Hummus de garbanzos superligero

Una vez que se prueba, es muy difícil resistirse a su sabor. Ciertamente, el hummus de garbanzos es toda una delicia y no está de más aprender a prepararlo en un abrir y cerrar de ojos desde la comodidad del hogar.

El hummus de garbanzos se ha convertido en el favorito de muchos gracias a su amplia difusión como aperitivo vegetariano y vegano. No obstante, esta preparación típica de la gastronomía árabe es muy bien conocida en el Mediterráneo y el resto de Oriente Medio.

Se cree que la receta se originó en el antiguo Egipto. Aunque aún no se ha dicho la última palabra al respecto, sí existe la certeza de que la palabra hummus significa ‘garbanzo’ en árabe.

Se suele servir como acompañamiento o como aperitivo, de allí que se haya popularizado con tanta facilidad. Por lo general, se disfruta junto con pan de pita aunque también queda delicioso en tostadas de cualquier tipo de pan o bien, con unos palitos de zanahoria de cruda u otras verduras.

¿Cómo preparar un hummus de garbanzos ligero?

A pesar de que esta crema es, de por sí, bastante ligera, muchas personas se preguntan cómo pueden preparar una versión más ligera. La finalidad es, por supuesto, reducir la cantidad de ingredientes que tengan el potencial de promover el aumento de peso corporal sin dejar de lado el buen sabor. Nuestra receta de hummus de garbanzos viene a ser la siguiente.

Ingredientes (para 3 o 4 comensales)

  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • ¼ taza de agua tibia (50 ml)
  • 2 cucharadas de tahini (30 g)
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva (la cantidad necesaria).
  • 2 ½ tazas de garbanzos cocidos (500 g)
  • 1 cucharadita de comino en polvo (5 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • Para decorar: perejil picado o pimiento dulce en polvo
  • Condimentos opcionales: alcaravea, cilantro

Preparación

  1. Para que la receta nos quede ligera, lo primero que tenemos que hacer es tomar los garbanzos cocidos y verterlos en un bol con agua tibia. Es importante que el agua los tape por completo. Dejamos reposar los garbanzos en el agua durante, al menos, 1 hora para que se les caiga la piel.
  2. Una vez transcurrido este tiempo, procedemos a preparar el hummus. Para ello, colamos los garbanzos para separarlos de la piel que se les desprendió y desechamos casi toda el agua (salvo una poca).
  3. A continuación, procedemos a triturar los garbanzos con ayuda de una batidora de mano.
  4. Aparte, machacamos bien los dientes de ajo fresco.
  5. Exprimimos medio limón y añadimos el jugo a los garbanzos. Ojo, el limón no debe ser muy grande.
  6. Incorporamos todos los ingredientes en el bol y volvemos a batir, a velocidad media, mientras añadimos apenas un poco de aceite de oliva.
  7. Una vez listo, comprobamos qué tal ha quedado de sabor y rectificamos la sazón, en caso de ser necesario. Decoramos y servimos.

Lee también: 9 usos de la harina de garbanzo, sana, nutritiva y sin gluten

¿Como preparar la tahini?

Ingredientes

  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de sésamo (30 g)
  • 1 cucharada de agua (15 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)

Preparación

  1. Enjuagamos el sésamo en abundante agua. Es muy importante que luego lo escurramos bien.
  2. En caso de que no esté tostados, será necesario llevarlo a tostar a una sartén caliente a fuego alto. (Es necesario tostar las semillas para que el sabor sea más intenso).
  3. Colocamos las semillas en un bol, luego añadimos el aceite de oliva, el agua y la pizca de sal y procedemos a batir todo. Repetimos este procedimiento hasta que las semillas se hayan convertido en una especie de pasta suave.

Ver también: Croquetas de garbanzos y queso

Cabe destacar que el secreto de esta preparación está en el uso moderado del aceite de oliva. Es decir, mientras menos aceite utilicemos, mejor. Ahora bien, en cuanto a la conservación del hummus, es necesario mantenerlo en un lugar refrigerado durante un máximo de 3 días. Al no contener conservantes, no conseguirá mantenerse en buen estado pasado ese tiempo.

Se puede preparar una variante picante con 2 o 3 cucharadas de pimiento picante en polvo o cayena. Hay quienes incluso le añaden una pizca de pimienta negra para reforzar el sabor, sin embargo, esto dependerá completamente de nuestras preferencias y del resultado que deseemos obtener.

El hummus de garbanzos nos brinda una excelente excusa para tomar un aperitivo sano y delicioso en cualquier momento del día. Vale la pena prepararlo en casa para poder disponer de él cada vez que queramos. Y es que, con la práctica, podremos conseguir que nuestra receta sea mejor que ninguna otra.

¡Para chuparse los dedos!

Te puede gustar