Receta del bizcocho de manzana

Para evitar que las manzanas se oxiden podemos pelarlas y cortarlas en el último momento o bien rociarlas con zumo de limón

Ideal para el desayuno. El bizcocho de manzana es un sabroso bocado difícil de resistir que gusta a toda la familia. Es fácil de hacer y dispone de ese ingrediente especial tan fácil de conseguir y a la vez tan sano, porque… ¿quién no siente pasión por las saludables manzanas? No lo dudes, esta receta te encantará y darás una buena sorpresa a todos en casa.

Receta del bizcocho de manzana

bizcocho_manzana_2_5kg._3

Este bizcocho de manzana es muy esponjoso y  dispone del sabor de esa fruta ideal que es la manzana. Si lo deseas, y como sugerencia, también puedes añadir nueces, pero eso depende del gusto de cada uno. Comentarte además que este bizcocho suele tener un efecto saciante, y que no es excesivamente calórico. Sobre todo en comparación con los que podemos adquirir en cualquier supermercado. Lo mejor sin duda es prepararlo en casa, de ese modo nos aseguramos de que los ingredientes sean totalmente naturales. Toma nota:

¿Qué necesito para elaborar mi bizcocho de manzana?

El bizcocho que te presentamos es para más o menos seis personas. Así pues, éstas son las medidas que te pueden servir de orientación.

  • 1 yogurt natural
  • 350 g de harina
  • 4 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • 250 g de azúcar
  • 1 sobre de levadura Royal (12 gramos)
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 cucharada de azúcar avainillado
  • 3 manzanas grandes tipo Golden
  • 1 pellizquito de sal.

¿Cómo lo preparamos?

harina-y-huevos

  1. Empecemos: lo primero que haremos es batir los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Para lograr mayor esponjosidad ya sabes que lo ideal es separar las claras de las yemas, batiendo las primeras hasta que alcancen el ideal punto de nieve. Mientras, en las yemas añadimos el azúcar y lo mezclamos bien. Luego, lo vamos integrando todo poco a poco, integrando también el yogur, siempre en movimientos envolventes para no bajar lo que hemos montado.¡Es muy fácil!
  2. Segundo paso: mezclamos la levadura con la harina y la echamos al mismo cuenco donde tenemos los huevos mezclados con el yogur. No dejes de batir. Cuando esté todo bien mezcladito, deja que repose 10 minutos.
  3. Ahora derretimos un poco la mantequilla y dejamos caer una pizquita de sal. De ese modo conseguimos que el sabor dulce destaque mucho más. Batimos todo junto a la mezcla anterior, hasta que no queden grumos.
  4. ¿Y qué toca ahora? Las manzanas. Las lavamos, las pelamos, quitamos el centro y las cortamos a laminitas muy muy finitas. Es muy importante pelar y laminar las manzanas en el último momento ya que en contacto con el aire se oxidan. Un truco bien sencillo y práctico. Una vez cortadas, añadimos la mitad a nuestro cuenco donde tenemos la mezcla.
  5. Ahora vamos a preparar ya ese recipiente especial que usaremos como molde y que va a ir al horno. Es ahí donde vamos a verter nuestra mezcla de huevos, yogur y manzana. -la mitad de ellas- La otra mitad, las colocamos arriba de la mezcla bien colocadas, espolvoreando también con un poquito de canela y una cucharada de azúcar avainillado.
  6. Metemos el bizcocho en el horno a 180º durante unos 45 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, pincha el bizcocho con un tenedor para comprobar si está hecho.
  7. Cuando esté hecho retíralo del horno, ya que de lo contrario puede quedarse muy seco. Lo desmoldamos con cuidado y lo servimos en un plato. Deja que repose unos 20 minutos antes de darle el primer bocado. ¡Es delicioso y huele muy bien a manzana y canela!
Categorías: Postres Etiquetas:
Te puede gustar