Receta de la mermelada de cebolla

Según la forma en que cocines la cebolla obtendrás unos matices u otros. Al asarla en el horno en lugar de hervirla en agua se consigue un sabor más especial y sabroso.

La mermelada de cebolla es tan original como sabrosa, un acompañamiento más que perfecto y delicioso para multitud de tus platos que no debes dejar escapar. Ya sean en los aperitivos, para acompañar carnes, pescados, y cómo no, para combinar con tostadas de queso, esta mermelada es una elección muy innovadora en tu cocina.

Esta mermelada de cebolla es dulce, es muy sencilla de elaborar y aportará a tu cocina un toque de originalidad que te encantará probar. Y es que como ya sabemos, la cebolla es maravillosa en todas sus formas, saludable, beneficiosa y sabrosa; algo indispensable ya en nuestro día a día y en nuestra cocina, que está teniendo mucho éxito en los últimos tiempos. No dejes de probarla, a ti y a los tuyos os encantará.

Beneficios de la mermelada de cebolla

  • Propiedad antianémica: la cebolla es una fuente excelente de hierro, Fósforo y vitamina E, ayudándonos a mantener y generar glóbulos rojos.
  • Diurética y depurativa: gracias a su contenido en Potasio, nos ayuda a eliminar la acumulación de líquidos y a regular la hipertensión.
  • Fuente de vitamina B: la cebolla es una fuente magnífica de vitamina B, y magnesio, mejora nuestro sistema nervioso y muscular. Una fuente sencilla para obtener energía  y tener mejor calidad de vida.
  • Antioxidante: gracias a su vitamina A y C, y sus flavonoides, obtendremos una dosis muy adecuada de antioxidantes
  • Regula el estreñimiento: la cebolla combate el estreñimiento, y regula el sistema digestivo, ayudándonos además a prevenir parásitos intestinales.

 Receta de la mermelada de cebolla

mermelada cebolla

La mermelada de cebolla es muy sencilla de realizar. Para ello en primer lugar tendrás que seleccionar un conjunto de tarros de cristal para conservarla mejor. Vamos a realizar un kilo de mermelada, así que ve calculando el tamaño de los mismos para conservar la mermelada de cebolla en buen estado.

Señalarte además que para preparar la cebolla hemos preferido asarla en el horno en lugar de hervirla en agua, ya que le otorga un sabor mucho más especial y sabroso. Pero tú puedes realizarla como desees, incluso hay personas que eligen asarla a leña. Pero eso depende de tus gustos.

Ingredientes

  • 1 kg de cebollas tiernas
  • 500 gr. de azúcar

Elaboración

  1. Empezamos forrando con papel de aluminio la bandeja del horno. Ahora pelamos las cebollas y las lavamos bien, para después, introducirlas en esta bandeja con una chorradita de aceite de oliva y un poquito de sal. Ponemos el horno a 200 grados y los dejamos unos 35 o 40 minutos, controlando que se asen de todos los lados, dando la vuelta de vez en cuando.
  2. Cuando tengamos ya las cebollas asadas, las sacamos y las dejamos reposar unos minutos. Mientras, preparamos una olla con algo más de tres vasos de agua y con el medio kilo de azúcar. Introducimos las cebollas asadas y las cocemos a fuego medio durante una media hora. Removemos constantemente para que no se nos peguen, para que vaya cogiendo una consistencia adecuada poco a poco. Iremos viendo cómo se va caramelizando,cogiendo un tono oscuro y de atractivo olor. Ten cuidado de que no se te queme o se quede pegada. Con un poco que se queme ya nos cambia el sabor de la mermelada de cebolla.
  3.  La dejamos reposar unos diez minutos. De ese modo irá cogiendo más consistencia. Ahora iremos ya introduciendo la mermelada de cebolla en los tarros de cristal. Para conservarla, puedes cocer los tarros a baño maría. Introdúcelos una vez cerrados y herméticos en una olla con agua. Cuando hiervan y escuches el característico sonido “pop” ya estarán listos.

La receta que te hemos presentado es dulce y caramelizada. Existen otras versiones, hay quien prefiere introducir vinagre balsámico, mantequilla y 200 gramos de azúcar moreno con la misma cantidad de cebollas, por ejemplo, e introducir incluso un poco de miel. Pero este modo de hacerlo es mucho más sencillo, y te aseguramos que el sabor de haberlo hecho al horno se intuye en cada bocado. Si te gusta la cocina de contrastes, si disfrutas mezclando sabores, no dejes de probar esta sabrosa mermelada de cebolla.

Un modo sabroso de tomarla es por ejemplo junto a tostadas integrales (tal y como aparece en la ilustración). Basta con poner una rodajita de queso de cabra sobre la tostada, y encima de ellas, una cucharadita de mermelada de cebolla. Un entrante sabroso y original que quedará muy bien si tienes invitados.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar