Receta para preparar empanadas cocteleras

Si planeas tener una reunión con amigo pronto y no sabes qué preparar, tu mejor opción puede ser presentarle una rica tanda de empanadas cocteleras.

¿Conoces las empanadas cocteleras? A la hora de compartir, en los países caribeños y de América del Sur, se suele recurrir a las empanadas. Y es que son un alimento muy fácil de preparar, gustoso y que no lleva casi tiempo.

Tienes muchas variantes, por lo que se pueden adaptar fácilmente. Así que no tienes excusas para dejar de darles una oportunidad a las empanadas cocteleras.

Empanadas para todos los gustos

Con respecto a las empanadas tradicionales, las cocteleras tienen muy pocas diferencias. Y es que el tamaño, la porción y el tiempo de cocción cambian con solo disminuir un poco la dimensiones de este aperitivo delicioso.

En otras palabras, las empanadas cocteleras son la presentación ‘mini’ de las tradicionales. Cabe destacar que se pueden acompañar con preparaciones caseras de ajo, cebolla, o cualquier crema para untar.

Por lo general están rellenas de carne picada de res o pollo. Pero al igual que sucede con las ensaladas, en este aspecto son un lienzo en blanco. Es decir, puedes rellenarlas con lo que desees.

En este sentido, también puedes cocinarla tanto con algo de aceite en una sartén como al horno. Encontrarás que conservan ese sabor distintivo que las caracteriza.

Por último, son un alimento lleno de muchas calorías y proteínas. Pero el cocinero es quien hará que la receta sea más o menos saludable. Todo dependerá de la calidad de los ingredientes y el modo de cocción.

Empanadas cocteleras

Cómo hacer la receta de empanadas cocteleras

Quizás pienses: esto es demasiado trabajo para recibir a unos amigos. Mejor compro unos snacks. Desde el punto de vista pragmático, puede que medianamente te ahorres varios minutos, pero no lo es tanto si hablamos de salud.

Con toda probabilidad has leído que la mayoría de los snacks están repletos de grasas procesadas y el dañino glutamato monosódico. Un componente esencial que palabra más, palabras menos, hace que sientas ese placer al ingerirlo.

Además, existe una razón más primordial para recomendarte que te decidas por las empanadas cocteleras: Todos los ingredientes están ante tus ojos y tú eres el responsable de lo que comes, nadie ni nada más.

En este sentido, el proverbio que todos conocemos ‘eres lo que comes’ se mantiene y sirve de ejemplo. Y por favor, olvídate de esos mitos con respecto a consumir de manera ocasional algún tipo de proteína animal o salsas. Recuerda que todo está en las porciones.

Así que, ya conoces todos los pros y contras (si es que lo quieres ver así) que te encontrarás en esta deliciosa receta. Ahora es tiempo de que te dirijas a la cocina y dediques unos pocos minutos para hacer el aperitivo que hará que todos guiñen el ojo al cocinero.

Ten en cuenta que la receta de empanadas cocteleras queda mucho mejor con aceite de girasol. Aunque, si eres de los que prefieres el horno ante la sartén, no te preocupes; puedes intentar esta otra receta con un solo clic.

Ingredientes

  • 1 tomate rojo (110 g)
  • 1 cucharada de sal (25 g)
  • ½ pimiento rojo (60 g)
  • 3 tazas de agua (400 ml)
  • 2 cebollas medianas (150 g)
  • 6 tazas con carne picada (600 g)
  • 5 tazas de harina de maíz (500 g)
  • 3 cucharadas de aceite vegetal (90 ml)
  • 1 cucharada de margarina sin sal (25 g)
  • 2 cucharadas de comino en polvo (50 g)

Instrumentos

  • 1 rodillo de madera
  • 2 recipientes de vidrio
  • Sartén
Empanadas cocteleras

Preparación

  • Lo primero que tienes que hacer es comenzar con lavar muy bien todos los vegetales. Luego, hacer lo mismo con la carne picada. Escurre todo muy bien y aparta.
  • Después de este paso, trocearás muy bien las cebolla, tomate y el pimiento rojo. A poder ser en pedazos muy finos.
  • Luego en una sartén sofreirás los vegetales con la ayuda de la cucharada de margarina.
  • Después, será tiempo de introducir la carne picada con la sal, comino en polvo, y sin que olvides de mezclar todo bien. Dejarás ahí, a fuego medio por 5 minutos.
  • Ahora es el turno de la masa. Para hacerla necesitarás un bol mediano, vertir agua y la harina de maíz y una pizca de sal al gusto.
  • Lo que queda es darle forma con las manos hasta que te quede una masa homogénea, moldeable y consistente.
  • A continuación es tiempo de que cojas el rodillo y un puñado de masa y aplastes para hacer la base con la que rellenarás las empanadas.
  • Por último, doblas a la mitad y sellas con la punta de tus dedos todos los bordes. Solo resta llevar a una sartén con las cucharadas de aceite y dorar por ambo lados y listo.
  • Disfruta de tus empanadas solas o con un toque de salsa (la de tu preferencia). ¡Buen provecho!