Receta de la mermelada de calabaza

Valeria Sabater · 17 marzo, 2014
Si quieres evitar las pasas u otros trazos que puedan quedar después de batir la mermelada puedes intentar colarla antes de colocarla en su recipiente correspondiente

¿Eres una apasionada de la calabaza? Entonces no debes perderte esta sencilla receta casera con la que poder disfrutar de uno de los vegetales más sanos, deliciosos y polivalentes que existen. Podrás conservarla durante mucho tiempo y elaborar sabrosos pasteles, así como sencillas tostadas con las que disfrutar de tu desayuno. ¿Te animas?

Puede que ya conozcas la receta de la mermelada de calabaza. Nosotros te vamos a facilitar una elaborada a base de calabaza, pasas y canela. Le ofrece un toque original y sabroso que vale la pena probar. Decirte también que esta mermelada no será apta para diabéticos, ya que contiene azúcar. Pero estamos seguros de que será un manjar excelente tanto para grandes como para pequeños. Vamos allá…

¿Por qué es buena la mermelada de calabaza?

Calabaza

  • Este sabroso vegetal de color naranja tiene en su interior un aporte muy adecuado de fibra, por lo tanto nos va a ayudar en esos momentos en que padezcamos un episodio de estreñimiento.
  • La calabaza contiene un alto componente en agua y muy pocos azúcares. Habitualmente para hacer mermeladas se incluye la misma cantidad de azúcar que de fruta, pero nosotros vamos a poner la mitad. Así pues, conseguirás una mermelada relativamente aceptable, no será excesivamente dulce ni tendrá muchas calorías. Es sin duda una de las más saludables.
  • Otro beneficio de la calabaza es que es un alimento antioxidante. Contiene un aporte muy adecuado de carotenos, cumarinas, licopeno... así evitaremos el envejecimiento y cuidaremos nuestras células del ataque de los radicales libres.
  • La calabaza es también un buen diurético. Evitaremos pues la retención de líquidos.
  • Otra de sus maravillosas propiedades, es que la calabaza evita las infecciones del aparato respiratorio, ayudando a la producción de glóbulos rojos y blancos.
  • Contiene Vitamina A, excelente para el cabello, piel, uñas, vista, huesos y sistema inmunológico.

Receta de la mermelada de calabaza

mermelada calabaza

Ingredientes

  • 1 Kg. de calabaza
  • Medio kilo de azúcar. Si lo deseas, puedes sustituirlo por estevia u otro edulcorante en caso de que quieras rebajar sus calorías, o perimitir que sea apto para una persona diabética.
  • 150 gramos de pasas sin pepitas
  • Una varita de canela en rama.
  • 40 ml. de zumo de limón
  • 20 gramos de mantequilla
  • Una pizquita de sal

Preparación

  • Empezaremos poniendo en maceración la calabaza la noche anterior. Para ello, pela la calabaza y córtala a cubitos. Ponla en una olla con un poco de agua cubriéndola, introduce el azúcar y las pasas. Déjalo así toda la noche.
  • A la mañana siguiente, empezaremos a esterelizar los frascos de cristal en los que vayamos a introducir la mermelada de calabaza, para así tenerlos listos. Ponlos en agua hirviendo en una olla, junto a las tapas, sácalos con cuidado y ponlos boca abajo encima de un trapo para se sequen.
  • Ahora vamos a preparar ya la mermelada. Para empezar volcamos la calabaza macerada, y las pasas  (con el agua incluida, ya que es donde está el azúcar) en una olla o cacerola, si es de barro mucho mejor. Añade la mantequilla el jugo de limón, una pizquita de sal, y la canela en rama.
  • Pon el fuego a temperatura media baja.
  • Ve removiendo esta mezcla para evitar que se nos pegue en el fondo.
  • La mermelada de calabaza suele espesar bastante rápido, debes tenerlo en cuenta. Es parecida a la mermelada de albaricoque, ambas acaban cogiendo una textura cremosa mucho más rápido que otras, como es el caso de la mermelada de fresa, que tarda bastante. Así pues, no te olvides de estar atenta y de remover bien.
  • Un truco para saber si una mermelada está en su punto, es poner una cucharadita en un plato. Llévalo al refrigerador y déjalo solo un minuto. Cuando lo saques, pon el dedo para comprobar si está consistente y deja un surco. Si es así, estará lista.
  • La mermelada de calabaza suele cocinarse en solo media hora. Pero todo depende de cómo te guste a ti. Una vez adquiera la textura deseada, apaga el fuego y déjala reposar quince minutos.
  • Ahora, para obtener una textura más fina y homogéna, pasamos la mezcla por la batidora, triturando la calabaza. Reitira antes si quieres la varita de canela en rama.
  • Ahora lleva la mermelada de calabaza a los botes de cristal. Para que te duren más tiempo, sabes que puedes hervirlos a baño maría, de ese modo quedarán herméticamente cerrados.
  • La mermelada de calabaza es muy fácil de hacer. Puede durarte dos meses en conserva.
  • Combina tanto con dulce como con salado, una explosión de sabor en tu cocina que no puedes dejar escapar.

 

Imagen cortesía de Cuki.