Receta del muesli

Al preparar nuestro propio muesli en casa nos aseguramos de que todos los ingredientes son naturales

Para un desayuno rico y saludable te recomendamos el muesli. Aunque es posible comprarlo ya preparado en supermercados, siempre es más sano elaborarlo en casa. Si quieres conocer la receta del muesli, sigue leyendo.

El muesli es un alimento de orígen suizo, cuyo uso se ha extendido por todo el mundo en los últimos años. Es un alimento muy nutritivo, que además nos dará energía para empezar el día con buen pie.

Beneficios del muesli

La mezcla de cereales, semillas, frutos secos y fruta del muesli convierte a este plato en una fuente excelente de nutrientes.

Los cereales aportan proteína vegetal y fibra, especialmente si la base de la mezcla es la avena. Las semillas, como las pipas de calabaza, tienen un contenido altísimo de minerales como el hierro o el magnesio.

La fruta, además de vitaminas, le proporciona un sabor dulce sin necesidad de recurrir al azúcar, lo que convierte al muesli en un desayuno ligero pero delicioso. Y los frutos secos, por su parte, aportan grasas “buenas”, es decir, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, fundamentales entre otros para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Desayunar muesli es comenzar el día con un plato completo, riquísimo y saciante. ¿Quieres aprender a prepararlo en casa?

Receta del muesli

Ingredientes:

  • 200 grs de avena
  • 150 grs. de la siguiente mezcla: germen de trigo, salvado, cebada, centeno, ajonjolí, y semillas de calabaza
  • ¼ taza de nueces picadas finamente
  • ¼ taza de  avellanas picadas
  • 1/3 taza de ciruelas pasas
  • 1/3 taza de coco rallado
  • 1/3 taza de frutas secas cortadas en cubitos como dátiles, higos, manzanas, chabacanos, etc.
  • Fruta de temporada

Procedimiento:

Mezcla los ingredientes y guárdalos en un recipiente hermético para que se conserve fresco varias semanas.

En el desayuno lo puedes servir con yogur o con leche.

Si vas a añadirle manzana la puedes cortar en cubos con la cáscara o rallada. También puedes añadir cualquier fruta de temporada.

No hace falta endulzar con azúcar, ya que las frutas contienen su propia azúcar. Pero si lo deseas, puedes usar azúcar morena o miel de abeja.

Se recomienda comer el muesli después de dejarlo reposar unos minutos para que los ingredientes se suavicen y humedezcan, y así se digieran mejor.

La ventaja del muesli es que se puede preparar con lo que tengas en la despensa.

Es un desayuno rápido, completo y práctico. Es bueno tenerlo en casa para los que siempre salimos corriendo a trabajar: se puede conservar fácilmente en un recipiente para desayunar cuando y donde podamos.