Receta de brownie

Gracias a esta receta de brownie exprés conseguiremos disfrutar de este delicioso postre en tan solo 2 minutos. Podemos acompañarlo de nata o helado y decorarlo a nuestro gusto

Una de las teorías más curiosas que intentan explicar la invención del brownie es que éstos fueron descubiertos por accidente, cuando un cocinero intentaba hacer un pastel de chocolate y olvidó usar levadura.

Es típicamente americano y hay infinidad de recetas para hacer este delicioso “pastel” de chocolate.

Generalmente se acompañan con nata o helado para quitarle densidad al bizcocho.

Actualmente no sólo se hace en los Estados Unidos, sino en hogares de todo el mundo, se vende en restaurantes como postre o merienda y se comercializa hecho y listo para calentar, pero qué mejor que hacerlo en tu propia casa, las recetas varían desde la más sencilla a muy elaborada y pueden usar múltiples chocolates. Esta receta es una receta de Brownie sencilla que podrás disfrutar en cualquier momento sin manchar demasiado y sorprender a tus invitados o darte un capricho.

Brownie en taza al microondas

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 4 cucharadas soperas de harina
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de cacao en polvo
  • 3 cucharadas soperas de nutella
  • 1/4 de cucharada de café (hablo como medida) de levadura química, tipo Royal.
  • 6 cucharadas soperas de leche
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Ponemos en un bol todos los ingredientes y mezclamos bien, no hay un orden concreto, pero es preferible poner siempre los ingredientes secos primero, mezclarlos bien y luego añadir los líquidos.

Cogemos dos tazas, y repartimos la masa entre ambas.

Ponemos una taza en el microondas, a 1 minuto 45 segundos (máxima potencia) e iremos calculando la potencia del microondas y la textura del brownie hasta que esté a nuestro gusto.

Acompañar de bola de helado de vainilla o algo de nata.

*A veces la taza se desborda así que es conveniente que pongas un plato bajo la taza al meterlo al microondas para no manchar mucho.

*La puedes comer en la propia taza, pero si la vas a comer en un plato mejor untar bien la taza con mantequilla para fácil desmoldado.

¡Y a comer!

Imagen cortesía de elana’s pantry

Categorías: Postres Etiquetas:
Te puede gustar