Receta de las torrijas

El azúcar con canela y la miel le dan a las torrijas ese toque dulce tan delicioso. Puedes reservar un poco de miel para echarla en el plato de cada comensal

Las torrijas son un dulce típico de Semana Santa,  de una elaboración muy sencilla, la mar de barato, ya que el ingrediente principal es reciclado. Pese a que ya hayan pasado las fechas típicas para su consumo, os desvelaremos a continuación la receta para que las preparéis en casa.

En la antigüedad se decía que era un plato ideal para la recuperación de las parturientas. En las zonas del sur de España, se suele consumir el domingo de resurrección acompañadas de vino o whisky.

Ingredientes de las torrijas:

–          Pan duro.

–          Leche.

–          Huevo.

–          Azúcar (opcional).

–          Canela (opcional).

–          Miel (opcional).

PROCESO DE ELABORACIÓN

El proceso de elaboración es muy sencillo, por un lado, se coge el pan y se corta en rebanadas del grosor deseado, por otro lado, se pone leche en un cuenco, en otro distinto batimos un par de huevos y por ultimo ponemos aceite en una sartén y la ponemos a fuego alto.

Ya tenemos los preparos, y el siguiente paso es muy sencillo:

Cogemos una rebanada de pan, la empapamos en leche, y después la rebozamos en huevo. La echamos en la sartén con el aceite previamente caliente, cuando estén hechas por un lado, le damos la vuelta ayudándonos de un tenedor o de una espumadera.

Cuando estén bien doraditas, las sacamos de la sartén y las ponemos en un plato con un papel de cocina en el fondo para que se escurra el aceite.

Tras contar con todas las torrijas fritas, tendremos diferentes formas de acabarlas, una de ellas es mezclar azúcar con un poquito de canela y rebozarlas.

Por otro lado, si calentamos miel en una cacerolita y la deshacemos, podemos bañar las torrijas. Después de que se enfríe la miel se caramelizará otra vez y dará un toque brillante y riquísimo. De esta manera acabamos de realizar un dulce tradicional y con el que aprovechamos el pan duro que queda por casa.

Buen provecho

Fotografía cortesía de Javier Lastras