Receta de sopa castellana o sopas de ajo

kalayaan · 27 enero, 2013 · Última actualización: 30 enero, 2019 30 enero, 2019
Al consumirlo cocinado no corremos el riesgo de que el ajo nos repita pero, si no queremos correr el riesgo, podemos quitarle el germen para asegurarnos

Primero, tomar un plato de sopa castellana alegrará nuestro paladar y nos hará templar nuestro cuerpo. Parece algo complicado, sin embargo, para preparar esta receta de sopa castellana tardaremos entre media hora y cuarenta minutos. Además, los ingredientes que utilizaremos son básicos, de los que siempre tenemos en la nevera.

Por otra parte, su sabor puede recordarnos a aquellos platos de cuchara que preparaba la abuela, con aquel sabor que evocaba al pueblo y a lo rural… Hoy aprenderemos esta sencilla y sabrosa receta, un plato típico de Castilla y León extendido por toda la península española como un signo de identidad rural.

Ingredientes para 4 personas

Sopa-de-ajo-en-cuenco

La receta de sopa castellana se elabora con unos pocos ingredientes. Así, vamos a comprobar como con tan poco podemos crear un plato repleto de sabores.

  • Media barra de pan de pueblo u hogaza (serán aproximadamente 6 u 8 rodajas)
  • 4 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • 1 ½ L de caldo de pollo (en su defecto agua que calentaremos con dos pastillas de caldo en polvo).
  • Taquitos de jamón serrano al gusto (recomendado: 200g)
  • Pimentón
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración receta de sopa castellana

Una-receta-de-sopa-de-ajo-deliciosa-en-un-cuenco


1. Primero, pelamos y cortamos los ajos en láminas gruesas.
2. En segundo lugar, calentamos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en la sartén y freímos los ajos.
3. Después, una vez dorados los ajos, añadimos el pan en el mismo aceite y freímos, dejamos que el pan absorba el sabor del ajo.

4. Ahora, incorporamos el jamón en tacos y rehogamos.
5. A continuación, retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón. Debe estar retirado para que no se queme. Añadimos la especia en cantidad para que el caldo tome color rojizo y el pan se impregne bien de su aroma (aproximadamente 3 cucharadas pequeñas).
6. Añadimos el caldo de pollo y dejar hervir durante 20 – 25 minutos aproximadamente.

7. Por último, cascamos los huevos e incorporamos una vez transcurrido este tiempo. Después, apagamos el fuego y dejamos reposar hasta el momento de servir.

Como hemos podido observar, esta es una receta rápida pero capaz de satisfacer los paladares de cuchara más exquisitos. Por ello, no dudes en prepararla y darles a los tuyos el placer de disfrutar una rica receta castellana.

 

  • Imagen cortesía de Yogma