Receta de la mermelada de cebolla

Según la forma en que cocines la cebolla obtendrás unos matices u otros. Al asarla en el horno en lugar de hervirla en agua se consigue un sabor más especial y sabroso.

La mermelada de cebolla es tan original como sabrosa, un acompañamiento más que perfecto y delicioso para multitud de platos. Ya sea como aperitivo, o para acompañar carnes, pescados, y cómo no, para combinar con tostadas de queso, esta mermelada es una elección ideal.

La cebolla es un vegetal saludable, sabroso y versátil. Se puede preparar de muchas maneras diferentes, esta deliciosa mermelada es una de ellas. La mermelada de cebolla es dulce, sencilla de elaborar y aportará a tu cocina un toque original que te encantará.

Beneficios de la mermelada de cebolla

  • Propiedades antianémicas: la cebolla aumenta la absorción del hierro de los alimentos con los que se consume. Además es rica en fósforo y vitamina E, fundamentales para la salud de nuestros glóbulos rojos.
  • Diurética y depurativa: gracias a su contenido en potasio, nos ayuda a eliminar la acumulación de líquidos y a regular la hipertensión.
  • Fuente de vitamina B: la cebolla es una fuente magnífica de vitamina B y magnesio, necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso y de nuestros músculos.
  • Antioxidante: gracias a su contenido en vitaminas A y C, y sus flavonoides, nos proporciona una dosis adecuada de antioxidantes
  • Regula el estreñimiento: la cebolla puede ayudarnos a combatir el estreñimiento, y regula la digestión, ayudándonos además a prevenir parásitos intestinales.

 Receta de la mermelada de cebolla

tostada con queso y mermelada de cebolla

La mermelada de cebolla es sencilla de preparar. En primer lugar, selecciona varios tarros de cristal para conservarla correctamente. Vamos a preparar un kilo de mermelada, así que tendrás que calcular cuántos necesitarás de antemano.

Para preparar la cebolla hemos optado por asarla en el horno en lugar de hervirla, ya que le da un toque más sabroso. Pero tú puedes prepararla como desees, incluso hay quien las asa a leña.

Ingredientes

  • 1 kg de cebollas tiernas
  • 500 gr. de azúcar

Elaboración

  1. Empezamos forrando con papel de aluminio la bandeja del horno. Pelamos las cebollas, las lavamos bien y las colocamos en la bandeja con una chorrito de aceite de oliva y un poquito de sal. Calentamos el horno a 200ºC y las dejamos unos 35 o 40 minutos. Vigilamos que se hagan por todos los lados, dando la vuelta de vez en cuando.
  2. Cuando estén listas, las sacamos y las dejamos reposar unos minutos. Mientras, preparamos una olla con algo más de tres vasos de agua y con el medio kilo de azúcar. Introducimos las cebollas asadas y las cocemos a fuego medio durante una media hora. Removemos constantemente para que no se nos peguen, y vayan tomando una consistencia adecuada. Iremos viendo cómo se va caramelizando y oscureciéndose. Ten cuidado de que no se te queme o se pegue. Si se quema tan sólo un poco ya cambia el sabor de la mermelada.
  3.  La dejamos reposar unos diez minutos. De ese modo irá tomando más consistencia. Después la introducimos con cuidado en los tarros de cristal. Para conservarla puedes cocer los tarros a baño maría: introdúcelos una vez cerrados en una olla con agua. Cuando el agua hierva y oigas el característico “pop” ya estarán listos y cerrados herméticamente.

Variaciones

La receta que te hemos presentado es especialmente dulce y caramelizada. Existen otras versiones. También se puede preparar añadiendo vinagre balsámico, mantequilla y 200 gramos de azúcar moreno con la misma cantidad de cebollas. Pero este modo de hacerlo es mucho más sencillo, y te aseguramos que el sabor de haberlas asado al horno se percibe en cada bocado. Si te gusta la cocina de contrastes y disfrutas mezclando sabores, prueba esta sabrosa mermelada de cebolla.

Puedes acompañarla de tostadas integrales (como aparece en la ilustración). Basta con poner una rodajita de queso de cabra sobre la tostada y una cucharadita de mermelada de cebolla por encima. Un entrante sabroso y original.

  • DANE (2015). La cebolla de rama o cebolla junca (Allium fistulosum), una hortaliza de gran importancia en la alimentación humana. INSUMOS Y FACTORES ASOCIADOS A LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA 1–14.