Receta del té de rosas y sus magníficos beneficios

Valeria Sabater · 10 noviembre, 2013
Para absorber el hierro y favorecer la salud de la piel y los huesos, tomaremos los pétalos más frescos, ya que en el proceso de secado pierden más de un 40% de vitamina C.

Té de rosas. Dulzura exquisita ahumada por la satinada frescura de las rosas, una bebida caliente que no solo hará las delicias de los amantes del té, sino que además nos va a permitir beneficiarnos de las innumerables propiedades de esta sencilla receta tan arraigada en la cultura oriental, y que sin lugar a dudas sería recomendable adoptar de modo habitual en nuestra dieta.

El paladar y la salud nos lo van a agradecer.

Magníficas propiedades del té de rosas

  • -Consumir regularmente té de rosas nos va a permitir en primer lugar depurar nuestro organismo, actúa a nivel del hígado y la vesícula, limpiándolos, activando además mecanismos diuréticos con los que podremos regular perfectamente nuestra retención de líquidos. Esto no se va a conseguir con la primera taza de té, hemos de tenerlo claro, se necesita un consumo regular con el que empezar a notar sus beneficios… así que ¿Qué tal si empezamos esta misma tarde con una taza bien caliente junto a una buena compañía y una grata conversación?
  • -Los pétalos de rosa poseen de por sí importantes beneficios para la salud como ya sabemos, y entre ellos cabe destacar la importante presencia de la vitamina C. Según la “Food and Drug Administration, se ha demostrado que los capullos, el tallo y los pétalos de rosa, tienen altos niveles de vitamina C sobre todo en su forma cruda. Sin embargo, pueden perder entre el 45 y el 60 por ciento de su contenido de vitamina C a través del proceso de secado; así pues es recomendable tomar los pétalos más frescos para hacer nuestra sencilla receta, con tal de aprovechar al máximo La vitamina C, tan importante para nuestro sistema inmune, promoviendo la salud de la piel, los huesos y ayudar también al cuerpo a absorber el hierro.
  • -El té de rosas contiene otra interesante propiedad que debemos tener en cuenta: sus niveles de antioxidantes, en especial catequina polifenoles. Recordemos que los antioxidantes son sustancias que protegen nuestro cuerpo del daño de los radicales libres, los cuales pueden causarnos cáncer. Estos componentes pueden no solo prevenir el daño de los radicales libres sino también matar a las células cancerígenas sin dañar las células sanas circundantes. Algo realmente interesante para mantenernos sanos no solo por dentro, sino también por fuera, ya que el té de rosas nos va a facilitar el poder mantener una apariencia fresca y joven… y es que ya lo dice la expresión: “Fresca como una rosa”.
  • -Entre sus beneficios es destacable también su capacidad para aliviar los dolores producidos por la menstruación.
  • -El té de rosas es efectivo también para todos aquellos problemas respiratorios causados por la gripe y el resfriado.
  • -Por último decir cabe señalar también sus facultades sobre el sistema nervioso, su uso regular puede permitirnos aliviar el insomnio y la fatiga, ayudándonos por ejemplo a encontrar el descanso y el alivio tras una larga jornada de trabajo.

Preparación del té de rosas

Ingredientes

  • -5 o 6 pétalos de rosa limpias para una sola taza, importante el asegurarnos que no hayan recibido ningún toxico o pesticida. Recomendable también que sean frescas (recordemos que es como mejor mantienen sus propiedades).
  • -Agua
  • -Miel o azúcar si deseamos endulzar el té.

Preparación

El Té de rosas es realmente fácil de preparar, no tenemos más que colocar los pétalos en nuestra tetera cuando el agua esté hirviendo, para después, dejar que la mezcla repose durante 5 o 10 minutos, colarla y servir acompañada de miel o azúcar según nuestro deseo.

Así pues ya no tenemos excusa alguna para no incluir entre nuestras sanas costumbres la de tomar un té de rosas, un sencillo placer contenido en una sencilla receta milenaria que nos va a aportar una pincelada de necesitada salud en esas horas de media tarde, en que el cansancio, la fatiga, nos agradecen una dosis de mágica tibieza perfumada.