Receta de lasaña de camote

Maite Córdova 1 junio, 2018
La lasaña de camote o batata es una receta vegetariana deliciosa, nutritiva y muy fácil de elaborar en la que podemos incluir diferentes variaciones según nuestras preferencias

La lasaña de camote es una comida vegetariana muy nutritiva e, indiscutiblemente, suculenta. A diferencia de la lasaña hecha con pasta o berenjena, esta tiene un toque dulce que resulta muy agradable desde el primer bocado. Por ello, si no hemos probado aún ninguna preparación con camote, esta es una buena receta para comenzar.

¿No recuerdas qué es el camote? No te preocupes, este es otro de los nombres que recibe la patata dulce, batata o boniato. Se trata de una raíz tuberosa comestible, de dimensión mediana a grande, gruesas y alargadas, originaria de la zona central y sur del continente americano. Se ha encontrado que su cultivo más antiguo se localiza en lo que hoy en día se conoce como Perú. 

Por otra parte, este es un alimento que se consume principalmente en Puerto Rico, República Dominicana, México, y en varios países del cono sur: Argentina, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Chile y Brasil, debido a la facilidad de cultivo que tiene esta raíz y a su proliferación. No obstante, también se ha popularizado su consumo en España, Portugal y en varias zonas de Oceanía como Hawái y Nueva Zelanda.

El camote es un alimento que admite tanto preparaciones dulces como saladas, por ello también existen recetas de postres con esta raíz. Ciertamente, lo que más se valora es su aporte nutricional, ya que tiene un alto nivel de hierro y vitaminas B2, C y E. También es rico en provitamina A, polifenoles, y fibra.

Lasaña de camote clásica

La receta que vamos a compartirte a continuación es la clásica lasaña de camote. De esta manera podrás conocer la base y los tiempos de cocción clave para luego crear tus propias variantes. Luego, te adjuntamos la receta de la lasaña de camote con pesto, otra opción deliciosa que puedes probar si así lo deseas.

Pesto de albahaca para reducir el estrés y el nerviosismo

Ingredientes para 1 persona

  • 2 dientes de ajo fresco
  • 4 piezas de camote amarillo (200 g)
  • ½ vaso de crema para batir (100 g)
  • 1 cucharada de queso cheddar (20 g)
  • 1 cucharada de queso parmesano (20 g)
  • Sal y pimienta negra (al gusto)
  • ½ vaso de queso mezcla, para gratinar (100 g)
  • 1 cucharada de queso de cabra semicurado (20 g)
  • Opcional: una rama de albahaca o perejil fresco, hierbas francesas

Preparación

  1. Lava y pela completamente las piezas de camote y corta en láminas (no demasiado finas). Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180 ºC mientras preparas la crema.
  3. Corta el queso y el ajo en trozos pequeños.
  4. Para preparar la crema para la lasaña, pon a calentar en una olla, a fuego bajo, los trozos de queso y el ajo junto con los condimentos. Déjalos que se mezclen durante 5 minutos. Pasado este tiempo, remueve la mezcla y comprueba el sabor. Rectifica los condimentos si hace falta.
  5. Una vez hayan pasado los 5 minutos de cocción, apaga el fuego.
  6. Coloca las láminas de camote en un recipiente refractario y vierte la crema por encima. Debes hacer este procedimiento con cada capa. La dinámica es: una lámina de camote, un poco de crema, otra lámina de camote, crema y así sucesivamente.
  7. Lleva al horno durante 35 o 40 minutos. La superficie debe quedar dorada y el camote debe estar bien cocido. Para comprobar esto, introduce un palillo y observa si sale seco o húmedo; sabrás que está listo si el palillo sale con facilidad y ligeramente húmedo.
  8. Retira del horno y espolvorea una pizca de pimienta negra por encima. Recuerda que puedes añadir también un poco de albahaca, perejil o hierbas francesas.
  9. Sirve y disfruta. ¡Buen provecho!

Lasaña de camote con pesto

Ingredientes para el pesto

  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de piñones (100 g)
  • 3 tazas de albahaca fresca (100 g)
  • 2 barras de mantequilla con sal (100 g)
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado (60 g)

Ingredientes para la crema

  • 2 hojas de laurel
  • 1 cebolla mediana
  • Nuez moscada (al gusto)
  • 3 vasos de leche entera (600 ml)
  • ¾ taza de harina todo uso (100 g)
  • 2 barras de mantequilla con sal (100 g)
  • 2 vasos de caldo de verduras (400 ml)

Ingredientes para la lasaña

  • Una pizca de pimienta negra.
  • ½ vaso de queso ricotta (100 g)
  • 1 taza de queso parmesano (200 g)
  • 20 láminas para lasaña
  • 8 piezas de camote (500 g)

Preparación

  1. Corta la cebolla en trozos pequeños.
  2. Precalienta una sartén a fuego medio durante un minuto. Derrite dos barras de mantequilla y luego añade la cebolla junto con las hojas de laurel. Deja que se cocinen por unos 10 minutos.
  3. Agrega la harina, sin dejar de remover lentamente para que se mezcle bien con los demás ingredientes, e incorpora la leche.
  4. Baja el fuego y luego añade el caldo de verduras. No olvides remover la mezcla constantemente.
  5. Deja que se cueza todo durante 5 o 6 minutos más y procede a condimentar con sal, pimienta y la nuez moscada a tu gusto. Una vez hayas hecho esto, apaga el fuego y reserva.
  6. Aparte, licua las otras dos barras de mantequilla junto con la albahaca, los piñones, el queso parmesano y el ajo. Debes obtener una mezcla más o menos espesa, con una consistencia similar a la del puré. Una vez lista, sazona a tu gusto.
  7. Pon a precalentar el horno a 180 ºC.
  8. Engrasa un recipiente refractario con un poco de mantequilla y comienza a colocar las láminas de lasaña. Cubre con un poco de crema y pesto, luego coloca la lámina de batata y el queso parmesano.
  9. Reserva un poco de queso parmesano para decorar la lasaña de camote más tarde.
  10. En la capa superior, coloca el queso ricotta de manera uniforme y lleva al horno por 1 hora y media aproximadamente. Antes de retirar del horno, comprueba que la lasaña esté dorada y con burbujas.
  11. Deja enfriar a temperatura ambiente durante 5 minutos antes de servir.

La lasaña de camote es un plato realmente suculento que vale la pena preparar. Y es que la cocina vegetariana puede sorprendernos de muchas maneras (y todas ellas muy gratas). No lo pienses mucho y ¡anímate a darte ese gusto que tanto mereces!

Te puede gustar