Receta de la mermelada de calabaza

Valeria Sabater·
14 Agosto, 2020
Si quieres evitar las pasas u otros trazos que puedan quedar después de batir la mermelada, puedes colarla antes de colocarla en su recipiente.
 

¿Eres una apasionada de la calabaza? Entonces no debes perderte esta sencilla receta de mermelada de calabaza casera. Podrás conservarla durante mucho tiempo y elaborar sabrosos pasteles, así como sencillas tostadas con las que disfrutar de tu desayuno. ¿Te animas?

Puede que ya conozcas la receta de la mermelada de calabaza. Nosotros te vamos a facilitar una elaborada a base de calabaza, pasas y canela. Le ofrece un toque original y sabroso que vale la pena probar.

Ten en cuenta que esta mermelada no será apta para diabéticos, ya que contiene azúcar. Pero estamos seguros de que será un manjar excelente tanto para grandes como para pequeños. ¡Vamos allá!

¿Por qué es buena la mermelada de calabaza?

Calabaza

Según la Fundación Española de Nutrición, este sabroso vegetal de color naranja aporta fibra (1g/100g), por lo tanto podría ayudarnos cuando padezcamos un episodio de estreñimiento. La calabaza contiene, además, un alto componente en agua y pocos azúcares.

Habitualmente, para hacer mermeladas se incluye la misma cantidad de azúcar que de fruta, pero nosotros vamos a poner la mitad. Así pues, conseguirás una mermelada que no será excesivamente dulce ni tendrá muchas calorías.

 

Lee también: 3 mermeladas con frutas que no necesitan azúcar

Otro beneficio de la calabaza, es que es un alimento antioxidante. Contiene un aporte interesante de carotenos, cumarinas y licopeno. Recordemos que las sustancias antioxidantes actúan sobre los radicales libres, ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro y a cuidar las células del ataque de los radicales libres.

Un artículo de WebMD señala que la calabaza sería también un buen diurético. Por lo que nos ayudaría a evitar la retención de líquidos. Por otra parte, contiene vitamina A, un componente necesario para mantener la salud del cabello, la piel, las uñas, la vista, los huesos e incluso, el sistema inmunológico.

Receta de la mermelada de calabaza

mermelada calabaza

Ingredientes

  • 1 Kg de calabaza
  • 500 gr de azúcar
  • 150 gr de pasas sin pepitas
  • Una varita de canela en rama
  • 40 ml de zumo de limón
  • 20 gr de mantequilla
  • Una pizca de sal

Antes de comenzar

  • Empezaremos poniendo en maceración la calabaza la noche anterior. Para ello, pela la calabaza y córtala a cubitos. Ponla en una olla con un poco de agua cubriéndola, introduce el azúcar y las pasas. Déjalo así toda la noche.
 
  • A la mañana siguiente, empezaremos a esterilizar los frascos de cristal en los que vayamos a introducir la mermelada de calabaza. Ponlos en agua hirviendo en una olla, junto a las tapas, sácalos con cuidado y ponlos boca abajo encima de un trapo para se sequen.

Preparación

  • Para empezar, volcamos la calabaza macerada y las pasas (con el agua incluida, ya que es donde está el azúcar) en una olla. Añade la mantequilla, el jugo de limón, una pizquita de sal y la canela en rama.
  • Pon el fuego a temperatura media baja.
  • Ve removiendo esta mezcla para evitar que se nos pegue en el fondo.
  • La mermelada de calabaza suele espesar bastante rápido, no te olvides de estar atenta y de remover bien.
  • Un truco para saber si una mermelada está en su punto, es poner una cucharadita en un plato. Llévalo al refrigerador y déjalo solo un minuto. Cuando lo saques, pon el dedo para comprobar si está consistente y deja un surco. Si es así, estará lista.
  • La mermelada de calabaza suele cocinarse en solo media hora. Una vez adquiera la textura deseada, apaga el fuego y déjala reposar quince minutos.
  • Para una textura más fina y homogénea, pasamos la mezcla por la batidora. Retira antes si quieres la varita de canela en rama.
  • Ahora lleva la mermelada de calabaza a los botes de cristal. Para que te duren más tiempo, puedes hervirlos al baño María, de ese modo quedarán herméticamente cerrados.

La mermelada de calabaza es muy fácil de hacer y puede durarte dos meses en conserva.

Combina tanto con dulce como con salado, una explosión de sabor en tu cocina que no puedes dejar escapar. Si lo deseas, puedes sustituir el azúcar por estevia u otro edulcorante en caso de que quieras rebajar sus calorías, o permitir que sea apto para diabéticos.

 

 

  • Yadav, M., Jain, S., Tomar, R., Prasad, G. B. K. S., & Yadav, H. (2010). Medicinal and biological potential of pumpkin: An updated review. Nutrition Research Reviews. https://doi.org/10.1017/S0954422410000107
  • Zhou, T., Kong, Q., Huang, J., Dai, R., & Li, Q. (2007). Characterization of Nutritional Components and Utilization of Pumpkin. Food.
  • Seo, J. S., Burri, B. J., Quan, Z., & Neidlinger, T. R. (2005). Extraction and chromatography of carotenoids from pumpkin. In Journal of Chromatography A. https://doi.org/10.1016/j.chroma.2004.10.044
  • Fiedor, J., & Burda, K. (2014). Potential role of carotenoids as antioxidants in human health and disease. Nutrients, 6(2), 466–488. https://doi.org/10.3390/nu6020466
  • Res Pharm Sci. 2010 Jan-Jun; 5(1): 1–8. Are antioxidants helpful for disease prevention? https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3093095/
  • WebMD. PUMPKIN. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-810/pumpkin
  • National Institutes of Health. Vitamin A. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminA-HealthProfessional/
  • Fundación Española de Nutrición. Calabaza. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/calabaza.pdf