Receta de la quesada pasiega: un postre con tradición

Para asegurarnos de que nuestra quesada está ya lista la pincharemos con punta de un cuchillo o un tenedor. Si sale manchada, deja que se cocine un poco más

Uno de los postres que identifica a Cantabria, es la quesada, y más a los valles pasiegos, el cual tiene una honda tradición en el lugar;  la base principal es el queso fresco, pero también se puede realizar con requesón, aunque su sabor nada tiene que ver con el ingrediente original.

Posee una textura suave y un delicioso sabor, y lo que es mejor, es muy fácil y rápida de preparar, pero muy difícil resistirse a su sabor.

INGREDIENTES

– 1 kilo de queso fresco
– 4 huevos grandes
– 80 gramos de mantequilla
– 220 gramos de azúcar
– 1 pizca de sal
– Ralladura de un limón
– 100 gramos de harina
– Canela en polvo
– Molde de tarta o bandeja de cristal tipo Pyrex

MODO DE ELABORACIÓN

Bate los huevos, junto con el azúcar y la mantequilla fundida, agrega la pizca de sal, la ralladura de un limón y la canela en polvo -aproximádamente 2-3 cucharadas pequeñas, aunque eso va en gustos, añade más o menos canela según te guste- y mezcla bien todos los ingredientes.

Después desmenuza el queso en la mezcla y remueve bien, y por último añade la harina, deshaciendo bien todos los grumos que pudiera haber; puede ser necesario que tengas que utilizar la batidora, hasta que quede una masa homogénea y fina.

Precalienta el horno a 180ª C.y en un molde o en una fuente de Pyrex previamente engrasados vierte la mezcla, y espolvorea un poco de canela en polvo por encima. Introduce en la zona media del horno a 180-190ªC. por los dos lados, y deja aproximádamente entre cincuenta minutos y una hora, aunque eso dependerá de cada horno; hay hornos que llevará más tiempo y otros que llevará menos.

Recuerda que el molde debe de ser bajo, y un tanto ancho, al estilo de los de las tartas, con el fin de que la quesada no debe de quedar muy alta, aproximádamente no debe de medir más de 2,5-3 cm.

Para asegurarte de que está hecha, introduce en la quesada la punta de un cuchillo y si no sale manchada, quiere decir que ya está hecha; si por el contrario ves que ha salido manchada, debes de dejar que se haga un poco más. Si la parte superior de la quesada esta tostada, coloca un papel de plata por encima, para que no se dore más, mientras se acaba de cocinar. Saca la quesada del horno cuando esté cocinada y deja que se enfríe completamente antes de comerla. ¡Que aproveche!.

Imagen cortesía de Noema Pérez

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar