel que suele estar en todos los botiquines de primeros auxilios. Este producto se destaca por sus efectos desinfectantes y antibacterianos que, aplicados sobre algunas lesiones, evitan el desarrollo de infecciones. Resulta eficaz contra una amplia variedad de bacterias y hongos, aunque no ataca las esporas bacterianas.

Por otra parte, se emplea como complemento del tratamiento contra la onicomicosis, pero es necesario combinarlo con otros ingredientes para potenciar su acción de ataque.

Beneficios del agua oxigenada

El agua oxigenada, también llamada peróxido de hidrógeno, es un producto de origen natural que se utiliza para la desinfección de heridas superficiales. Sus propiedades antibacterianas y antimicóticas son efectivas para combatir los hongos en las uñas y los pies, por lo que suele emplearse, en pequeñas cantidades, en los tratamientos para las uñas. Por otra parte, el agua oxigenada ayuda a disminuir la coloración amarillenta típica los hongos y, por si fuera poco, evita el debilitamiento y quiebre.

Beneficios del vinagre blanco

vinagre-blanco

Otro de los productos naturales que aprovecharemos en este remedio es el vinagre blanco. Conocido por sus aplicaciones culinarias, medicinales y domésticas, este producto desinfectante es una interesante alternativa contra la onicomicosis.

El vinagre blanco contiene ácidos orgánicos que alteran el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse, deteniendo la infección. Sus propiedades antisépticas y antimicóticas ayudan a combatir los hongos y evitan el deterioro de las uñas. Por lo tanto, es ideal para disminuir la comezón, las durezas y otros antiestéticos síntomas que se derivan de la infección por hongos.

Ver también: 6 usos espectaculares que le puedes dar al vinagre blanco

¿Cómo preparar esta receta a base de alcohol e ingredientes naturales?

Cómo preparar esta receta a base de alcohol e ingredientes naturales

Para combatir los hongos que dañan las uñas, se combinan todos los ingredientes mencionados en un mismo tratamiento. Es muy fácil de preparar y se puede emplear con regularidad hasta solucionar el problema.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de alcohol etílico al 90%.
  • 5 cucharadas de agua oxigenada.
  • 2 cucharadas de vinagre blanco.

Utensilios

  • 1 recipiente de vidrio.
  • Algodón (el necesario).

Preparación

  • Incorpora el alcohol etílico en un recipiente de vidrio y, a continuación, mézclalo con el agua oxigenada y el vinagre blanco.
  • Tapa el frasco y agítalo para que todo quede bien disuelto.
  • Almacénalo en un lugar fresco y seco para que se conserve en buen estado.

Modo de aplicación

  • Enjuaga bien la uña infectada, sécala, y frótale el tratamiento con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Si la uña está demasiado gruesa y amarilla, límale la superficie antes de aplicarle el remedio.
  • Repite su uso 2 veces al día, todos los días.
  • Ten en cuenta que, dado que los efectos de este remedio no son inmediatos, es importante usarlo por lo menos durante 2 meses seguidos.
  • Si aun así la infección persiste, extiende el tratamiento por 8 o 12 meses.

Si identificas alguna señal de infección podrás combatir los hongos con este remedio y evitar complicaciones a mediano y a largo plazo.

Te puede gustar